Portada

LA CORRUPCIÓN HUNDE A MORENA

*Al convertirse en superdelegado, Joaquín Díaz Mena inició un proceso de corrupción, favoritismo, amiguismo y compadrazgo. Exigen una auditoría ante el derroche de recursos

*Ante el descarado desvío de recursos que prevalece en el Comité Directivo Estatal del partido, representantes del Comité de la Cuarta Transformación solicitan a la dirigencia nacional una auditoría para saber en qué se ha gastado millonarios recursos

*Lo responsabilizan de la fractura en el partido, al imponer a Orlando Pérez Moguel y a Verónica Camino. Roger Alcocer, exalcalde de Valladolid, acusado ante la FGR por corrupción, busca una diputación con los morenistas

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se hunde cada vez más ante las «estrategias de desarrollo» y corrupción de Joaquín «Huacho» Díaz Mena y la dirigencia estatal.

Por ende, lo responsabilizaron de la fractura que prevalece en el partido y, más aún, al imponer a Orlando Pérez Moguel y a Verónica Camino Farjat, en lugar de fortalecer a la militancia apoyando a los militantes, sobre todo, a aquellos que no están maleados.

El papel que ha jugado Díaz Mena es impedir el desarrollo de la militancia para acabar con el añejo bipartidismo que predomina en Yucatán desde hace varias décadas.

«El predominio que prevalece en Yucatán entre los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) continuará, al menos tres años, ya que Morena no tiene la solidez para convertirse en la segunda fuerza en el Estado y, mucho menos, la primera», afirmó el asesor jurídico de la asociación Mexicanos Unidos, Villevaldo Pech Moo.

Denunció que, tras la incorporación de Díaz Mena a Morena, el partido no ha podido salir adelante, pues además que perdió al fungir como candidato a Gobernador, sólo se logró tres ayuntamientos, cuando bien se pudo tener al menos 50 alcaldes.

En compañía de Modesto Aguilar Torres e Hilda Mirna Díaz Caballero, expresó que, al convertirse en superdelegado, inició un proceso de corrupción, favoritismo, amiguismo y compadrazgo.

De ahí la necesidad de efectuar una auditoría, ante el evidente desvío de recursos que prevalece en la Entidad.

El también representante del Comité de la Cuarta Transformación en la Entidad, responsabilizó a Díaz Mena de manipular al partido a su antojo y más con la incorporación de personas de otros partidos políticos, los cuales siempre han estado en contra de Morena.

Los representantes de este comité incorporado a Morena reprobaron la designación de Pérez Moguel como representante del partido ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac).
«Es un activista político emanado del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Verde cuando era aliado del Revolucionario Institucional (PRI), siendo entonces un político prianista, no está comprometido con los principios de Morena ni mucho menos con la 4T de México», expresó Pech Moo.

Por ende, manifestó su desacuerdo y solicitaron el Comité Ejecutivo Nacional de Morena para que «nombren como representante a un verdadero morenista, emanado de la base, capaz y comprometido con el partido y la Cuarta Transformación».

Cuestionado sobre el caso de Camino Farjat, aseveró que «no estamos en contra de cualquiera que quiera sumarse a los trabajos de Morena, siempre y cuando se comprometa con los principios del partido».

A pregunta expresa de que «hay dos medidas para un mismo caso», ya que ella emana del Partido Verde y del PRI, Pech Moo se deslindó del cuestionamiento.

Cuando se le preguntó si en lo personal confía en ella, se abstuvo a responder y cuando se le insistió de que si metería las manos al fuego por ella dijo que «no lo haría», aunque «no la conozco mucho», en cuanto a su trayectoria política.

Irónicamente, en un principio Camino Farjat era una férrea opositora del Presidente Andrés Manuel López Obrador, sobre todo en la lucha contra el huachicoleo, pero ahora está a favor de Morena.

Incluso, responsabilizó a López Obrador de la tragedia ocurrida el 18 de enero de 2019, con la explosión del oleoducto del Tlahuelilpan, Hidalgo, en la que fallecieron 137 personas, debido a la gravedad de las quemaduras.

La senadora Camino Farjat afirmó que la tragedia ocurrida se debió a que el Gobierno Federal no aplicó un protocolo de protección.

El ejemplo más claro es el de Joaquín Díaz Mena, primeramente era militante del PRI, luego se pasó al PAN, para luego incorporarse a Morena.

Durante 2018 participó en la contienda como Gobernador, pero en el puesto se quedó Mauricio Vila Dosal y, en compensación, López Obrador lo designó como el superdelegado de Programas para Desarrollo.

Desvío de recursos

Ante el descarado desvío de recursos que prevalece en el Comité Directivo Estatal del partido Morena, representantes del Comité de la Cuarta Transformación en Yucatán solicitarán a la dirigencia nacional una auditoría para saber en qué se ha gastado el dinero destinado a la Entidad.

Asimismo, pidieron la destitución del Comité Directivo Estatal de Morena, debido a las numerosas anomalías que prevalecen, encabezadas por su dirigente, Mario Mex Albornoz.

«Numerosas son las anomalías efectuadas, además que su período de tres años venció en 2019 y hasta el momento no ha emitido elecciones», subrayó.

«Son pocas o casi nulas las acciones del CDE para contrarrestar el golpeteo contra el Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación», acotó.

Asimismo, expresó que «hay una falta de trabajo político en el CDE, desde su integración hace cinco años, en razón de que existen escasos comités municipales y/o seccionales en el Estado, además de que en la elección local de 2018, Morena sólo ganó tres alcaldías, en Hocabá, Temozón y Valladolid, cuando de haber existido un trabajo político de calidad se hubiera ganado cuando menos la mitad de los municipios».
Aseveró que en el CDE hay «una actitud de revanchismo, segregación y bloqueo político, además que es evidente la ineptitud, apatía y falta de vocación».

Propuso la designación de un comité interino «que realmente representa a Morena en Yucatán, integrando por militantes y simpatizantes capaces y comprometidos con su partido y sus principios».

Denunció el desvío de las finanzas de Morena Yucatán, por lo que se exigió efectuar una auditoría al Comité Estatal, pues se desconoce el destino del recurso asignado.

Al mismo tiempo, durante el período de Mex Albornoz, el partido político no ha podido salir adelante debido al fuerte complejo del cangrejismo que presenta, el cual desde hace varias décadas afecta al PRD estatal, pues apenas uno lograr destacar, todos los demás se unen para opacarlo.

Pech Moo aseveró que, desde 2019, al menos en Yucatán, Morena «sufre una verdadera transformación», ya que los integrantes de la dirigencia estatal abandonaron el local al convertirse en funcionarios y los restantes «se conducen con prepotencia, soberbia y desprecio hacia los morenistas yucatecos», al grado que uno de ellos fue denunciado penalmente.

Lamentó las numerosas anomalías que prevalecen en Morena Yucatán, problemática que empeoraría ante el desinterés que prevalece dentro del Comité Directivo Estatal.

Ante esta problemática y la victoria obtenida a nivel nacional, reconocidos políticos pretenden infiltrarse, tal como ocurrió con el exalcalde de Mérida, por parte del PAN, Xavier Abreu Sierra.
Enunció que son numerosos los integrantes del Comité Estatal que dejaron de acudir al ya contar con puestos en dependencias federales.

Ali Babá

A una década de su creación como un movimiento político y social impulsado por López Obrador, sólo a nivel federal ha obtenido el éxito planeado, pero al menos en Yucatán permanece como un minipartido y todo parece indicar que así continuará, al menos durante el próximo trienio.

Luego de su establecimiento, el 2 de octubre de 2011, sólo algunos políticos optaron por incorporarse a sus filas, en especial, los emanados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y, en menor medida, de otras militancias de izquierda.

A partir de 2018 se registró un notable aumento, pues Morena postuló como sus candidatos a numerosos políticos que en su momento fueron rechazados por sus militancias como aspirantes a puestos de elección popular, motivo por el cual sus simpatizantes votaron a favor de ellos.

Actualmente la situación es más descarada, por lo que en junio próximo se demostrará el retroceso del partido.

A consecuencia del triunfo de López Obrador, numerosos políticos se incorporaron a Morena, ya que en corto tiempo se transformó en una mina de oro, por lo que Yucatán no fue la excepción.

Hoy en día, en el Estado se ha convertido en verdadera «cueva de Ali Babá y sus 40 ladrones», los cuales han llevado al rezago a la militancia, a pesar de contar con un millonario presupuesto, cuya fuga del recurso es notable, por lo que es necesario efectuar una auditoría al respecto.

Por ende, ante la presencia de veteranos políticos, la militancia es comparada con la cueva de «Alí Babá y sus 40 ladrones», en la cual, según el libro de «Las mil y una noches», está el botín de todos los atracos cometidos.

Al mismo tiempo, desde 2019 ya no hay una atención directa hacia la militancia, debido a que «los encargados del partido se convirtieron en funcionarios públicos y servidores de la nación en este nuevo Gobierno, dejando vacíos ciertos niveles de la estructura del partido en el Estado, por lo que hay una falta de organización (dentro del Comité Estatal)».

Incluso, estableció que existe un descontento generalizado entre la mayoría de los militantes de Morena, quienes «se sienten olvidados por el Comité Estatal)» y nadie hay para ayudarlos en los problemas sociales que aquejan a sus comunidades y municipios».

Tan grave es la prepotencia que el secretario de Finanzas de Morena Yucatán, Enrique de Jesús Fleites Arcila, fue denunciado penalmente luego de agredir a dos maestras jubiladas, agremiadas a la militancia, Hilda Mirna Díaz Caballero y Socorro Cruz.

La querella fue presentada ante la Fiscalía General del Estado (FGE), con el número 7931/2019, por lo que el Ministerio Público inició la integración de la carpeta de investigación por los delitos de lesiones y amenazas.
Estableció que integrantes de otras militancias, principalmente del PAN y del PRI, pretenden ingresar a Morena para su beneficio personal.

«Hay ‘prianistas’ que se han querido infiltrar en Morena como oportunistas e intentan afiliarse y tener cargos dentro del partido, a fin de que éste se convierta en servil de intereses fácticos y de poder que no desea la Cuarta Transformación, por lo que debemos de evitar dar entrada al oportunismo ni a la politiquería, ni mucho menos a los ambiciosos al dinero», acotó.

Con múltiples denuncias

Díaz Mena es la versión yucateca de Alí Babá, al grado que la corrupción y la prepotencia que lo caracteriza ha provocado que esté bajo la mira de la justicia estatal y federal, pues hay al menos dos denuncias en su contra, tanto por malversación de fondos como por beneficiar a sus amigos y familiares.

En los dos años que lleva como superdelegado en Yucatán, son numerosas y diversas las denuncias públicas, el caso de aprovecharse de su cargo para su beneficio personal, además de la desidia por el bienestar de la población, entre otras irregularidades.

Actualmente, a Díaz Mena, junto con otros 23 delegados de Programas para el Desarrollo, se le acusa de hacer campaña a favor del Presidente Andrés Manuel López Obrador, con el reparto de programas sociales, además de presuntos actos de nepotismo, abuso de autoridad, mal ejercicio de recursos públicos y hasta abuso sexual, delitos que son investigados por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Según el Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de Bienestar, las indagatorias en curso derivan de denuncias presentadas en 2019 y 2020, pero en el último año, fueron dos las denuncias correspondientes.

En Morena, el papel que ha jugado Joaquín «Huacho» Díaz Mena es impedir el desarrollo de la militancia para acabar con el añejo bipartidismo que predomina en Yucatán.

 

«Morena no tiene la solidez para convertirse en la segunda fuerza en el Estado y, mucho menos, en la primera», afirmó el asesor jurídico de la asociación Mexicanos Unidos, Villevaldo Pech Moo.
Huacho fue responsabilizado por la fractura que prevalece en Morena, al imponer a Orlando Pérez Moguel y a Verónica Camino, en lugar de fortalecer a la militancia y aquellos que no están maleados.

Incluso militantes pidieron la destitución del Comité Directivo Estatal de Morena, debido a las numerosas anomalías que prevalecen, encabezadas por su dirigente, Mario Mex Albornoz.

Artículos Relacionados

PACTO DE IMPUNIDAD

Redaccion

ANCIRA PODRÍA QUEDAR LIBRE: PEMEX ACEPTÓ LOS 219 MILLONES DE DÓLARES

Redaccion

LA NEGOCIACIÓN CON SEDENA

Redaccion

Deja un Comentario