Portada

DOS DEPORTISTAS MUERTOS HA DEJADO NEGLIGENCIA DE RENÁN BARRERA

*El domingo, un joven murió aplastado por una portería en mal estado, en la cancha de fútbol del fraccionamiento Juan Pablo II. En junio del 2019, en la cancha de la colonia Maya, otro muchacho sufrió una descarga eléctrica fulminante, al apoyarse en un poste

 

*En el parque Ejército Mexicano, un niño de 3 años también sufrió una descarga eléctrica, pero por suerte sobrevivió. Renán en ningún momento ha aceptado su responsabilidad por dejar los espacios públicos en pésimo estado

 

Redacción/Sol Yucatán

 

Mérida. – En total son dos jóvenes los que ya han perdido la vida por culpa de la negligencia del Ayuntamiento de Mérida y del Alcalde Renán Barrera Concha, ante el mal estado que guardan los parques de la ciudad, pues la víspera de este domingo un menor de 17 años murió de manera trágica al caerle encima una portería en mal estado en la cancha de fútbol del fraccionamiento Juan Pablo II.

Esta no es la primera muerte que se registra, ya que en junio del 2019 un joven de unos 18 años, Alejandro Vázquez Góngora, jugaba la «reta» en la canchita de fútbol rápido de la colonia Maya y justo a punto de terminar el partido el balón salió de la cancha y el joven fue a buscarlo.

Para su mala suerte se apoyó en un poste del alumbrado público y recibió una descarga eléctrica que lo dejó pegado a la infraestructura municipal y falleció electrocutado; luego el Alcalde Barrera Concha intentó tapar dicha muerte alegando que se trató de broncoaspiración, es decir, que el joven se atragantó.

En lo que corresponde al caso de Juan Pablo II, esta es la segunda muerte atribuible al mal estado de la infraestructura pública municipal.

Tanto en el primer caso, como en este  segundo trágico hecho, el Alcalde Renán Barrera Concha no ha emitido postura y la pregunta es: ¿cuántos muertos más van a haber?

Este domingo, el menor de 17 años que se encontraba jugando en la cancha de fútbol del Campo Deportivo del Fraccionamiento Juan Pablo II,  sección Flamboyanes, estaba jugando fútbol con su tío Fernando Brogam P., de 43 años.

El chico, en lo que jugaba balompié  se colgó de la portería que solo estaba asentada sobre el césped, esta le cayó encima y al parecer le pegó en la cabeza, ocasionándole la muerte en el lugar de los hechos.

Los paramédicos de la Policía Estatal certificaron el deceso en el lugar de los hechos.

A la vista se encuentra la negligencia y la irresponsabilidad del Ayuntamiento de Mérida y del Alcalde, pues no sólo suman 2 jóvenes muertos en los parques y jardines a cargo de la municipalidad; de la misma manera, en el mes de agosto del 2019 un menor de 3 años recibió fuerte descarga eléctrica en el parque Ejército Mexicano, a un costado del fraccionamiento El Roble.

El Ayuntamiento jamás se hizo cargo de los gastos médicos derivados de la descarga eléctrica que sufrió el pequeño de 3 años de edad, asimismo negaron en todo momento que la instalación pública municipal presentará desperfectos, tal como lo hicieron con el caso del joven que perdió la vida electrocutado.

Artículos Relacionados

MIL 200 MDD SAQUEADOS POR LA MAFIA RUMANA DE CAJEROS AUTOMÁTICOS EN MÉXICO

Redaccion

PSIQUIÁTRICO: CENTRO DEL TERROR

Redaccion

REPRUEBAN EXPERIMENTOS HUMANOS CON FÁRMACOS EN EL PSIQUIÁTRICO 

Redaccion

Deja un Comentario