Portada

2 MIL 341 HOMICIDIOS EN EL MES DE ABRIL

*Chihuahua y Quintana Roo se agregan a la violenta lista

*Lunes 5 con menos homicidios, 61; Domingo 25, con 115 asesinatos

*Baja California Sur no reportó ni una sola muerte violenta en el estado

*Según el conteo de las mismas autoridades, es de 80 ejecutados diarios, aunque hay algunas variantes

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

Ciudad de México.- Durante el pasado mes de abril, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registraron en el país 2 mil 341 homicidios dolosos, lo que equivale a una disminución del 13 por ciento, aproximadamente, en comparación con el mes de marzo cuando ocurrieron 2 mil 669 muertes violentas.

Nuevamente Guanajuato ocupó el primer sitio con 292 ejecuciones y por segundo mes consecutivo, Michoacán rebasó al Estado de México con 234 asesinatos, mientras que en la entidad mexiquense ocurrieron 188 crímenes.

Le siguió Jalisco, con 184; Baja California, 149; Chihuahua, que en los últimos meses de 2020 y los primeros de este año se mantuvo fuera de los primeros lugares considerados como violentos, de nueva cuenta figuró con un alto índice de homicidios dolosos: 116.

Ese aumanto, según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, obedece a que dicha entidad se ha convertido en campo de batalla de las organizaciones criminales Cártel Jalisco Nueva Generación y Cárteles Unidos, una conjunto de varios grupos criminales que se aliaron para hacerle frente al primero y apoderarse de la zona.

El territorio es considerado por los narcotraficantes como un terreno ideal para la elaboración de la droga sintética llamada Fentanilo y su traslado hacia la Unión Americana, dada su colindancia con Texas y Nuevo México, de ahí la encarnizada rivalidad entre los grupos delictivos.

El promedio diario de muertes en la República Mexicana, según el conteo de las mismas autoridades, es de 80 personas, aunque hay algunas variantes, como el lunes 5 de abril que se registraron solamente 61 muertes, a diferencia del domingo 25 que los asesinatos se dispararon hasta los 115, es decir casi el doble.

En la macabra danza de crímenes, le sigue Zacatecas con 95; la Ciudad de México, con 82 y Quintana Roo, que también había mantenido un índice bajo en crímenes violentos, se registraron 67 asesinatos.

De tal manera que los estados más violentos e inseguros, siguen siendo Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Baja California, Estado de México y ahora Chihuahua, sin dejar fuera a la ciudad capital de país y a la llamada “Perla del Caribe Mexicano”, Quintana Roo, donde la violencia tuvo una fuerte presencia en el pasado mes.

Tambiérn, como en los meses anteriores, los estados que menor número de críemenes registraron fueron los estados de Aguascalientes, con 5; Campeche, con 2 y por primera vez en varias meses, Baja California no reportó ningún homicidio doloso durante el mes de abril.

UN RECUENTO BREVE DE LOS CASOS MÁS SOBRESALIENTES

El jueves uno, el Cártel Jalisco Nueva Generación, que ha tomado compo suyo el poblado de Aguililla, en Micoacán, dejó un macabro mensaje con ocho cuerpos decapitados. Junto a los cadáveres se localizaron cartulinas con mensajes de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder de dicha organización, en los que asegura que volvió por su territorio.

Cabe hacer notar que “El Mencho”, pese a que su bastión lo mantiene en Jalisco, nació en el estado de Michoacán, precisamente en Agulilla, que ahora está convertido en santuario del Cártel de Sinaloa, asociado con otros grupos.

Ello dio pie a que el gobierno de Michoacán intensificara sus investigaciones, apoyado por autoridades federales, para esclarecer la ejecución de 27 sicarios del crimen organizado en el mismo municipio donde se registraron cruentos enfrentamientos armados entre el CJNG y Cárteles Unidos.

El viernes 2 siguieron laas masacres, pero ahora en Zacatecas y Baja California, donde asesinaron a 21 personas. En la primera entidad ejecutaron a 12 individuos en distintos puntos de la entidad, mientras que en Baja California se reportaron nueve crímenes, entre ellos el de dos mujeres, uno en Tijuana y otro en Ensenada.

Al día siguiente, en el fraccionamiento Valle Paraíso de la delegación de Santiago de Manzanillo, Colima, fueron asesinadas tres mujeres en el interior de su domicilio. Los primeros reportes indican que se trató de un problema por la venta de droga.

El domingo 4, un grupo armado incendió con bombas molotov una gasolinería en en el municipio de Santiago Tangamandapio, Michoacán. En el ataque se reportaron al menos ocho vehículos calcinados; entre ellos, dos camiones y una pipa.

En Oaxaca, tres policías municipales de San Pablo Coatlán, entre ellos una mujer, fueron muertos durante una emboscada cuando realizaban tareas preventivas en el tramo de su jurisdicción y la comunidad vecina, San Pedro Coatlán, en la región Sierra Sur.

Un comando armado sorprendió a los oficiales, causando la muerte del director de la Policía, José Carlos Sosa León y los elementos Abdías Cruz Díaz y Elizabeth Juárez Contreras.

El municipio de Mixtla de Altamirano, en Veracruz, fue el escenario de la dantazca escena donde se localizaron restos humanos abandonados en plena carretera. Más tarde se sabría que correspondían al alcalde priísta de Mixtla, Veracruz, Gonzalo Elías Zopiyactle Colohua. También se halló el cadáver de otro hombre que fue secuestrado el 31 de marzo.

El ex alcalde Zopiyactle Colohua, desaparecido tres días antes, era esposo de la actual candidata del PRI a la alcaldía de Mixtla, Francisca Morales.

El Observatorio para la Paz y el Desarrollo de la Sierra de Guerrero, informó que la noche del sábado 11 un grupo de la delincuencia organizada asesinó a Carlos Marqués Oyorzábal, campesino ecologista y comisario municipal del poblado Las Conchitas, municipio de San Miguel
Totolapan, Guerrero.

Entre el sábado 11 y domingo 12, el estado de Guanajuato sostuvo febril actividad en cuanto a hechos violentos, pues al menos se registró una decena de crímenes.

En la comunidad rural de Los Lobos, en Valle de Santiago, Guanajuato, elementos policíacos encontraron restos humanos de dos hombres. En Celaya fue asesinada una persona y lesionada otra durante un ataque armado en la colonia Insurgentes. En la comunidad rural de El Moro, en Yuriria, fue ultimado otro hombre. En Irapuato, en el poblado de El Tocotín, fueron halladas bolsas con restos de varios hombres y en la colonia Nuevo Amanecer, en León, fue acribillada una mujer.

En el municipio de Tepetongo, Zacatecas, en la primera semana del mes fueron asesinadas 32 personas, 12 de ellas en un enfrentamiento entre presuntos integrantes de los cárteles de Sinaloa y CJNG.

Las demás víctimas, entre mujeres y hombres, fueron resultado de hechos aislados en diferentes municipios de la entidad, aunque la mayoría fueron ligados a la delincuencia organizada. El aumento de los homicidios dolosos se aprecia en cifras del mismo SESNSP, que reportó que en el primer bimestre del año se incrementaron en un 117.3% en el estado.

De acuerdo con esas estadísticas, entre enero y febrero del 2020 se registraron 92 carpetas de investigación por ese delito con 127 víctimas, mientras que en el primer bimestre de este año, fueron 200 carpetas con 292 víctimas.

En tanto, los feroces ataques del CJNG al municipio de Aguililla no cesan, originando que al menos mil 500 personas abandonaran el poblado y se refugiaran en distintos puntos, entre ellos el albergue El Buen Samaritano en Apatzingán, Michoacán, encabezado por el padre Gregorio López Gerónimo.

Prácticamente, “El Mencho” no sólo ha tomado el municipio de Aguililla, sino los poblados El Charapo, La Bocanada, El Limoncito, Los Mojos y El Aguaje, así como El Colomo en Tepalcatepec, sin que las autoridades federales o estatales hayan podido controlar la situación.

Los delincuentes provocan balaceras, cobran derecho de piso, roban maquinaria, se apoderan de ranchos, viviendas y ganado, secuestran y cometen impunemente toda clase de atrocidades.

Debe acotarse que cuando el gobierno federal decidó retomar el control de la situación en Michoacán, desbloqueó los accesos a los poblados y trató de hacerles frente a los hampones, éstos respondieron con mayor
violencia y utilizaron drones para recontratacar a las fuerzas federales.

Ante la posibilidad de que los hicieran estallar y el riesgo de que la población civil resultara afectada, tuvieron que optar por la retirada, de tal suerte que los poblados siguen en manos del crimen organizado.

En el tramo Caborca-Sonoyta de la carretera México 2, en el norte de Sonora, fueron encontrados seis hombres maniatados, cinco de ellos ejecutados y uno que sobrevivió. El sobreviviente es originario de El Fuerte, Sinaloa.

La casa de la candidata de Morena en Zumpago de Neri, Guerrero, María Guadalupe Deloya Bello, fue tiroteada por varios sujetos que accionaron sus armas en repetidas ocasiones. María Guadalupe no se encontraba en el inmueble, había salido para una reunión en las oficinas de su instituto político.

Un enfrentamiento entre presuntos integrantes de dos grupos armados dejó un saldo de cinco presuntos gatilleros sin vida y la recuperación de una camioneta último modelo con reporte de haber sido robada en Tangamandapio, Michoacán. El ataque ocurrió cerca de la comunidad de Los Laureles.

Una balacera entre elementos de la AIC y civiles armados, en Tomelopitos, Guanajuato, dejó cuatro personas sin vida, entre ellos un policía ministerial. Los civiles fallecieron en el lugar, mientras que el agente investigador murió al momento que recibía atención médica.

En Tecate, Baja California, asesinaron a balazos a Luis Roberto Don Félix, candidato a regidor en Tecate, cuano se encontraba en el estacionamiento de un centro comercial, en la colonia Rancho San Francisco.

Tras ese crimen, cuatro candidatos a presidencias municipales de zonas de Tierra Caliente y Norte, en Guerrero, decidieron renunciar. Dijeron que habían sido amenazados de muerte por el crimen organizado.

Un grupo de hombres armados atacaron la Clamatería Zertuche, dedicada a la venta de bebidas alcohólicas, en el municipio de Ciudad Guadalupe, en Monterrey, dejando un saldo de cinco muertos y cuatro heridos.

En la sierra de Zongolica, Veracruz, tres personas fueron asesinadas. Sus familiares habían reportado su desaparición. Sus cuerpos fueron localizados en el tramo Chicompa-Ayojapa, cerca de un cementerio. Las víctimas eran originarias de Temaxcalapa. Fueron identificadas como el profesor José Luis “N” Jorge “N” y Luis Ángel “N”.

En Chiapas secuestraron a Lázaro Sánchez Gutiérrez y Victórico Gálvez Pérez, miembros del Centro de DH Frayba. Los activistas se trasladaban rumbo a la ciudad de Palenque. Hasta el momento se desconoce su paradero.

En Oaxaca Leonardo Díaz Cruz, padre de la diputada federal y presidenta de PAN, Natividad Díaz Jiménez, fue asesinado a balazos en el estacionamiento de un negocio de ferretería en la avenida Símbolos Patrios.

El hoy occiso también era padre de Leonardo Díaz Jiménez, actual presidente municipal de Ejutla de Crespo, en la Sierra Sur del estado, y candidato a la diputación local por el PAN en el distrito 21; así como de Carlos Armando Díaz Jiménez, candidato panista a presidente municipal de Ejutla de Crespo.

El miércoles 14, la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México, reportó que en lo que va del año se han registrado 19 feminicidios. Las investigaciones apuntan que en la mayoría de los casos los presuntos responsables son las parejas y ex parejas sentimentales.

El jueves 15, Roberto Hernández, mando de la Guardia Nacional, murió tras ser agredido a pedradas y palazos por un grupo de pobladores afines a una banda de talamontes en San Miguel Coatepec, Xalatlaco, donde opera La Familia Michoacana.

Los agentes habían detenido a dos talamontes que terminaron siendo rescatados por una enardecida turba que luego atacó a las uniformados.

El abogado penalista Miguel Galván, fue baleado cuando conducía su camioneta sobre Miguel Hidalgo y Reforma, en Polanco, al sur de la Ciuidad de México. Las autoridades investigan si el atentado podría estar relacionado con su actividad laboral.

El viernes 16, en León Guanajuato, fue ejecutado un agente de la Fiscalía General de la República afuera de su casa. Fue identificado por su gafete oficial como un elemento de la Unidad de Delitos de Alto Impacto.

En Playa del Carmen, Quintana Roo, fueron ejecutados tres sujetos y uno más herido de gravedad. Un solitario sujeto que dijo ser de mantenimiento llegó al lugar, en una obra en construcción de Ciudad Mayakoba. Repentinamente abrió fuego contra varuios de los trabajadores. Tres murieron en el lugar y un cuarto fue llevado de emergencia al hospital más cercano. En ek lugar se aseguró una bolsa con droga.

Con esas ejecuciones, según cifras oficiales, suman ya 39 homicidios dolosos perpetrados en los primeros tres meses y medio del 2021, en el el municipio de Solidaridad, gobernado por Laura Beristain Navarrete.

En la colonia Chapalita, en Guadalajara, Jalisco, se registró un enfrentamiento entre policías y civiles armados, cuando los uniformados atendían un reporte de personas privadas de la libertad. Durante las acciones murieron cuatro presuntos sicarios del CJNG y fueron detenidas 33 personas.

Según las autoridades, la balacera es un episodio más del clima de violencia que ha provocado el CJNG en la entidad, donde “El Mencho” mantiene su bastión.

Dicha organización está relacionada con el asesinato de un hermano del cantante Alfredo Olivas, en Zapopan, de su cuñada y su sobrino de cuatro años.

El martes 21 el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP), de acuerdo al Ranking 2020 de las 50 ciudades más violentas del mundo, al presentar su informe ubicó a la ciudad de Celaya como la más peligrosa del mundo.

Guanajauto quedó en segundo lugar; Tijuana, Baja California, tercero; Ciudad Juárez, Chiahuahua, cuarto; Ciudad Obregón, Sonora, quinto; Irapuato, Guanajuato, sexto; Ensenada, Baja California, séptimo y el octavo Uruapan, Michoacán.

José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano, dijo que México ya lleva 2 años como epicentro mundial de la violencia homicida y que no es casualidad, “en 2019 y 2020, se ha aplicado la peor política de control del crimen por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador», aseguró.

Sin embargo, para la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez los delitos de alto impacto fueron mínimos en el primer trimestre de este año, respecto al mismo lapso de 2020; “son las cifras más bajas en los últimos años”, afirmó.

Según sus estadísticas, el delito de homicidio doloso disminuyó el 4.6% y el feminicidio tuvo una baja entre enero y marzo de 2.4 por ciento respecto a 2020.

Al día siguiente de esas declaraciones, fue baleado Óscar Guillermo Ríos, director del Centro de Prevención y Reinserción Social de Valle de Santiago, en Guanajuato. En el lugar fue dejada una cartulina firmada por el CJNG.

En la Central de Abasto de Acapulco, varios individuos irrumpieron y tras rociar gasolina a los locales donde se vende pescado, frutas y ropa, les prendieron fuego. Otro grupo armado ingresó al mercado de artesanías de El Parazal. También quemaron varios negocios alefaños y otros negocios en el mercado de Caleta t en la colonia Bellavista, en la zona suburbana de Acapulco.

Los comerciantes dijeron que fue por negarse a pagar “derecho de piso”.

El sábado 24, fue asesinado en Tamaulipas Francisco Gerardo “Batata” Rocha Chávez, candidato del Partido Verde a la diputación local por el distrito. Su cuerpo fue encontrado con las manos atadas dentro de un vehículo Jetta color blanco.

Otra ejecución se dio el lunes 26, luego de que Jaime Chay Pérez, “El Colado”, fue secuestrado desde el miércoles 24. El cuerpo sin vida fue encontrado en una casa de seguridad en Cancún, Quintana Roo. Hay cinco detenidos. Los captores habían pedido 10 millones de pesos a por su liberación.

En torno al caso, corrió la versión de que se trató de un ajuste de cuentas, pues se dijo que la víctima había defraudado a un capo del narcotráfico con la venta millonaria de unos terrenos en El Cuyo, Yucatán.

Al menos ocho personas muertas, fue el saldo de un enfrentamiento entre grupos armados entre el 24 y 25 en la zona del ejido de Santa Rosalía, en Camargo, Tamaulipas. En el lugar se encontraron ocho vehículos calcinados con blindaje artesanal, de los llamados monstruos.

En Oaxaca, una balacera entre pobladores de las comunidades de la Sierra Sur dejó tres personas muertas y otra herida de bala. Ello a 48 horas de un primer choque armado en la región que dejó como saldo siete decesos y tres lesionados.

Paula Casas, esposa del regidor del PVEM, Miguel Alberto Cardiel Ledesma, fue asesinada el domingo pasado en Salvatierra, Guanajuato, por un grupo de hombres armados.

El martes 27, ante el acoso del CJNG con bloqueos carreteros y balaceras en diferentes municipios de la zona de Tierra Caliente de Michoacán, ciemtos de michoacanos decidieron huir de la violencia.

En opinión de sacerdotes de las diferentes iglesias de las comunidades, la nula respuesta del gobierno federal por someter al crimen organizado ha provocado un desplazamiento masivo de habitantes porque no se sienten seguros en su pueblo ni en su país.

La grave situación ha provocado el aumento de solicitud de cartas de recomendación al ayuntamiento y a las autoridades eclesiásticas, para comprobar su situación de desamparo y justificar su solicitud de ayuda y refugio al gobierno de los Estados Unidos.

Uno de los últimos casos que ha refrendado los dichos del ex embajador de los Estados Unidos en México, Christopher Landau, en el sentido de que en nuestro país no se ataca la delincuencia, “sino se deja pasar”, fue lo señalado por el pugilista Saúl «Canelo» Álvarez, quien dijo que prefiere vivir en los Estados Unidos, en la ciudad de San Diego, California, no sólo por negocios sino por la inseguridad que se vive
en México.

Dijo que le tocó vivir de primera mano el secuestro de uno de sus hermanos.

Precisó que el hecho ocurrió en 2018, previo a su enfrentamiento ante Rocky Fielding del 15 de diciembre. En plena preparación tuvo que ser él quien negoció con los secuestradores la liberación de su consanguíneo.

“Era un lunes antes de la pelea. En el teléfono negocié todo para que lo soltaran. Tres días negocié con los cabrones para que lo soltaran. Después, pensaba que si hubiera sido mi mamá, papá o hija, hubiera sido más difícil todavía”.

Remarcó que cuando fue a formular la denuncia correspondiente las autoridades se mostraron renuentes a escucharlo, “les dije que mi hermano estaba secuestrado y me contestaron que me había vuelto loco… ahí lo pensé que estaban metidos».

«Hay demasiadas inseguridades, por eso ya no estoy tanto en México. Hay mucha inseguridad para mí, y para mi familia mucho más… y el gobierno no se preocupa por eso, se preocupa por otras cosas más”, remató.

Finalmente, der acuerdo a cifras extraoficiales, suman ya 70 asesinatos de políticos vinculados al proceso electoral que inició en septiembre de 2020.

El 82% de las víctimas estaban ligadas a la competencia política en el ámbito municipal, pues 28 de los asesinados eran aspirantes, candidatos o precandidatos que buscaban un puesto de elección popular; 24 eran militantes de los partidos, dirigentes políticos o colaboradores, II familiares y siete autoridades electas.

Artículos Relacionados

¡GOBIERNA PARA LOS RICOS!

admin

RENÁN MIENTE A LOS MERIDANOS

Redaccion

¡NI A QUIÉN IRLE!

Redaccion

Deja un Comentario