Nacionales

EL ASESINATO DE KENNEDY

PARTE 1.1

STAFF SOL YUCATÁN

Ciudad de México.- Son tantas las versiones sobre el atentado del Presidente de los Estados Unidos de AméricaJohn F. Kennedy, perpetrado hace 55 años, que es difícil creer que la única versión comprobable sigue siendo la ofrecida por la Comisión Warren: el magnicida fue Lee Harvey Oswald, cuya progenitora fue advertida oportunamente que “el niño problema representaba un gran peligro para su familia y la sociedad y que era urgente la atención siquiátrica para intentar la recuperación”.

La señora nunca atendió la recomendación profesional. Su vástago se perdió en ideas extrañas y hostiles. Fue expulsado de muchas escuelas, se casó posteriormente con una bella rusa, compró por correo un fusil con mira telescópica y un revólver, practicó tiro al blanco durante meses y disparó en abril de 1963, con el rifle, contra un general—Edwin A. Walker—a quien comparaba con Hitler, pero la mira estaba desajustada y el militar se salvó.

Obsesionado en desquitarse de la vida, Lee ajustó la mira y el 22 de noviembre, a poco más de nueve meses de la gratuita y fallida agresión contra Walker, abatió a tiros a John F. Kennedy desde el sexto piso de un depósito de libros en Dallas, Texas.

A partir de ese día negro se desataron las versiones, en su mayoría prendidas con alfileres sobre datos endebles pero considerados “lógicos”, como las numerosas teorías sobre conspiraciones, involucramiento de gobiernos extranjeros en el asesinato, complicidades, intereses turbios.

Son demasiados los autores de comentarios, reportajes, crónicas, libros, películas, documentales, etcétera, pero ninguno ha logrado derruir la versión oficial de la Comisión Warren, basada en el detenido examen de la información entregada por el FBI, (cinco volúmenes), y otros organismos de investigación federal y estatal, así como el testimonio orao o escrito de 552 individuos. El informe se entregó el 24 de septiembre de 1964.

La editorial Novaro encargó a Javier Ortiz Monasterio traducir y condensar el Informe de la Comisión Warren (888 páginas), “libro apasionante de una precisión extraordinaria y de una objetividad a toda prueba. Para millones de personas interesadas en conocer el resultado exacto de las investigaciones sobre el asesinato del popularísimo presidente Kennedy, fue destinado el Informe Warren, como contribución a difundir en el mundo la verdad sobre las circunstancias de uno de los hechos que más sacudieron a la opinión mundial”, expresó oportunamente el traductor.

Y comentó en el libro en español que “Robert Oswald—hermano de Lee—afirmó ante la Comisión, el 21 de febrero de 1964 que en enero del mismo año, Marina (esposa rusa de Lee) le había contado que su esposo había estado a punto de matar al antiguo Vicepresidente de los Estados Unidos, Richard M. Nixon”. Marina no había hablado de ello a la Comisión cuando dio testimonio en febrero.

Ella afirmó que poco antes de partir de Dallas a Nueva Orleáns, Oswald terminó un día de leer el periódico de la mañana, se vistió bien y tomó una pistola. Marina le preguntó a dónde iba. El respondió que Nixon iba a llegar y que quería verlo. Marina le recordó que después del atentado contra Walker, le había prometido no recomenzar nunca. “Lo llamé al baño y cerré la puerta y quería yo impedirle salir y entonces comencé a llorar. Y le dije que no lo hiciera y que me lo había prometido. Recuerdo que lo detuve. Forcejeamos unos minutos, y al fin, él se tranquilizó”…agregó.

La Comisión preguntó a Marina si creía que podía haberse equivocado acerca de la persona a la que su esposo había amenazado; ella respondió que estaba segura que era Nixon. Más tarde, Marina se mostró vacilante en su testimonio y dijo que su esposo sólo había mencionado una vez el nombre de Nixon. Era posible que Marina Oswald se hubiera equivocado y que Lee se refiriera al vicepresidente Johnson. Y dado que no había otras pruebas de que Oswald hubiera tenido la intención de matar a alguien en esa ocasión, la Comisión no tomó en cuenta ese testimonio de Marina en su dictamen sobre el asesinato del Presidente Kennedy.

Tal vez se equivocó Marina en el nombre, pero no en el hecho de que Lee Harvey Oswald estaba obsesionado en dar muerte a alguien con un revólver, tampoco se retractó la señora de lo que ocurrió en el baño, del llanto y del forcejeo para evitar que el tipo saliera armado para agredir.

Marina no desmintió nunca la recomendación de un siquiatra, durante la infancia de Lee, quien recomendó oficialmente a la madre del muchacho que lo internara en una clínica para atención urgente, para intentar una recuperación que se adivinaba difícil. La mujer siempre se negó a reconocer la realidad y nunca llevó siquiera a Lee para una primera consulta ante otros profesionales de la siquiatría.

Por coincidencia, tras el magnicidio, el fiscal Jim Garrison se enteró de muchos detalles y se obsesionó de manera enfermiza con el asunto, al grado de creerse capaz de “descubrir el complot” en el asesinato de Kennedy. En aquellos tiempos pocos sabían que Garrison fue rechazado en el Ejército por otros problemas siquiátricos o sicológicos.

No se dio por enterado Garrison que desde sus años escolares, Lee demostró enorme aversión contra la autoridad, viniese de donde llegase, incluida su madre, a su padre no lo conoció. Lee tuvo varios hermanos, uno de los cuales dijo mucho tiempo después del asesinato célebre, que “Lee y sólo Lee había disparado contra el Presidente John F. Kennedy, simplemente para darse a conocer”.

Jim Garrison hacía caso omiso de que el francotirador saltaba muchas reglas de convivencia y no tuvo muchas amigas y menos novias, que apenas sí tenía relaciones sexuales con Marina, a quien conquistó en Rusia, en uno de tantos arranques extraños que tuvo Lee en su relativamente corta existencia. Y que supuestamente por motivos políticos, renunció el norteamericano a su nacionalidad y se fue al otro lado del mundo, luego de tener graves problemas en su pequeño entorno social.

Obviamente, no le convenció del todo la existencia en Rusia y regresó con su mujer, hermosa rubia de ojos azules.

Related posts

PUERTO MORELOS, EN RETROCESO

Información

IMPARABLE LA VIOLENCIA 43 EJECUTADOS; ENFRENTAMIENTO DEJA 7 MUERTOS EN TAMAULIPAS

Información

EJECUTAN A 5 EN BAR DE GUANAJUATO

Información

Leave a Comment