Ejecutados Nacionales

2 MIL 663 EJECUTADOS EN AGOSTO, GUANAJUATO, EL MÁS VIOLENTO

*Bajaron los crímenes, dicen, sí, hubo 2 mil 663, 27 menos que en julio

*Guanajuato como siempre, a la cabeza, pese a detención de El Marro

STAFF SOL QUINTANA ROO/SOL YUCATÁN/LA OPINIÓN DE MÉXICO

Ciudad de México.- En dos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador han sido
asesinadas 74 mil 188 personas y en seis meses de emergencia sanitaria, fallecieron 64 mil 424 personas más; un total de 138 mil 346 muertes, tanto por la estrategia errónea en cuanto a materia de seguridad, como a la deficiente preparación para atender oportuna y adecuadamente la crisis causada por la pandemia del Covid 19.

Pese a las contundentes cifras, recopiladas por medio del mismo gobierno federal a través del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad y de la Secretaría de Salud, López Obrador, “con otros datos”, dijo al pueblo de México que ya pasó lo peor, que vamos bien y que lo más importante es acabar con la corrupción, como él lo
está haciendo desde el primer día de su mandato.

Empero, debe reconocerse que el pasado mes de agosto sí disminuyeron las ejecuciones, ya que solamente se registraron 2 mil 663, mientras que en julio hubo 2 mil 690, es decir que se registraron 27 muertes menos (ni siquiera el 1 por ciento),“lo que no significa que haya la misma tendencia, ya que los crímenes han disminuido”, dice el gobierno federal, aunque no señala que en junio se registraron 3 mil 26 ejecuciones.

No obstante, el negro panorama de violencia e inseguridad, el optimismo de la 4-T está desbordado.

El mismo día que fue detenido José Antonio Yepez Ortiz, “El Marro”, uno de los dos capos señalados como causantes de la ola de violencia que envuelve al estado de Guanajuato, López Obrador se apresuró a decir que con dicha captura, disminuirían los crímenes en la entidad, declaraciones a las que de inmediato se sumó su policía preferido Alfonso Durazo Montaño.

Ese día, se registraron en dicha entidad 19 muertes violentas y hasta la fecha, no ha habido un solo día en que no haya registrado una ejecución; el pasado mes hubo 327 crímenes.

También ese día fue uno de los más violentos para el país, con 104 asesinatos, cifra que sería superada el día 24 con 109 muertes.

El segundo nada honroso lugar en ejecuciones, lo ocupa, como en meses anteriores, el Estado de México, con 221; le sigue Michoacán, 193; Chihuaha, 172; Jalisco, 159 y Baja California, 142.

En el pasado mes de julio, Campeche fue el único estado donde no se registró ninguna muerte violenta, pero este mes sí registró 7 asesinatos, al igual que Baja California que se mantuvo en ceros hasta el miércoles 26.

La espiral de violencia indica que diariamente en el país son asesinadas entre 80 y 100 personas, lo que da un promedio mínimo de 2 mil 500 crímenes al mes, es decir 30 mil al año.

Entre los casos registrados figura el del periodista Pablo Morrugares Parraguirre, director de la plataforma digital PM Noticias, y de su escolta, asesinados el día primero en Iguala, Guerrero. Una de sus últimas notas fue referente al grupo crimal Los Tlacos, que se disputa el control del territorio con otros grupos delictivos.

El miércoles 5 fue victimado de un balazo en el cráneo, el ex periodista y catedrático en Michoacán, Luis Eduardo Ochoa Aguilar, ex corresponsal del periódico La Voz de Michoacán y profesor de la Universidad Interamericana para el Desarrollo.

Ese mismo día se registraron ataques a las bases de la Guardia Nacional y del Ejército en Michoacán: en la localidad de BuenavistaTomatlán y en Apatzingán.

El viernes 7 fueron emboscados y muertos dos agentes de Lagos de Moreno, Jalisco, Los agresores se llevaron a un tercero que hasta la fecha no aparece.

El sábado 8, en concordancia con lo declarado anteriormente por López Obrador y Durazo Montaño, el Cártel Jalisco Nueva Generación subió a las redes sociales un video en el que se congratulaba por la captura de El Marro y anunciaba el “fin de la guerra”, al tiempo que se comprometía a no meterse con la gente.

Ese día se registraron 13 narcoejecuciones en dicho estado, entre ellas siete hombres, cuyos cadáveres fueron abandonados en la comunidad El Fresno, cerca de la carretera Apaseo El Alto-Jerécuaro.

Los cuerpos estaban tirados en un campo de cultivo y tenían varios impactos de arma de fuego.

También ese día fueron ejecutados en Chilpancingo, Guerrero, el empresario Miguel Rodríguez y la ex regidora del sol azteca Nancy Soraya Cruz García. La pareja se encontraba en el bar The Dogs al que ingresaron varios sujetos armados y los acribillaron y en Chihuahua capital y Ciudad Juárez, ese mismo día fueron acribilladas ocho personas en presuntos actos del crimen organizado.

El domingo 9, a una semana de la detención de El Marro, sumaban ya 62 personas asesinadas, sobre todo en municipios del corredor industrial y del sur de la entidad. En la ciudad de León 22 personas murieron en ataques directos de hombres armados.

En Sinaloa, al menos ocho personas fueron asesinadas; cinco en el municipio de Culiacán, una en Mazatlán, una en Mocorito y otra en Guasave.

El martes 11 fue asesinado Luis Miranda Cardoso, padre del ex titular de SEDESOL, Luis Miranda Nava, uno de los hombres más cercanos al ex presidente Enrique Peña Nieto. El móvil, según las autoridades, fue el robo.

Arturo “N”, uno de los presuntos asesinos fue detenido dos días después y también dos días después, “se suicidó” en su celda, ahorcándose con su pantalón. El crimen no ha sido esclarecido satisfactoriamente.

En Tijuana hallaron 10 cuerpos enterrados y en tambos. Estudios forenses señalaron que no tenían más de 72 horas de haber sido abandonados en el lugar.

En la Ciudad de México, en el barrio de Tepito, fue asesinado Edgar Emilio Carrera Sánchez, hermano de la diputada federal, María Rósete Sánchez. Dos sujetos, a bordo de una moto, le dispararon desde la unidad en marcha. También resultaron heridas cuatro personas más.

En Navolato, Sinaloa, fue asesinado a balazos César Carrillo, presunto hijo de El Señor de los Cielos; en Cuernavaca, Morelos un ataque armado dejó como saldo seis muertos; en Tlaquepaque, Jalisco, en un laboratorio clandestino, fueron asesinadas tres personas. Una que se había salvado y era llevado en una ambulancia al hospital más cercano, fue rematada por los asesinos que se le atravesaron al vehículo de emergencia y lo ultimaron.

En Chihuahua, fueron “levantados· el director de seguridad de Guadalupe y Calvo, Samuel Olivas Retana, junto con una mujer, presumiblemente agente de la misma corporación. Sus cuerpos calcinados fueron encontrados en una camioneta en el kilómetro 28 de la carretera Puerto Justo-Parral, en los límites con Durango.

El lunes 24, se dio un ataque en Tamaulipas que dejó 9 muertos y un grave problema para López Obrador. Un video revela que uno de los civiles había quedado con vida y el mando militar ordenó: ¡mátalo!

Nadie quedó con vida.

Ahora la sociedad exige claridad en el asunto y culpan al Ejército de ejeuiones extrajudiciales. Hasta el momento el presidente López Obrador no se ha manifestado al respecto.

Así, no hubo uno solo de los 32 estados de la República donde no se registraran crímenes, ejecuciones, levantones, enfrentamientos, dando un rotundo mentis a las declaraciones oficiales que no se cansan de asegurar que la situación ha cambiado y que ahora hay paz, seguridad y tranquilidad.

Es más que obvio que nuestro país sigue inmerso en una vorágine sangrienta, sin que nada ni nadie, menos los gobiernos, puedan siquiera contenerla.

Artículos Relacionados

SI VIAJA A LA CDMX, TOME SUS PRECAUCIONES

Redaccion

CONTINÚA EL PAÍS TEÑIDO DE ROJO, 80 EJECUTADOS; BEBÉ RECIBE DISPARO EN LA CARA, EN VERACRUZ

admin

VIDEO: “DÉJAME PARAR”, POLICÍAS SOMETEN A ABUELITO EN PUEBLA

Redaccion

Deja un Comentario