Portada

LOS COCINEROS DE DROGAS SINTÉTICAS

* Cada vez crece más su presencia en México y en el extranjero. Han adquirido fama por su destreza para elaborar drogas sintéticas, las más adictivas en el mercado de consumo.

* Les llaman “Los Cocineros del Narco”. Jóvenes y adultos que, en pequeños espacios y con mínima infraestructura, pueden elaborar decenas de kilos de drogas de diseño con metanfetaminas y efedrina, principales precursores químicos para su elaboración.

* Los cocineros del narco son tan famosos que los cárteles mexicanos los han exportado a Europa, Asia y Australia. Muchos han sido arrestados tras el desmantelamiento de unos 48 laboratorios descubiertos en los Países Bajos y Bélgica.

* El mes pasado, las autoridades aduaneras de Hong Kong aseguraron media toneladas de metanfetamina –el más duro golpe al crimen– ocultos en 250 costales de cemento que salieron de México, pasaron por Vietnam –donde permanecieron tres meses– luego pasó a Corea del Sur y a Hong Kong.

* Su destino final era Australia, donde las drogas químicas tienen un elevado costo. Así opera el crimen organizado mexicano. Los cárteles abren mercados y exportan su mano de obra: Los Cocineros de las drogas químicas.

Ricardo Ravelo / Sol Quintana Roo / Sol Yucatán / Sol Campeche / La Opinión de México

Ciudad de México.- Desde hace más de dos décadas, el crimen organizado mexicano ha diversificado sus actividades a tal grado que abrió enormes mercados para operar con drogas sintéticas, elaboradas con metanfetaminas, las cuales las convierte en las más adictivas en el mercado mundial.

Este boom de las llamadas drogas de diseño, que se han expandido por todo el mundo, ha permitido también que los cárteles de la droga utilicen a personal que en el mundo del hampa son conocidos como cocineros.

Estos personajes, expertos en elaborar drogas químicas en pequeños espacios y a muy bajo costo, proliferan por todas partes. Incluso, en Europa han sido arrestados varios de ellos porque, se asegura, están conectados con organizaciones criminales que, a su vez, introducen las drogas sintéticas al mercado asiático e incluso a Australia, donde el costo de ese tipo de sustancias es elevado.

DROGAS SINTÉTICAS, EL OTRO MERCADO DEL CRIMEN

El primer Cártel que en México saltó a la fama por su éxito en la elaboración y comercialización de las drogas de diseño fueron los hermanos Amezcua Contreras.

Afincados en el estado de Colima, los hermanos Amezcua alcanzaron poder a mediados de la década de los noventa. Fueron los primeros en comercializar drogas químicas, importar sus precursores de Asia –entre otros la efedrina– y de esa forma se convirtieron en el primer Cártel en operar sin la mariguana ni la cocaína, drogas que estuvieron de moda en el público consumidor pero que fueron perdiendo mercado ante la avasallante introducción de las drogas compuestas por metanfetaminas.

De esta forma, el Cártel de los hermanos Amezcua se posicionó como el más poderoso de ese ramo. Sin embargo, con la captura a finales de los noventa de Adán Amezcua, el jefe de la banda, el grupo criminal se desmanteló. Su lugar, sin embargo, lo ocupó el Cártel de Tijuana, encabezado por los hermanos Benjamín y Ramón Arellano Félix.

Fundado en los años ochenta, el Cártel de Tijuana se volvió poderoso en pocos años. Dominaba el tráfico de mariguana y cocaína hacia Estados Unidos. Mantenía vínculos estrechos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) –intercambiaban drogas por armas– pero aprovechó el vacío que dejaron los hermanos Amezcua para incursionar en la producción de drogas químicas.

En el año 2000, por ejemplo, en México empezó a escasear la efedrina, base de los medicamentos antigripales, la cual también se utiliza para elaborar drogas sintéticas.

En aquel tiempo, los cocineros del Cártel de Tijuana, diseminados por varios puntos de la ciudad, no tenían la materia prima para trabajar. Entonces los jefes en Tijuana ordenaron un operativo especial: comprar todos los medicamentos contra la gripe y resfriados que se disponían en las farmacias de la ciudad de Tijuana.

Así se hizo. Cuando se hicieron de los medicamentos, los cocineros expertos, mediante reacciones químicas, separaron la metanfetamina y de esa forma pudieron elaborar drogas sintéticas.

De acuerdo con informes de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General de la República, los cocineros del crimen organizado trabajan en espacios pequeños, incluso, en un departamento pueden montar sus implementos de cocina y producir entre cinco y diez kilos de drogas químicas todos los días.

El éxito radica en que el crimen organizado no invierte sumas elevadas en construir infraestructura: basta una buena cantidad de sartenes, cucharas, instalación de gas para el fuego y los químicos para elaborar las drogas. Por otra parte, las ganancias son millonarias porque el costo de las drogas sintéticas se ha ido elevando, lo mismo que la demanda.

EXPANSIÓN HACIA EUROPA

En Europa la policía ha descubierto numerosos laboratorios de metanfetaminas. Los han ubicado en los Países Bajos, así como en Bélgica, principalmente. Los investigadores europeos aseguran estar preocupados porque los cárteles mexicanos parecen estar muy bien conectados con redes de la delincuencia organizada europea.

Las estadísticas recientes revelan, por ejemplo, que al menos unos veinte mexicanos, identificados como “cocineros del crimen”, han sido detenidos en Europa desde el 2019. Pero las autoridades no les han fincado responsabilidades penales. Sin embargo, saben que pertenecen a algunos cárteles mexicanos.

Según reportó recientemente el diario alemán “Tagesschau”, los narcotraficantes de México no son una coincidencia en Europa. El diario refiere que cuando los delincuentes mexicanos llegan a Holanda, por ejemplo, no trabajan por su cuenta sino que están conectados con redes del crimen.

De acuerdo con los mismos informes citados, las autoridades europeas han desmantelado, desde el 2019, un total de 48 laboratorios clandestinos dedicados a producir metanfetaminas y otras drogas sintéticas en operativos donde fueron detenidos “cocineros mexicanos”.

La agencia antidrogas de Estados Unidos, DEA, asegura que miembros importantes de cárteles mexicanos han viajado a países bajos. De acuerdo con sus propios datos, la DEA sostiene que el volumen de metanfetaminas fabricadas en Bélgica y Países Bajos está por encima del nivel de consumo que se conoce, por lo que las autoridades estiman que esa gran producción tiene otro objetivo: ser enviada al mercado asiático e incluso a Australia, donde los costos son más elevados.

Desde esta zona y aprovechando la enorme infraestructura portuaria, tanto de Holanda como de Bélgica, los criminales envían sus cargamentos a sus contactos para ser ofrecidos en aquellos mercados.

GOLPE EN HONG KONG

Autoridades aduaneras de Hong Kong, apenas en noviembre de este año, asestaron un duro golpe al crimen al decomisar el cargamento más cuantioso de drogas sintéticas oculto en costales de cemento que salieron de México, permanecieron tres meses en Vietnam y luego fueron enviadas al país asiático. El cargamento contenía media tonelada de metanfetaminas que, de acuerdo con las autoridades, tenía un valor en el mercado negro de unos 38 millones de dólares.

El superintendente Barry Chu Yin-min, responsable de la Oficina de Investigación de Drogas, dijo que las autoridades encontraron la droga en 250 sacos de cemento que arribaron a Hong Kong en un contenedor.

El funcionario señaló, además, que el cargamento pudo alcanzar un valor hasta cinco veces mayor en Australia –su destino final– donde la droga se vende más cara que en Hong Kong.

Añadió que la pandemia causada por el COVID-19 ha reducido drásticamente los viajes internacionales. Por ello, los cárteles han buscado alternativas ante el impedimento de utilizar “mulas humanas”, su más socorrido medio de transporte.

Respecto al origen del cargamento, las autoridades de Hong Kong aseguraron que éste salió de México, arribó a Vietnam y ahí permaneció tres meses. Luego pasó por Corea del Sur y fue enviado a Hong Kong. Su destino final era Australia, según explicó Benson Lee Tak-Shum, quien aseguró: “La mayor parte de la metanfetamina que circula en Asia proviene del Triángulo de Oro, zona de la frontera con Laos, Birmania y Tailandia”; dijo, además, que la droga de México, que tradicionalmente se vende en América del Norte, se encuentra cada vez con mayor frecuencia en esta parte del planeta.

Ante la caída del consumo de la cocaína, las drogas sintéticas se han posicionado en el público consumidor internacional. Ha repuntado el consumo de mariguana, sobre todo ahora que muchos países han liberado su consumo, mientras que la heroína se mantiene como una de las drogas preferidas de los consumidores de Estados Unidos, el más voraz mercado de consumo.

Artículos Relacionados

¡INTENTARON REMATARLO!

Redaccion

NUEVE AÑOS Y SEIS MESES A PILOTOS DE NARCOAVIONETA DE MAHAHUAL

Redaccion

FÉLIX GALLARDO, SU CAÍDA

Redaccion

Deja un Comentario