Nacionales

EL CÁRTEL DE LOS BELTRÁN LEYVA Y “EL BOTAS BLANCAS”

*Luego de la muerte de a Beltrán Leyva y la detención de sus integrantes, Clara Elena Laborín Archuleta, quien es la que lidera la organización, pero ya sin la fuerza que tuvieron en su momento

SOL QUINTANA ROO/SOL YUCATÁN/LA OPINIÓN DE MÉXICO

(Cuarta y última parte)

Ciudad de México.- Como autor de la muerte de un policía federal y el hijo del “Chapo” Guzmán fue señalado Arturo Beltrán Leyva, “El Botas Blancas”, apodado así por las elegantes botas de avestruz puntales que solìa vestir o también “El Barbas”, ya que acostumbraba dejarse la barba de candado que se arreglaba con extremo cuidado.

Arturo nació el 21 de septiembre de 1961. Era el encargado de las plazas de Sonora, Guerrero, Chiapas y Monterrey, además de que recibía grandes cargamentos de cocaína de Colombia, pero siempre rindiendo cuentas al Chapo”.

Un año y siete meses después, luego de trabajos de investigación de las autoridades, con los aportes del “Chapo” Guzmán, elementos de las Fuerzas Armada irrumpieron en una fiesta, en un poblado cercano a Tepoztlán, Morelos, en la que se encontraban Arturo y Édgar Valdés Villarreal.

Ambos lograron escapar luego de una fuerte balacera en la que murieron tres gatilleros. Otros once fueron detenidos junto con 24 prostitutas, además de los integrantes de los grupos norteños, Los Cadetes de Linares y Los Bravos del Norte, incluidos sus directores, Guadalupe Fidencio Tijerina y Ramón Ayala Garza.

Los músicos fueron arraigados por algún tiempo y se les liberó hasta que las autoridades comprobaron que no estaban vinculados con los Beltrán.

Cinco días después del primer operativo, el 16 de diciembre de 2009, infantes de Marina siguieron su rastro hasta el edificio residencial “Altitude”, a un costado del centro de Cuernavaca.

Centenares de marinos, movilizados por tierra y aire, rodearon el edificio, desalojando a los moradores de las residencias contiguas en donde se encontraba Arturo.

Al ser descubiertos fueron recibidos a tiros. La intensa balacera se prolongó casi hora y media, tiempo en el que Arturo llamó a Valdés Villarreal, pidiéndole refuerzos a lo que “La Barbie” le contestó que no alcanzaba a llegar, por lo que sería mejor que se entregara.

Arturo respondió que sólo muerto lo detendrían.

Finalmente, se impusieron los marinos y abatieron a Arturo y a cuatro de sus guardaespaldas, logrando la detención de 11 integrantes de la organización criminal.

Durante el enfrentamiento dos marinos resultaron heridos y uno muerto.

A algunos fotógrafos se les permitió hacer tomas del cadáver de Arturo Beltrán Leyva.

Las gráficas revelaron que “El Botas Blancas” había sido desnudado casi por completo. Tenía los pantalones a la altura de las rodillas.  Yacía en un charco de sangre y su cuerpo estaba tapizado con dólares ensangrentados.

El presidente Felipe Calderón Hinojosa declaró entonces, que la muerte de Arturo Beltrán había sido un golpe contundente a una de las organizaciones criminales más peligrosas y destacó el desempeño del marino Melquisedec Angulo Córdova, quien presuntamente había abatido a Arturo Beltrán, aunque también pereció durante el enfrentamiento.

El 22 de diciembre, durante el velorio de Melquisedec Angulo, en Paraíso, Tabasco, los familiares hablaron de la valentía y el orgullo que tenían por él.

Se llevó a cabo el sepelio y esa misma noche, un grupo de sicarios irrumpió violentamente en la vivienda y mataron a la madre, a una tía y a dos hermanos del occiso.

Los Beltrán habían cobrado venganza por la muerte de su líder.

Ese mismo mes, el día 30, nuevamente infantes de la Marina Armada de México capturaron a Carlos Beltrán Levya, quien de hecho no jugó un papel relevante en la organización y en agosto de 2010 también fue aprehendido Edgar Valdez Villarreal «La Barbie».

Con ello, aparentemente había sido exterminado el Cártel de los Beltrán, pero aún quedaba Jesús Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito”, hijo del “Mochomo” y sobrino del “Chapo” Guzmán.

Este, sin la experiencia de su padre ni de sus tíos, fue detenido en diciembre de 2016 y actualmente se encuentra preso en el Reclusorio Metropolitano de Puente Grande, en Jalisco.

Ahora, a juicio de las autoridades antidrogas, es una mujer la que está al frente de lo que queda del Cártel de los Beltrán, se trata de la viuda de Héctor, “El H”, Clara Elena Laborín Archuleta, quien es la que lidera la organización, pero ya sin la fuerza que tuvieron los Beltrán Leyva.

Related posts

LOS DETIENEN TRAS OCULTAR 500 MIL PESOS EN EFECTIVO EN EDOMEX

admin

EN PLENA PANDEMIA: 85 EJECUCIONES EN TODO EL PAÍS, EN JUEVES; 15 ASESINATOS EN GUANAJUATO

Redaccion

EL ASESINATO DE KENNEDY

admin

Leave a Comment