Portada

COMISARÍAS DE UMÁN ABANDONADAS POR EL ALCALDE

*En dos ocasiones que ha sido presidente municipal, Freddy Ruz Guzmán se acercó a ellos para pedirles su voto, pero lo triste del asunto es que, ambas veces, les mintió y los dejó en la miseria en la que viven

*Los baches se vuelven cráteres y la oscuridad impera por las noches, pues prácticamente las calles carecen de alumbrado público; además, los servicios básicos como el agua y recolecta de basura son ineficientes

 

Redacción /Sol Yucatán

 

Umán. – El Alcalde de Umán ha dejado en el total abandono a las comisarías del municipio, sin importarle que muchos de esos pobladores, en su momento, le dieron su voto de confianza, esperanzados en que recibirían apoyos para su beneficio y del lugar donde viven.

Y es que, no sólo en una, sino en dos ocasiones, Freddy Ruz Guzmán se acercó a ellos para pedirles su voto, pero lo triste del asunto es que, ambas veces, el ahora Alcalde les mintió y luego les dio la espalda.

El municipio de Umán está conformado también por 17 comisarías, cuyos territorios son los más abandonados por las autoridades municipales, desde hace poco más de 5 años. Incluso, existe una que otra, como Dzibikak y Tanil, donde ningún tipo de apoyo llega, pues en las elecciones pasadas los pobladores decidieron ya no darle su voto de confianza al actual Alcalde, Freddy Ruz Guzmán, cuando se encontraba en su campaña de reelección.

Si en la cabecera municipal el abandono es notorio, la situación está mucho peor en las haciendas. Ahí los baches se vuelven cráteres y la oscuridad impera por las noches, pues prácticamente las calles carecen de alumbrado público; además, los servicios básicos como el agua y recolecta de basura son ineficientes.

Y es que, con la actual pandemia, las cosas se les ha complicado a los habitantes de tales sitios. Si cuando todo estaba normal, ahora que ha cambiado el ritmo de vida, la situación se torna más peligrosa.

Pobladores afirman que ninguna autoridad municipal se les acerca para preguntar si les hace falta algo, si todo está bien o simplemente para constatar el abandono que esas mismas autoridades han tenido para con ellos.

De hecho, el Alcalde de Umán, en el último informe de Gobierno que rindió, ni siquiera mencionó una sola obra en la que directamente se vean beneficiadas las comisarías. Es más, todos los apoyos que esas poblaciones reciben, el 90% de los casos provienen de instituciones civiles no gubernamentales, pero ni así siente un poco de obligación el Primer Edil en preocuparse por tales sitios y brindarles más y mejores oportunidades.

«Es un reto vivir en cada una de las comisarías de Umán. Es de admirar pensar que, a pesar de tener un Alcalde como el que tienen, la gente demuestra que sola puede salir adelante. Eso habla bien de los pobladores, pero es deber del Gobierno brindarles el apoyo que necesitan, pero un apoyo de verdad, no despensitas de $100, que en un par de días se les acaba todo», comentó Armando Durán, un joven activista umanense, quien él mismo ha palpado las necesidades de las comisarías de Umán.

Por desgracia, todos y cada uno de los habitantes de las 17 comisarías de la ciudad han sufrido las peores consecuencias de tener, a quienes se considera, el peor Alcalde desde hace más de dos décadas.

Abandonó cala los huesos

El Presidente Municipal actual, quien repite el cargo, se ha encargado puntualmente que en las poblaciones pertenecientes a la ciudad que representa, el abandono cale los huesos.

Así, imperan también las calles fragmentadas por los baches, que han ganado terreno a la infraestructura de dichas carreteras, también como no se les da la debida atención a los espacios públicos, los parques principales y lo que funciona como el centro de dichas poblaciones, todo esos se encuentran con las hierbas altas, provocando que las enfermedades causadas por los mosquitos que ahí se refugian aumenten a números realmente altos.

Además, la pandemia del Coronavirus llegó para acrecentar los retos de los habitantes. Por desgracia, los contagios van en aumento en estas poblaciones, debido a que la gente se ve en la necesidad de salir a buscar el sustento del día, muchos se quedaron sin trabajo y el Ayuntamiento les ha negado los apoyos que han solicitado para emprender un negocio, continuar con el que tenían o, simplemente, para darse un impulso y recuperar su economía.

La gente de la ciudad y sus comisarías, en especial, se atreven a solicitar apoyos al Ayuntamiento, ya que han observado que en la construcción del Mercado Municipal se destinarán $9 millones y se está cumpliendo al pie de la letra; entonces, los lleva a pensar a los habitantes de la ciudad «Del Paso» que las arcas públicas se encuentran estables como para brindar apoyos a la ciudadanía necesitada.

Sin embargo, reciben siempre la misma respuesta: «el Presidente de México ha recortado el apoyo a las ciudades y Umán es uno de los municipios afectados», parece que es una frase ensayada, pues todos los servidores públicos responden lo mismo.

«Si no les van a dar el apoyo que solicitan, por lo menos que atiendan las necesidades de infraestructura. Que les den mantenimiento a sus parques, mínimo que corten la hierba que ha crecido demasiado en las comisarías. Es una vergüenza que haya autoridades incompetentes en el municipio. Cómo va a ser posible que no tengan las herramientas para quitar la maleza alta. Se niegan a apoyar a la gente, no los atienden y, de encima, presumen una construcción de 9 millones de pesos, eso ya es mucho descaro», expresó el activista y también pasante de la licenciatura en Trabajo Social.

El pueblo habla

Los pobladores de las comisarías, opinan respecto al abandono que viven todos los días sus poblaciones:

«Nunca se asoma el Alcalde. Aquí, en Tanil, sólo vino para tomarse la foto con nosotros cuando llovió mucho, se supone que al abrir el refugio temporal nos iba a mandar apoyos, pero nada más nos dejó durmiendo en el piso y se fue para no regresar», señaló don Marcelino, vecino de la comisaría de Tanil.

«Los apoyos aquí en el pueblo (Tanil) nunca llegan, le preguntas al comisario y no dice nada, que no sabe qué pasó, como no va a saber qué pasó, si él es como el Alcalde aquí, ¡es el colmo!», expresó un hombre, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

Doña Tere, de Ticimul, indicó: «para ser sincera, el comisario está pendiente, pero los apoyos, a veces le da preferencia a sus allegados y familiares. No es siempre, pero sí hace eso».

«Ticimul está feo, las calles están llenas de huecos. Se supone que el Alcalde compuso la calle donde pasan las combis para Mérida, pero mira, ni dos meses han pasado y ya están peor que como estaban. No trabajan bien, sólo se roba el dinero. Si tuviera ganas de chambearle, viene y hace bien le chamba, no así a medias», puntualizó Carlos.

«Aquí, en Dzibikak, el Alcalde dejó de venir desde que perdió. Como le quitamos el apoyo cuando fue candidato otra vez, porque en la primera administración nos mintió, dijo que nos iban a llegar apoyos, que haría calles nuevas y todo, y como fue mentira, le retiramos el apoyo y en esta comisaría él perdió las elecciones pasadas. Desde eso no viene», dijo doña Caro, vecina de tal comisaría.

Comentaron también los habitantes de Dzibikak que, en diciembre del 2018, Freddy y su gente acudieron a la comisaría a pedir copias del INE a los más necesitados, prometiéndoles una super despensa para pasar las fechas decembrinas. Obviamente el Alcalde no les dio absolutamente nada, pero sí se quedó con las copias de dicha identificación oficial.

Lo anterior fue la gota que derramó el vaso y lo que motivó a los pobladores de dicha comisaría a retirarle el apoyo a Ruz Guzmán. A cambio recibieron el olvido de las autoridades.

«Yaxcopoil está descuidado, las autoridades no vienen. Sólo porque entre los vecinos y a veces gente de Umán que no está en ningún cargo público vienen a limpiar, es que se mantiene más o menos limpia la comisaría. De lo contrario esto ya pareciera monte. Freddy no se asoma para nada aquí, ni para la pandemia ha venido. Cuando vino gente aquí, cuando el Gobernador mandó las despensas, sólo así vino gente del Ayuntamiento. Después de eso, otra vez brillaron por su ausencia», declaró un habitante de la comisaría de Yaxcopoil, quien pidió permanecer en el anonimato.

Yaxcopoil es un pueblo ubicado a 15 kilómetros, aproximadamente, de la ciudad cabecera de Umán, donde lo único que mantiene vivo al sitio es la hacienda-museo, la cual es propiedad de un particular. Ese lugar turístico, que por cierto, las autoridades municipales han desaprovechado, atrae a pequeños números de visitantes, los cuales dan un poco de vida a la comisaría.

En «Yaxco», como se le dice con cariño, la cancha principal no sólo está sin color, también se encuentra agrietada, los aros de las canastas de basquetbol oxidados y uno ya está a punto de caerse, los tableros también están en muy mal estado. Ni qué decir del parque infantil, los juegos se observan recién retocados con pintura, pero ni eso oculta el mal estado en el que se encuentran.

En dicho parque, la hierba está comenzando a crecer, trayendo consigo un problema serio de moscos, no sólo para quienes frecuentan el lugar, ya que esos mosquitos se esparcen por toda la población. Este problema, el de la falta de aseo, se puede observar en todo el pueblo, pues alrededor de la cancha principal, el parque infantil y en las orillas de las calles, se ve hierba alta agravando aún más el problema de los mosquitos.

«Freddy Ruz, para mentir bien que sirve», expresan los lugareños. «Exceptuando las pocas veces que vino a Yaxcopoil, cuando estaba en campaña, ahora que es el Presidente no se ha asomado para nada», añadieron.

«Al igual que las otras 16 comisarías y el resto de Umán, a Freddy Ruz le vale lo que pasa o pueda pasar, lo peor es que casi no está ni en el Palacio Municipal. ¿No que Umán merece mucho más?», continuaron expresando los inconformes.

Así como Dzibikak, Tanil, Yaxcopoil y Ticimul, las otras comisarías sufren exactamente del mismo abandono, incluso aquellas que sí apoyaron al Alcalde en ambas campañas políticas.

Problemáticas

Las problemáticas prácticamente son las mismas. Infraestructura deficiente, servicios básicos escasos, falta de mantenimiento y aseo urbano, los apoyos no llegan con quien debe de ser ni cómo debe de ser, ni hablar de las calles sin luz, las cuales abundan en el municipio, incluyendo las comisarías y, así, podríamos escribir una larga lista.

Lo peor del caso es que el diputado por el VIII Distrito Local, Enrique Castillo Ruz, tampoco se ha dignado en acercarse a las comisarías de Umán y darse cuenta del abandono que el Alcalde ha propiciado en dichas poblaciones.

Es importante recalcar que este legislador yucateco también es umanense, pero ni así se preocupa por el bienestar de esos 17 pueblos donde él también caminó para pedir votos en el 2018.

La gente ya está harta de que únicamente se acerquen a ellos cuando son épocas electorales. Han prometido analizar bien su voto y tomar la mejor decisión, no dejarse llevar por un billete o una despensa, ni mucho menos por promesas que saben perfectamente que no se van a cumplir.

Los habitantes de las 17 comisarías de Umán, al parecer, han aprendido bien la lección y este 2021, año electoral, buscarán no repetir la misma historia. Quieren salir del abandono en el que se encuentra su comunidad y saben que, para ello, es importante tomar una buena decisión.

Al parecer tienen los ojos bien alertas, porque saben perfectamente que es la época en la que estos políticos se acercan a las poblaciones a querer bajarles el cielo, la luna y las estrellas, obviamente todo con un interés de tinte político. Ojalá que se mantengan firmes en la decisión de no tropezar otra vez con la misma piedra.

¡Vaya autoridades que tiene Umán! Por un lado, tenemos a un Alcalde que no le interesa el bienestar de sus comisarías y de la gente que ahí habita, hace a un lado la mirada para ignorar los problemas que él ha acrecentado en esas poblaciones; por otro lado, nos encontramos con servidores públicos municipales que siguen el ejemplo del Primer Edil y, lo peor, autoridades estatales que son originarias de Umán y tienen un cargo público importante que se olvidan de la ciudad que los vio crecer.

Artículos Relacionados

SE LE CAE LA MÁSCARA AL EXALCALDE DE TEKAX, JOSUÉ COUOH: NO HA DEVUELTO 200 MILLONES DE PESOS

Redaccion

VINCULA DEA A FÉLIX Y A BORGE CON EL CRIMEN ORGANIZADO

Redaccion

ACOSTA SOLÍS; LUJO, VIAJES Y DERROCHE

Redaccion

Deja un Comentario