Portada

ACOSTUMBRADO A DERROCHAR EL DINERO DE LOS YUCATECOS

*El gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, en diciembre de 2017 fue denunciado públicamente por facturar sus lujosas comidas y parrandas, con sus amigos cercanos, a nombre del Ayuntamiento de Mérida.

*Su administración la basa al puro estilo del quintanarroense Roberto Borge Angulo, con inmadurez política, social y económica, pero con toda la voluntad de tener fiestas cotidianas, aunque el estado se derrumbe.

*Como diputado local fue vasallo de Rolando Zapata Bello, quien paradójicamente fue su predecesor y a quien, hasta el momento, evitar investigar pese a haber sido uno de los grandes saqueadores de Yucatán.

STAFF SOL YUCATÁN

Mérida.- El poder en exceso se convierte dañino, hace que los seres humanos pierdan el piso, se encumbren en sí mismos, pero sobretodo inicien una serie de acciones que no sólo dañan a la imagen de un municipio o Estado, sino que lleva a los ciudadanos derechito a un precipicio del cual es difícil salir.

Exactamente, eso vive el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, quien en menos de una década ha logrado grandes éxitos en la política, mismos que lo han llevado a beberse todas las estrellas y comenzar a escupir fuego.

Vila Dosal está llevando una vida política idéntica a la realizada por el ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo. De excesos, alcohol, derroche del erario público, fraude y saqueo, hechos que los llevaron directo a la cárcel, donde hoy continúa preso.

Así es Mauricio Vila Dosal, un hombre acostumbrado a derrochar el dinero de los yucatecos, y una muestra total es que en diciembre de 2017, cuando fungía como presidente municipal de Mérida, fue denunciado públicamente por facturar sus lujosas comidas y parrandas, con sus amigos cercanos, a nombre de la Comuna meridana.

Sus administraciones las ha basado al puro estilo del ex gobernador quintanarroense, con prepotencia y arrogancia, con anuncios, pero sin obra real que mostrarle al pueblo yucateco, pero sí con toda la voluntad de tener fiestas cotidianas, aunque el estado se derrumbe.

Anteriormente, como diputado local (2015-2018) fue vasallo de Rolando Zapata Bello, quien paradójicamente fue su predecesor y a quien, hasta el momento, evitar investigar pese a haber sido uno de los grandes saqueadores de Yucatán.
En esa misma época, al llegar al Ayuntamiento evitó por completo –como lo está haciendo ahora- cuestionar a su antecesor, Renán Barrera Concha, con quien a final de su gestión se presume conformó varias empresas fantasmas con las cuales se saqueó el municipio.

Es de conocimiento público que Mauricio Vila Dosal lo mismo factura una cuenta millonaria por una comida que una botella de agua. Sus destinos favoritos, en la Ciudad de México siempre han sido los mismos: Estoril y Los Almendros.

Y hay que recordar que en antes de dejar el Ayuntamiento de Mérida, según se hizo viral y público, contrató a un franelero (de nombre Nicolás Aké) del estacionamiento de la presidencia municipal para crear una empresa fantasma.

Es decir, sería el socio mayoritario de la empresa Rémora Espectáculos y Representaciones, S.A. de C.V., a la que en 2017 le canalizaron recursos por más de 6 millones de pesos.

Ese acto fue denunciado ante la Fiscalía General de Justicia de Yucatán por el ex director del rastro, Santiago Alamilla Bazán, quien fue removido de su cargo en febrero de 2017 por denunciar las irregularidades.

Como se recordará, en su momento la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), dio a conocer que al menos 21 empresas facturaron servicios con montos que van de un millón y medio hasta 20 millones de pesos, a pesar de que no contaban con empleados, bienes o infraestructura, hechos que hasta el momento autoridad alguna a avalado o hecho comentario alguno.

Related posts

¡FRAUDE INMOBILIARIO!

Información

FICHA ROJA CONTRA CÓMPLICES PRÓFUGOS DE COLLADO

Información

AMLO Y SU ECONOMÍA MORAL; RECESIÓN Y DESEMPLEO

Información

Leave a Comment