Portada

LA NEGOCIACIÓN CON SEDENA

El Niño de Oro

Rodolfo Carrillo Fuentes, conocido como “El niño de oro”, era el hermano menor de Amado y Vicente Carrillo. Fue considerado, en su tiempo, como el relevo natural de Amado para entronizarse como jefe del cártel de Juárez, pero la muerte se le atravesó.

Ricardo Ravelo/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán

Antes de la presunta muerte, Carrillo Fuentes intentó negociar con el gobierno federal el cese de su persecución: propuso a través de la Secretaría de la Defensa Nacional que pagaría una suma descomunal, no vendería drogas en México, todo, a cambio de que lo dejaran en paz. La propuesta la hizo el publirrelacionista del cártel de Juárez, Eduardo González Quirarte, “El Flaco”, mediante el despacho “Carrancá y Rivas”, uno de los más prestigiados de México.

No se sabe si la propuesta fue aceptada, lo cierto es que Amado Carrillo logró salir del país y se instaló en Sudamérica, concretamente en Argentina, Brasil, Uruguay y Chile. El responsable de llevar a cabo todo el traslado de familiares y operadores fue Manuel Bitar Tafich, señalado en ese tiempo como el operador financiero del cártel de Juárez.

Tras un encuentro con Bitar Tafich en la Comarca Lagunera, en el año 2006, el empresario me contó que un día su compadre Amado le dijo, estando en Chile, que viajaría a México. “No me dijo los motivos y yo no le pregunté”, recordó Bitar. Y añadió: “Si yo hubiera sabido a qué viajaría, no lo dejo ir”, recordó.

Amado hizo el viaje. En ese tiempo –1997 –se hacía llamar Juan Arriaga, nombre con el que ingresó a Sudamérica. En realidad Juan Arriaga sí había existido, era un empresario algodonero muy próspero de la Comarca Lagunera. Las identificaciones para suplantar la identidad de Amado Carrillo por la de Juan Arriaga las consiguió Bitar Tafich. De esa forma, Carrillo Fuentes llegó a Sudamérica con la aureola de un empresario dispuesto a invertir, incluso, tenía el aval de Citibank –hoy Banamex –donde el empresario era bastante conocido.

Al arribar a México, Amado Carrillo se sometió a una cirugía plástica y a una liposucción. El objetivo era cambiar completamente su fisonomía. Paralelamente, la Interpol investigaba el paradero de los hombres del cártel de Juárez en Sudamérica.
Llevaban varios días tratando de localizar las guaridas del grupo criminal. Juan Manuel Ponce Edmonson, entonces jefe de Interpol, había viajado a Sudamérica junto con un grupo de investigadores, quienes se dieron a la tarea de localizar a Carrillo Fuentes y a sus socios.

Después de varias semanas, Ponce Edmonson propuso que investigaran si el grupo criminal había comprado mesas de villar. “Los hombres del narcotráfico que pasan mucho tiempo encerrados suelen matar el tiempo en los juegos de mesa, así que indaguemos si han comprado mesas de villar u otros”, dijo, basado en su larga experiencia policiaca.
Y así fue: comenzaron a localizar los negocios que vendían juegos de mesa y, curiosamente, llegaron a una tienda donde, semanas atrás, habían acudido algunas personas para comprar mesas de villar. Esa fue una clave importante para empezar a rastrear el domicilio de los miembros del cártel de Juárez. A través de la vendedora obtuvieron copias de las notas y de ahí obtuvieran algunas direcciones que resultaron veraces.
Cuando Ponce Edmonson y sus hombres localizaron los domicilios del cártel de Juárez en Chile, Argentina y otros países de la región sudamericana, Amado Carrillo ingresaba a la clínica Santa Mónica de la Ciudad de México para someterse a la cirugía plástica.

El resultado de la intervención fue reportado como exitoso. Durante varias horas los médicos trabajaron en la modificación del rostro del capo y en la liposucción. Aquella fue una intervención muy larga, según los reportes médicos de esa época.
Carrillo Fuentes convalecía, aunque con dolores muy fuertes. Para mitigarlos le pidió a uno de los médicos de guardia que le dieran algo para el dolor. Fue entonces cuando le suministraron Dormicum. Sin embargo, como los efectos de la anestesia aún estaban activos le causó un shock y, como consecuencia, la muerte por paro respiratorio.
De esa forma, aparentemente, terminaría la vida y la carrera criminal de Amado Carrillo Fuentes. La agencia antidrogas de Estados Unidos –DEA –se adelantó a confirmar que, en efecto, el narcotraficante Amado Carrillo había muerto. Luego hizo lo propio la Procuraduría General de la República. Cuando el cuerpo de Carrillo Fuentes era velado en la Ciudad de México efectivos de la Policía Judicial Federal se llevaron el cadáver. Lo analizaron y luego se lo entregaron a la familia, en particular, a la señora Aurora Fuentes, su madre.

Amado Carrillo fue sepultado en el panteón que la familia tiene en una finca que era de la señora Aurora Fuentes, en Navolato, Sinaloa, donde descansan los restos de otros hijos que murieron por causas naturales o asesinados.
No se sabe a ciencia cierta si Amado Carrillo está muerto o vive. Es un misterio. Lo curioso es que, tras haberse sometido a la operación, los médicos que lo intervinieron –los mexicanos Jaime Godoy y Carlos Ávila y el colombiano Ricardo Reyes –fueron asesinados y sus cuerpos aparecieron sumidos en unos tambos que fueron abandonados en la autopista del Sol, la que conecta con Acapulco, Guerrero.

El Niño de Oro

Rodolfo Carrillo Fuentes, conocido como “El niño de oro”, era el hermano menor de Amado y Vicente Carrillo. Fue considerado, en su tiempo, como el relevo natural de Amado para entronizarse como jefe del cártel de Juárez, pero la muerte se le atravesó.

En abril de 2004, la guerra entre los cárteles estaba en el máximo de su ebullición. El gobierno de Vicente Fox, mediante una estrategia anticrimen bastante cuestionada, empezó a enfrentar a los grupos criminales, pero sólo avivó la violencia, pues los resultados eran nulos. Ordenaba operativos sin estrategia, sin inteligencia, lo que activaba la violencia y la ola de muertes en todo el país.
Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, tenía dos años que se había fugado del penal de Puente Grande, Jalisco, y durante una cumbre efectuada en Nuevo León –a la que asistieron varios capos de la droga, entre otros, Ismael “El Mayo Zambada”, Juan José Esparragoza, “El Azul”, los hermanos Beltrán Leyva, entre otros –planteó el proyecto para consolidar al cártel de Sinaloa como una empresa criminal de altos vuelos.

En principio, “El Chapo” planteó que era necesario terminar con la hegemonía de los Carrillo Fuentes en el negocio del narcotráfico; acabar con los hermanos Arellano Félix –sus rivales acérrimos –y declararle la guerra a Los Zetas. Barridos estos obstáculos, Sinaloa no tendría mayores problemas para apoderarse de todo el negocio en el continente Latinoamericano.

Y así ocurrió: En 2004, Guzmán Loera y los Carrillo Fuentes rompieron relaciones. Una descortesía de Rodolfo Carrillo Fuentes, “El Niño de Oro”, hacia “El Chapo” habría puesto fin a la vida del hermano menor de Amado y Vicente Carrillo, pues Rodolfo despreció el saludo de Guzmán y lo dejó con la mano extendida. “Lo voy a matar –dijo “El Chapo” –porque ya no lo aguanto”.

En abril de 2004, Rodolfo Carrillo Fuentes y su esposa Giovanna Quevedo Gastélum entraron a la plaza Cinépolis, en pleno centro de Culiacán, Sinaloa. “El Niño de Oro” traía la protección de la policía del estado, encabezada entonces por Pedro Pérez López.
Al salir del centro comercial, se dirigieron a su camioneta y, justo cuando iba a abordar, una ráfaga de balas perforó sus cuerpos.

Un grupo armado con rifles Ak-47 arremetió contra ellos en el estacionamiento del centro comercial. Las balas, incluso, pegaron en la pared y abrieron enormes agujeros. Así fue cegada la vida de Rodolfo Carrillo.
Durante el juicio que enfrentó Joaquín Guzmán Loera en Nueva York, Vicente Zambada Niebla, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, declaró que “El Chapo” ordenó el asesinato de Rodolfo Carrillo.

Jesús Zambada, hermano de “El Mayo”, por su parte, recordó en el juicio la historia que selló la suerte de Rodolfo, cuando dejó al Chapo con la mano extendida al rechazar su saludo. “El Chapo” –dijo –estaba enojado y ante el desaire dijo que lo iba a matar “porque no lo aguantaba más”.

Related posts

ABANDONAN CAMIONETA EN MICHOACÁN CON 12 CADÁVERES

admin

EMPLEADOS DE AMLO A GUBERNATURAS

Redaccion

¡INEPTITUD DE AMLO COSTARÁ VIDAS!

admin

Leave a Comment