Portada

FRACASAN PROGRAMAS DEL GOBIERNO: SUMAN 145 DEFUNCIONES POR ACCIDENTES VIALES EN YUCATÁN

Redacción/Sol Yucatán

 

Mérida. – El fracaso de los programas de vialidad y de prevención de accidentes que desarrolla el Gobierno del Estado provocó en 2020 la incidencia 125 siniestros viales, que costó la vida de 145 personas, y cuya mayoría de los casos fueron los motociclistas, y en menor medida fueron los ciclistas.

Incluso, durante el año pasado, los taxis urbanos y foráneos se convirtieron en los vehículos de transporte público de pasajeros más letales, seguido del autobús, el mototaxi y el colectivo.

Durante 2020, la problemática es 25 por ciento inferior con respecto al año anterior, aproximadamente, pero es notable, tomando en cuenta las diversas actividades realizadas ante la contingencia por COVID-19 y gran parte de los tres casos ocurrieron en marzo y diciembre pasado.

Asimismo, poco más del 60 por ciento de los accidentes ocurrieron durante la nueva normalidad y la puesta en funcionamiento de la Ola 1 de Reapertura Económica del Estado.

En este lapso de tiempo, los motociclistas representaron el grupo de mayor número de víctimas, seguido de los pasajeros o acompañantes, ambos con poco más de la mitad de los occisos, y en menor medida están los conductores y los peatones, cerca del 30 porcentual.

De acuerdo con la información proporcionada por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), en la Entidad es notable la disminución de accidentes de tránsito, en comparación con el año anterior, debido a la contingencia establecida por el COVID-19.

Específicamente, la interrupción temporal de la actividad escolar, laboral y recreativa, así como la movilidad en el espacio público provocó una disminución de los hechos de tránsito y en el número de lesionados, pero fue imperceptible en el caso de los siniestros viales ocurridos en las calles y las avenidas, así como en las carreteras estatales y federales del Estado.

Sin embargo, con el establecimiento de la nueva normalidad, el número de accidentes de tránsito aumenta de manera considerable, fenómeno que fue más notable en diciembre, y mayo fue el mes con menos incidentes.

De enero a diciembre del año pasado, en la Entidad se registraron 125 trágicos accidentes, en la mayoría de los casos, provocados por conductores de vehículos particulares.

A lo largo de estos 12 meses, fueron 145 los fallecidos en hechos viales, quienes fenecieron en el lugar de los hechos, en el trayecto al hospital o clínica, así como en el interior del nosocomio, debido a las lesiones sufridas.

Del total de defunciones por accidentes de transporte ocurridas hasta el momento, 119 son hombres, el 82.1 por ciento, así como 26 mujeres, el 17.9 porcentual.

Asimismo, del universo de occisos, 49 eran motociclistas, el 33.8 por ciento; así como 31 pasajeros o acompañantes, el 21.4 por ciento, es decir, en ambos está el 55.2 por ciento de los fallecimientos ocurridos en siniestros viales.

De igual forma, hay 22 peatones, el 15.2 por ciento; igual número de conductores, y 21 ciclistas fenecieron, el 14.5 porcentual.

Con base a los datos proporcionados, 24 personas perdieron la vida en siniestros viales ocurridos en calles y avenidas de Mérida, así como en el Anillo Periférico de la ciudad capital.

De mismo modo, cuatro fueron en Tizimín, tres en Kanasín, dos en Motul, y con sólo uno está Dzilam González, Izamal, Mama, Mayapán, Progreso, Umán y Yaxcabá, respectivamente, y el resto, en diversas carreteras de Yucatán, tanto estatales como federales.

Tan sólo en enero fueron 11 los siniestros viales; 12 en febrero, 17 en marzo, seis en abril, tres en mayo, 11 en junio, siete en julio y nueve en agosto, siete en septiembre. 13 en octubre, 10 en noviembre y 19 en diciembre.

En el primer trimestre del año fueron 40 los trágicos hechos de tránsito, el 32 por ciento, así como nueve siniestros viales durante los dos meses que duró el plan de resguardo domiciliario para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, el 8.5 por ciento, y con la nueva normalidad son 76 casos, el 60.8 porcentual.

Finalmente, en torno a las defunciones, 19 ocurrieron en marzo y diciembre; 18 en febrero; 15 en junio; 14 en octubre; 11 en enero y agosto, respectivamente; 10 en julio y noviembre, cada uno; ocho en abril, siete en septiembre, y tres en mayo.

Es decir, de enero a marzo fueron 48 los occisos, el 33.1 por ciento; durante el aislamiento social fueron 11 los fallecimientos, el 7.6 por ciento, y este nuevo ciclo fueron 86 las defunciones, el 59.3 porcentual.

Artículos Relacionados

¡GUERRA SIN CUARTEL!

Redaccion

NARCO-VUELOS,  IMPARABLES

Redaccion

OSIEL CÁRDENAS: LA EMPRESA CRIMINAL

admin

Deja un Comentario