Hoy Escribe Rafael Loret de Mola

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola/ Sol Yucatán 

*Trampas Mortales

*Aeropuerto: Bingo

Las carreteras son trampas mortales, sea por las vialidades inadecuadas, caducas y sin mantenimiento –sobre todo en cuanto hace a los señalamientos-, o por la aparición de retenes falsos o de bandas de asaltantes y/o secuestradores en puntos específicos, trazados de antemano con la complicidad de las autoridades, como igualmente se trazan las rutas para el narcotráfico basándose en el engaño de confiscar lo menos para aparentar lo más. Y, desde luego, no son pocos quienes reciben sus compensaciones en los días de aceleramiento de la corrupción; estos últimos del año.

Pareciera que funcionarios y mafias -¿o son lo mismo?-, tienen prisa, y mucha, para acrecentar sus enormes fortunas al calor de las complicidades mayores y con la anuencia o desinterés del titular del Ejecutivo que, con ello, busca generalizar su propia inclinación para no sentirse responsable lavándose las manos en cada mañanera, ensuciando en ocasiones a sus colaboradores y a la mayor parte de los gobernadores del país, con manos libres para ejercer el poder en beneficio propio y al calor de sus progenitores como en Nuevo León –en donde “El Bronco” duerme la siesta aún-, Jalisco, la tierra de Alfaro a donde no ha llegado todavía la luz, o Quintana Roo, el antiguo paraíso en el que ya se analiza la posibilidad de aprobar una iniciativa de ley para legalizar que se le corte la lengua a los críticos del ex mandatario prepotente, Roberto Borge –ya preso-, quien dejó tal legado a su sucesor, Carlos Joaquín González, nacido en Mérida por cierto y bastante peorcito que su predecesor en materia represiva.

Pero ninguno de los gobernadores en trance final o de reciente finiquito se ha enterado de la inevitable perentoriedad de sus mandatos y, por ende, del cese de su blindaje. ¿O habrán negociado, de antemano, con el poder federal para cobijarse bajo la impunidad dominante y sencillamente poder alejarse sin el menor agobio, como cuantos dejaron de ser gobernadores en años anteriores y se perdieron en alguna caverna –muy íntima- sin ser siquiera molestados con alguna auditoría?

A estas alturas cualquier versión es creíble y los hechos se encargan de confirmarlas casi de inmediato. Por ejemplo, ¿cómo es posible que el ex gobernador de Sonora, el ladrón y negligente Guillermo Padrés Elías, panista para más señas, caminara por las calles, sin el menor reclamo a pesar de las evidencias en su contra, hasta su aprehensión el 10 de noviembre de 2016 y ahora pretenda dejar las rejas a estilo de la “novia de Chucky”, esto es con el aval superior movido por los chantajes subterráneos? Ni qué decir del represor campechano Fernando Ortega Barnés, del latifundista urbano Rodrigo Medina de la Cruz, del asesino Ángel Aguirre Rivero y del michoacano narco Fausto Vallejo Figueroa, todos ellos metidos en un berenjenal de mentiras, salidas en falso y audaces desplantes contra la ley y aquellos que fueron sus gobernados durante el periodo reciente cargada la mano desde la unción en el foro nacional del presidente de la República.

Y nos falta nombrar a decenas más de ladrones, represores y asesinos.

La Anécdota

No es fácil de entender la sombra que rodea al escenario político salvo si concluimos que los días oscuros del reinado del mal, acaso desde la gestión del representante del inframundo en la tierra, Carlos Salinas, continuaron en este 2020 agónico, el de la maldita pandemia, sin que pueda vislumbrarse algún alivio para el ansiado año nuevo. No quiero ser aguafiestas, pero, como crítico que soy, debo apuntar hacia los hechos corroborados como la crisis económica que se avecina con el precio del petróleo tambaleante y sin producción suficiente pese a los yacimientos encontrados por la costa de Tabasco –de la refinería Dos Bocas mejor no hablamos por ahora aunque es campeona en inundaciones- y el peso mexicano sin estabilidad en un va y viene en el límite de veinte por un solo dólar.

Comenzamos a observarlo así, como en otros años aciagos e inolvidables por su dureza, mientras el gobierno brinda por un sinfín de realizaciones ocultas o miserablemente enlistadas para confundir a una comunidad que apenas se asoma a las falsedades del régimen en plena batahola de ultrajes. ¿El aeropuerto defeño, en zona militar, ideado para servir a los extranjeros y al ocho por ciento de los mexicanos? Y no hablemos de los ferrocarriles de alta velocidad –ya se habla de construir otro hacia Toluca sin aprovechar la estructura abandonada- por los cuales cobraron sus comisiones las hermanitas Peña Nieto, Verónica y Ana Cecilia, aunque no se haya avanzado salvo en la deforestación del histórico Monte de las Cruces, acaso otro negocio lateral. ¿No se han fijado?

Artículos Relacionados

DEL ABSURDO: No somos iguales…somos más corruptos

Redaccion

DESAFÍO

admin

AMLO, UN ENFERMO DE PODER

Redaccion

Deja un Comentario