Portada

HISTERIA COLECTIVA EN CENTRO DE SALUD DE PROGRESO: MUERE DE COVID DELEGADA SINDICAL

*Como oportunamente dio a conocer Sol Yucatán, trabajadores denunciaron al director, Dr. Bates Angulo, por el robo de vacunas y de equipo de reciente adquisición que el médico se llevó a su consultorio privado, que tiene en el Centro Médico de Las Américas.

Redacción/ Sol Yucatán

Mérida. – La negligencia en el manejo de la pandemia por el Covid-19 por parte del Director del Centro de Salud de Servicios Ampliados de Progreso (CESSSA), Dr. Sergio Martín Bates Angulo, cobró el sábado pasado su primera víctima en ese nosocomio: la delegada sindical Victoria Osorno León, de 51 años de edad, y con más de 25 años de antigüedad laboral.

Desde hace más de quince días surgió un brote de la mortal enfermedad entre los más de cien trabajadores, entre enfermeros y personal administrativo y de intendencia, que hasta la fecha registra 36 contagios y la cifra aumenta cada día que pasa, lo que ha provocado una auténtica «histeria colectiva».

Entre los afectados se encuentran la Jefa de Enfermería, Mayté Mendieta Rebolledo, y el encargado de Estadística, Ricardo Camelo, quienes a pesar de haber dado positivo a las pruebas de Covid-19, fueron obligados por el director del CESSA a presentarse a laborar con el riesgo inminente para los demás empleados y pacientes que acuden a consulta.

Como oportunamente dio a conocer Sol Yucatán, cansados de las arbitrariedades que viene cometiendo en su contra el Dr. Bates Angulo, trabajadores de ese Centro, que pidieron el anonimato por temor a represalias, denunciaron el robo de vacunas y de equipo de reciente adquisición que el Director se llevó a su consultorio privado, que tiene en el Centro Médico de Las Américas.

Ante la veracidad de esos aberrantes hechos, al Dr. Bates Angulo se le hizo muy fácil enviar a las bodegas del Centro el vetusto equipo que habilitó, como camillas para la atención de los enfermos del Covid-19, como se puede apreciar en las fotografías que publica Sol Yucatán.

«Es tal su cinismo que ni siquiera se preocupó por ordenar que se retire el ‘diablito’ que utilizaron para trasladar ese mueble y que sirve para otras diligencias», expresaron enojados los trabajadores.

Recordaron que apenas la semana pasada el Gobernador Mauricio Vila Dosal supervisó el avance que registran los trabajos del Hospital General Naval de Progreso, que se levanta en una superficie del Puerto de Abrigo de Yucalpetén, y a petición expresa del Mandatario Estatal no se invitó al Dr. Bates Angulo «para no echar a perder el evento».

Irresponsable

Los informantes manifestaron que no sólo el personal del CESSA tiene miedo de ir a trabajar, sino hasta los mismos pacientes exigen que se debe sanitizar, no sólo los consultorios, sino toda la clínica.

«El doctor político es un irresponsable, ya que a la Jurisdicción Sanitaria Número 1 sólo reporta dos casos positivos de Covid-19, cuando la cifra rebasa los 30 y ya cobró una primera muerte, la de la compañera Osorno León», afirmaron.

Dijeron que en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social que funciona en el puerto se registraron dos casos positivos de Covid-19 y de inmediato procedió su cierre.

Enfatizaron que los altos contagios de la mortal enfermedad se deben a los malos manejos epidemiológicos, a la vez que no se cuenta con el material necesario para seguir los protocolos sanitarios.

Aseguraron que el doctor político pasa más tiempo en actividades partidistas que en la institución, porque es suplente de la precandidata priista a la Alcaldía progreseña y actual diputada federal, María Esther Alonzo Morales.

«Pero tampoco quiere dejar la ‘silla’, que por más de once años ha ocupado, ya que se considera intocable. Todos los contagios se hubieran evitado si se realizaran las pruebas de detección oportuna y de nada sirve tenerlas, sino se aplican al personal y sólo a la gente de su primer círculo».

Pidieron a los responsables de la Jurisdicción Sanitaria Número 1 y al Secretario General de la Sección 67 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud, Eulogio Piña, que tomen cartas en el asunto y apliquen las sanciones correspondientes a Bates Angulo.

«Es una total falta de respeto para el personal médico que está al frente batallando contra el Covid-19 y arriesgando a sus familias. No es posible que los trabajadores de la salud se vean en la necesidad de comprar sus herramientas de trabajo como overoles, cubrebocas, lentes de protección, etc., cuando la misma institución debe dotarlos del kit de protección».

Manifestaron que hasta las donaciones hechas por el Presidente electo del Mérida English Rotary Club, David B. Wright, hayan desaparecido por arte de magia.

«El líder de esa agrupación entregó personalmente al médico metido a política 400 cubrebocas y 50 mascarillas protectoras, cuyo destino final desconocemos».

Comentaron que es tal el temor entre el personal que dan a conocer su inconformidad a través de las redes sociales.

Resaltaron que sucede lo mismo con Mary Tere Bates, hija del Director del Centro, quien se burla en su página de Facebook de las graves acusaciones que pesan sobre su padre y hasta alardea que será la próxima Jefa de Enfermeras.

Artículos Relacionados

RENÁN BARRERA CONCHA…VENDE ESPEJITOS A “MERIDIANOS”

admin

VILA, DOBLEGADO

Redaccion

FEMINICIDIOS: OTRA AFRENTA MÁS DE LA 4-T –

Redaccion

Deja un Comentario