Portada

DENUNCIAN A LA FGE DE FALSIFICAR PRUEBAS PARA INCULPAR A PRESUNTO FEMINICIDA

Redacción/ Sol Yucatán

Merida.- Familiares del presunto feminicida José Alberto Parra Tax denunciaron la falsificación de pruebas realizada por la Fiscalía General del Estado (FGE), ya que “el verdadero asesino de Marcelina Pérez Patisthán fue liberado” por la propia dependencia.

Destacaron que son numerosas las incongruencias que prevalecen en la respectiva carpeta de investigación, las cuales demuestran la inocencia de Parra Tax, quien en días pasados fue sentenciado a 40 años de prisión, por el femicidio de la originaria de Chiapas, lamentable hecho ocurrido en agosto de 2018.

Lo peor de todo, la desinformación que prevalece en el expediente permitió que el Poder Judicial del Estado emitiera la respectiva sentencia, en la cual se le responsabilizó del crimen que no cometió, hace poco más de dos años.

“La juez María del Socorro Tamayo Aranda declaró culpable a mi hermano por ‘probabilidad’ de hechos y no porque haya pruebas en su contra”, aseguró su hermana.

Los denunciantes aseveraron que las anomalías se registraron desde el primer día de los hechos, y ante todas las arbitrariedades cometidas, sus abogados preparan la apelación de la sentencia de Parra Tax.

El día del crimen el acusado no se encontraba en la casa de la víctima. Le avisaron que había matado a su mujer y se dirigió a la casa, pero cuando llegó los elementos de la policía lo detuvieron y lo subieron a una camioneta,

Durante dos días no se supo nada de él, hasta que le notificaron a los familiares que es sospechoso del asesinato de su mujer  y sería consignado. Los familiares denuncian que fue torturado y querían obligarlo a firmar, pero Parra Tax nunca accedió.

Aunado a las anomalías cometidas durante la elaboración de la carpeta de investigación, la FGE los amenazó con dejarlo más tiempo en la cárcel si realizaban alguna manifestación o si se inconformaban por la sentencia que es de 60 años en prisión, aunque posteriormente la misma institución informó que es de 40 años.

“Mi hermano tiene pocas probabilidades de salir de la cárcel, a pesar que es inocente, pues las pruebas en su contra son a modo, es decir, son falsas, son inventadas”, acotó una de las afectadas.

Aseveró que “José Alberto fue un chivo expiatorio utilizado para frenar la presión social por los feminicidios ocurridos en el Estado y no acusan a las personas con bases o pruebas suficientes.

Expresó que las arbitrariedades que hay en contra del hoy sentenciado comenzaron el mismo día del crimen, el 23 de agosto de 2018, pues fue torturado para que se declarara culpable, pero se mantuvo firme al aseverar que es inocente.

Posteriormente, fue chantajeado al prometerle una sentencia menor si se declara culpable, pero como nunca aceptó tal condición, al final “inventaron pruebas, y finalmente fue sentenciado a 40 años de prisión”

Entre las arbitrariedades está que la FGE alteró la escena de crimen, pues se tienen fotografías de como estaba la casa de la hoy occisa el mero día y como quedó dos días después.

La hoy occisa tenía huellas de sangre en las uñas, pero al hacer las pruebas sanguíneas se corroboró que no son de su tipo, y mucho menos del hoy inculpado.

De igual forma, numerosos documentos fueron alterados, y durante las audiencias, nunca se permitió la asistencia de los familiares.

VER VIDEO EN: https://fb.watch/4Hm5ONNOTY/

Artículos Relacionados

DELINCUENTE DE CUELLO BLANCO BUSCA LA REELECCIÓN EN KANASÍN

Redaccion

NUEVOS MILLONARIOS EN EL AGEPRO  

Redaccion

ALCALDE DE TAHDZIÚ DESVÍA RECURSOS PÚBLICOS PARA PROMOCIONAR A SU ESPOSA

Redaccion

Deja un Comentario