Portada

LOS POLÍTICOS MÁS VELETAS EN YUCATÁN QUE EL VIENTO NO SE LLEVÓ

Redacción/ Sol Yucatán

Mérida, Yucatán. -Toda la vida han existido los traidores, pero en los últimos años se han disparado. Por eso hoy compartimos parte de una lista de “veletas” políticos para que los ciudadanos sepan quienes son

Comenzamos con un empate en el primer lugar, los reyes “veletas”, hablamos de Manuel Ávila Noh y Liborio Vidal, que cambian de partido político como cambian deropa.

Como se sabe, Manuel Ávila Noh inició su carrera política en el PRI a finales de los 90´s, sin embargo, se viró al PAN cuando el tricolor perdió la gubernatura y la federación hace 20 años.

Era diputado del PRI cuando Ávila Noh se volteó por primera vez, se pasó al PAN porque ese partido tenía el gobierno del Estado. Gracias al Partido Acción Nacional Ávila Noh fue funcionario estatal, federal y regidor.

En el 2010, siendo concejal panista en la administración municipal de la entonces alcaldesa Angélica Araujo, Avila Noh se volteó y regresó al PRI.

De forma astuta, el PRI y Araujo Lara aprovecharon la “flexibilidad política” de Manuel Ávila, quien aprobó todos los caprichos de la entonces presidenta municipal y cambió todos los reglamentos que existían entonces.

Evidentemente algo habrá ganado Manuel Ávila, no gratis habrá aprobado todos acuerdos de Araujo Lara.

Además, tenía permiso para realizar actos religiosos en las oficinas del Palacio Municipal, algo que evidentemente está prohibido por la ley. Convirtió el Ayuntamiento de Mérida en un templo evangélico.

Cuando fue gobernador Rolando Zapata Bello no quiso saber nada de Ávila Noh, pues nunca lo colocó en su gabinete; obviamente los gobiernos panistas no quieren saber nada de él.

El último instituto político donde militó Ávila Noh fue el Partido Encuentro Social, que es un organismo formado esencialmente por evangélicos. En el 2015 fue candidato a diputado plurinominal, pero no le alcanzaron los votos.

Este sujeto empata con Liborio Vidal Aguilar, quien ha estado en la mayoría de los partidos políticos: en el PRI, PAN, PRD, Verde, Morena y ahora está de regreso en el PAN.

Los puestos políticos más importantes que ha tenido fueron gracias al PRI, pues fue secretario de estado, diputado federal dos veces, y tanto su hijo como su sobrino son representantes populares gracias al tricolor.

Su sobrino, Jesús Vidal Peniche es diputado federal y su primo, Liborio Vidal Cañetas, es regidor de Mérida. Ambos deben sus cargos al PRI, aunque seguramente en las próximas elecciones abandonarán ese partido por así convenir a sus intereses.

Ahora Liborio Vidal padre es precandidato del PAN a diputado federal, luego de varios años de estar coqueteando con Morena.

No podemos dejar de mencionar a Silvia López Escoffie y Milagros Romero Bastarrachea, quienes parecen siamesas, porque van juntas a todos lados.

Ambas iniciaron su carrera política en el PAN; se enojaron con ese instituto político y se fueron a Movimiento Ciudadano, donde tuvieron el control de esa franquicia en Yucatán muchos años.

Luego de la llegada de Ivonne Ortega a Movimiento Ciudadano renunciaron a su militancia y ahora se integraron a Fuerza Social por México.

Como no tienen ni un pelo de tontas no renunciaron a sus diputaciones; se declararon independientes y siguen disfrutando los privilegios que significan ser legisladoras los pocos meses que les queda. Seguramente nunca volverán al Congreso del Estado.

Decimos que parecen “siamesas” porque una no hace algo sin la otra, cambian de partido juntas, ocupan una curul juntas, y hasta viajan en crucero juntas.

Tampoco podemos dejar de mencionar a Verónica Camino Farjat, ahijada política de Victor Caballero Durán, “Lord Crecicuentas”.

Verónica Camino debe toda su carrera política a Caballero, quien la impuso en el 2012 como directora del Cepredey. Posteriormente, la convirtió en diputada estatal.

Víctor Caballero traicionó a su comadre y amiga Celia Rivas, quien soñaba con ser candidata a senadora. “Lord Crecicuentas” impuso a su ahijada política como candidata a senadora, y por eso hoy Verónica Camino cobra en la Cámara Alta.

La joven política llegó como compañera de fórmula de Jorge Carlos Ramírez Marín, ambos como candidatos de la alianza PRI-Verde.

Una vez en el Senado ella renunció al tricolor y ahora es militante del Partido Verde, pero coquetea con Morena. De hecho, sueña con ser candidata de Morena a la alcaldía de Mérida, algo que es muy difícil. (Plaza Grande)

 

Artículos Relacionados

ENCUENTRAN MUERTO AL JOVEN PESCADOR: SU CADÁVER ESTABA EN LA PLAYA DE TELCHAC

Redaccion

MAFIA GOBIERNA CACALCHÉN

Redaccion

VIOLENTO DESALOJO

Redaccion

Deja un Comentario