Internacionales Narcotráfico

¿CÓMO SE TRASLADA LA FAYUCA? 

*El trasiego por carretera de mercancía “pirata” se realiza en caravanas y la encabezan los que pagan los sobornos son quienes notifican a las autoridades que atrás viene “el escarabajo” o “la hormiga”

*Para el transporte aéreo, un nutrido contingente de hombres y mujeres llegan en vuelos matutinos a Chetumal, Quintana Roo, con infinidad de maletas vacías que se llevan cargadas de fayuca

José Sánchez López/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México 

(Cuarta de siete partes)

Chetumal.- El trasiego por carretera de mercancía “pirata” se realiza en caravanas y la encabezan los que pagan los sobornos son quienes notifican a las autoridades que atrás viene “el escarabajo” o “la hormiga”, en alusión a los vehículos que llevan los artículos.

Para el transporte aéreo, un nutrido contingente de hombres y mujeres llegan en vuelos matutinos a Chetumal, Quintana Roo, capital del estado, con infinidad de maletas vacías. De ahí se trasladan a alguno de los puntos informales de cruce entre ambas naciones.

Esos mismos grupos regresan en vuelos nocturnos a la Ciudad de México, pero ya con las maletas llenas, todas con destino al populoso barrio bravo de Tepito de donde se distribuirán a diferentes rumbos de la ciudad capital.

Antes, cuando sólo eran uno o hasta cinco los jóvenes “que se iban al viaje”, llegaban hasta Chetumal para surtirse de mercancía, caminaban del Aeropuerto hasta el estadio de béisbol “Nachan Ka’an”, para tomar un taxi e ir a la comunidad de Subteniente López, para después cruzar al lado beliceño.

Actualmente, los grupos se conforman por decenas de personas, que llegan a cargar hasta cuatro maletas cada uno, pero ya su traslado no es a pie sino a bordo de vehículos particulares.

De acuerdo con versiones de los habitantes de la comunidad de Subteniente López, lo “menos peor” en la frontera es el “tráfico hormiga”, que se da principalmente por la falta de empleos y la actividad comercial de la zona.

“Aquí todos nos dedicamos a eso, hombres, mujeres y niños también. Es la única forma de ganar dinero. Hay días que los de la aduana se ponen pesados y nos quitan todo, salimos perdiendo porque hay que pagarle a la gente que viene a comprar, pero cuando nos dan chance hay que aprovechar”, dice uno de los habitantes de la localidad de Subteniente López, que todos los días cruza unas 10 veces la frontera con mercancía.

Una clase de “hormigas” llegan a pasan hasta mil pesos en artículos y obtienen una ganancia entre 50 y 120 pesos cada vez que pasan, aunque en temporada alta (vacaciones) señalan que han pasado hasta en 20 ocasiones.

Las mujeres son las encargadas de sacar la ropa, el whisky y tabaco, principalmente, después de empaquetarla en cajas cubiertas de bolsas de plástico, que avientan desde el puente al río.

Abajo del puente hay grupos de jóvenes que esperan recibir la mercancía, la sacan en motos y bicicletas, la llevan a resguardar a bodegas o casas de la localidad Subteniente López. Mientras esperan la mercancía, les llevan desayuno, comida, agua e incluso prenden fogatas para espantar los moscos y preparar comida de ser necesario. Se comunican mediante silbidos.

De allí resguardan la mercancía en las bodegas que se han establecido en la propia comunidad fronteriza y esperan a que vengan las personas a pie o unidades con mayor número de artículos.

Related posts

CONTINÚA BELICE CON 24 CONTAGIOS Y 18 RECUPERADOS POR COVID-19

Redaccion

NARCOTRÁFICO, PRESENTE

Redaccion

EL HOMICIDIO DE “EL PIRULÍ” CONMOCIONÓ AL MEDIO DEL ESPECTÁCULO

Redaccion

Leave a Comment