Portada

DENUNCIAN PENALMENTE A RAMÍREZ MARÍN

* Previo a su inscripción como candidato a la Alcaldía de Mérida fue denunciado penalmente por la asociación ambiental Terra Peninsular,

ante el Cuarto Tribunal Administrativo de la Ciudad de México, por la venta ilegal de predios en dos reservas naturales de San Quintín, Baja California

*De forma paralela a esta investigación, la UIF, señaló que se prepara una denuncia contra Rosario Robles por la venta irregular de estos terrenos federales «, donde también está involucrado el senador con licencia.

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – Ante los actos de corrupción cometidos por el senador Jorge Carlos Ramírez Marín, cuando fungía como Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), nuevamente fue denunciado a sabiendas que su fuero está por terminar.

Mientras tanto, pretende limpiar su deteriora imagen, para lo cual empieza a cobrar los favores hechos a empresarios y representantes de organismos no gubernamentales, quienes se prestan a hablar de las «bondades» del ahora candidato a la Alcaldía de Mérida e, incluso, hasta firman convenio para apoyar a los meridanos, con programas de salud.

Ahora sí se puede decir que no hay ni a quién irle, pues tanto Renán Barrera Concha como Ramírez Marín pretenden ser alcaldes de Mérida, pero ambos tienen largas colas que le pisen.

Así, de no quedar reelecto Renán Barrera, con Jorge Carlos Ramírez Marín les irá peor a los meridanos, ya que en toda su trayectoria política no ha hecho nada por el pueblo, sino todo lo contrario, le preceden múltiples denuncias por abuso, desvío de recursos y hasta enriquecimiento ilícito, a costillas de miles de familias que hoy viven todo un calvario y están sumidas en la pobreza.

Previo a su inscripción como candidato a la Alcaldía de Mérida por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ramírez Marín fue denunciado penalmente ante el Décimo Cuarto Tribunal Administrativo de la Ciudad de México, por parte de los integrantes de la asociación ambiental Terra Peninsular.

En la querella se incluyó a ex los titulares de la Sedatu, Ramírez Marín y Rosario Robles Berlanga, por la presunta venta ilegal de predios en dos reservas naturales de la Bahía de San Quintín, Baja California.

La denuncia dio pie a una investigación por parte de las autoridades correspondientes contra ambos políticos, el primero quién busca la Alcaldía de Mérida por el PRI, en la próxima elección del 6 de junio, y contra Rosario Robles, detenida preventivamente en el penal de Santa Martha Acatitla, por el caso de la «Estafa Maestra».

Al mismo tiempo, la investigación inicia a unos días de que Ramírez Marín pierda su fuero como senador, pues gracias a su puesto no procedieron muchas de las denuncias interpuestas en su contra.

El director de Terra Peninsular, César Guerrero, afirmó que ambos funcionarios habrían firmado cerca de diez títulos de propiedad apócrifos, a nombre de nueve personas que fungieron como prestanombres, además de que se trata de propiedad privada, lo que convierte este ilícito en un delito ambiental, por ser una reserva con numerosas especies de flora y fauna en peligro de extinción.

Asimismo, explicó que se trata de al menos mil 600 hectáreas que comprenden las reservas naturales Monte Ceniza y Punta Mazo, ambas resguardadas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

De acuerdo con el expediente, Ramírez Marín y Rosario Robles Berlanga hicieron la venta irregular «a un precio ridículo (74 pesos el metro cuadrado) y que, en nuestro análisis jurídico, incluso algunos de los presuntos dueños que compraron son personas que ya fallecieron, es decir prestanombres, lo que conforma un proceso oculto y malicioso».

Aclaró que al momento «se tienen dos juicios de amparo y una demanda penal contra Robles y Marín, por ser quienes firmaron estos documentos de propiedad privada en beneficio de particulares».

De acuerdo con la denuncia, la Sedatu entregó los títulos de propiedad a nueve personas, específicamente a Francisco Sesma, Héctor Bojórquez, Miguel Valadez, Manuel Fernández, Guadalupe Díaz, Daniel Salazar, Everardo Vayón, Gerardo Rivera y Manuel Cota.

Con la firma de ambos ex titulares de la Sedatu, se dio por concluido el traspaso de esta área natural de mil 600 hectáreas, a pesar de que se trataba de propiedad privada.

«De entrada es un absurdo, es un abuso y es un robo, ya que estas eran tierras privadas, esto ya no era tierra de la nación; pero si estuviéramos hablando de terrenos nacionales y alguien les concede esos precios ridículos, entonces es un robo a la nación», aseguró César Guerrero.

Cabe señalar que, de forma paralela a esta investigación, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), señaló que se prepara una denuncia contra Rosario Robles «por la venta irregular de estos terrenos federales en Baja California», donde también está involucrado Ramírez Marín.

Desesperado por su imagen

En su desesperación por limpiar su imagen, el senador del PRI chantajea a empresarios y representantes de organismos no gubernamentales, para que hablen bien a su favor, como pago al favor que les brindó cuando era funcionario federal y legislador.

Incluso, el pasado 17 de marzo presidió el encuentro «Lecciones sobre los desastres y reducción de riesgos», convocada por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción de Riesgo de Desastres (UNDRR), donde habló del polémico caso de Guerrero, pero sin mencionar el millonario desvío de recursos que ordenó, cuya evidencia fue firmada por sus subalternos.

Sol Yucatán ya evidenció los casos de corrupción protagonizados por Ramírez Marín en Baja California, Ciudad de México, Guerrero, Quintana Roo y Yucatán, por lo que ahora busca a toda costa limpiar su imagen, así que prácticamente a diario envía un boletín de prensa, los cuales no tienen el éxito en medios de comunicación.

En los comunicados es evidente el empleo de su figura como senador para hacer campaña como candidato a la Alcaldía de la capital yucateca, pues sabe que está sólo en el proceso, ante la masiva fuga de priistas y a sabiendas que va a perder, pues sólo así le dieron la oportunidad de cumplir con su anhelado deseo de participar en la contienda.

En el webinar efectuado a mediados de marzo pasado, el aspirante a edil aseveró que «después de una crisis provocada por un desastre natural o una emergencia sanitaria, como la que se vive ahora, lo más importante es impulsar una reactivación económica efectiva que ayude a quienes resultaron afectados».

De acuerdo con el documento, «la ONU reconoció al político yucateco por su desempeño en la atención de las comunidades de Guerrero que fueron devastadas por los huracanes ‘Ingrid’ y ‘Manuel’, en 2013», pero en ningún momento se hizo mención de las denuncias que hay en su contra, al ordenar la entrega de viviendas de precaria calidad y muchas de ellas aún sin terminar.

«Una apuesta fue la reactivación económica para las personas que habían perdido su patrimonio, hacer que la gente volviera a tener ingresos y la primera decisión que se tomó es que todo se hiciera de trabajo local, con mano de obra local, por lo que se capacitó a los habitantes en distintas áreas como: albañilería, carpintería, soldadura y electricidad, entre otras», detalló el senador al recordar el trabajo realizado.

Durante su gestión como Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Ramírez Marín tuvo la responsabilidad de reconstruir, en algunos casos, comunidades que desaparecieron por completo, además de atender la emergencia humanitaria derivada del desastre natural.

En Guerrero, en 2013, la presencia de dos huracanes generó un desastre como nunca antes, pues la mayor parte de las comunidades se vieron severamente afectadas.

De tal manera, 81 municipios fueron declarados como zona de emergencia, pues los meteoros afectaron a 238 mil personas.

El director del área de Inclusión Social del Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional e Investigaciones (Unitar), Alex Mejía, reconoció la labor de Ramírez Marín en el desarrollo de estrategias para solucionar el impacto de los desastres naturales, lo que calificó como «un ejemplo de trabajo público».

Por ende, es notable que a Ramírez Marín le devuelven los favores que realizó como titular de Sedatu, así como legislador federal, con el objetivo de limpiar su imagen política, pero el esfuerzo es en vano, ya que son numerosas las denuncias que hay en su contra, las cuales aún no proceden debido a su fuero.

Apoyo a productores

De igual forma, Ramírez Marín presidió la instalación en Yucatán de la Intercontinental Chamber of Commerce (ICC), la cual permitiría a los productores locales exportar a Estados Unidos sin intermediarios, pero en la reunión sólo había grandes empresarios, vinculados con el PRI, pero ningún representante de las pequeñas y medianas iniciativas privadas, mucho menos gente de campo.

Lo anterior era de esperarse, pues recientemente Jorge Carlos Ramírez Marín promovió con todo la clínica de la Fundación Wilma Marín A.C., en donde se compromete a apoyar en materia de salud a las familias más vulnerables del Estado, proporcionando orientación médica, atención odontológica, oftalmológica y medicamentos, entre otros.

Sin embargo, tristemente es otro intento desesperado de Ramírez Marín por tratar de limpiar su imagen, pues sabe que está en puerta una contienda electoral.

En otras palabras, a Ramírez Marín no le interesa el pueblo, simplemente quiere sus votos para llegar a la Alcaldía y continuar viviendo y enriqueciéndose del Erario Público, como lo ha hecho desde hace años, en los cuales en ni un momento veló por la población, que fue quien lo puso ahí.

Artículos Relacionados

PROTEGE VILA A EX GOBERNADORES

admin

RENÁN ENRIQUECE A AMIGOS

Redaccion

CNDH SIMULA JUSTICIA

Redaccion

Deja un Comentario