Hoy Escribe

LOZOYA SE DECLARA INOCENTE POR CASO DE AGRONITROGENADOS

Ricardo Ravelo/Yucatán

–Fui presionado e intimidado, dijo al rendir su primera declaración

Desde su habitación del hospital Ángeles, donde se encuentra internado desde hace doce días, tras su extradición de España, Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, rindió su primera declaración judicial ante las autoridades mexicanas.

En esta primera audiencia virtual –así se determinó debido a la pandemia del Covid-19 –Lozoya declaró sobre la compra de la empresa Agronitrogenados, propiedad de la empresas Altos Hornos de México, que dirige Alonso Ancira Elizondo, preso en España por prestarse a la sobrevaloración de la empresa, lo que está considerado como un fraude que generó en un quebranto en las finanzas públicas.

Lozoya, sin embargo, dijo haber sido objeto de presiones desde el poder político. Se refirió al entonces presidente Enrique Peña Nieto y a quien fungió como secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

En el caso de Agronitrogenados, la información que se conoce es que el gobierno de México pagó una suma superior a los 700 millones de dólares, lo que ya implicaba un sobreprecio cuantioso; posteriormente, Lozoya recibió en sus cuentas unos 3 mil millones de dólares como premio por la operación, recursos que recibió su hermana.

Sin embargo, Emilio Lozoya se declaró inocente de los cargos que le imputó la Fiscalía General de la República (PGR) por esta operación presuntamente fraudulenta; dijo que fue objeto de presiones muy severas, por lo que se vio obligado a actuar como le indicaron.

El empresario que vendió la empresa Agronitrogenados es Alonso Ancira Elizondo, quien se encuentra preso en España, también sujeto a un proceso de extradición por parte del gobierno de México. Ancira, a diferencia de Lozoya, no quiso allanarse para ser regresado a México. El exdirector de Pemex sí aceptó a cambio de algunos beneficios que, seguramente, se conocerán en las próximas horas, cuando el juez de la causa, José Artemio Zúñiga Mendoza determine su situación jurídica. Si lo somete a proceso y lo priva de la libertad, como se espera, Lozoya se sometería al llamado criterio de oportunidad –una suerte de programa de testigo protegido o colaborador –con el que cooperaría con la información que sabe ante la FGR y, así, podría quedar liberado de al menos dos delitos de los tres que pesan en su contra: lavado de dinero y delincuencia organizada. Sólo sería acusado de cohecho.

Mañana miércoles 29, Emilio Lozoya continuará con sus declaraciones judiciales –de nueva cuenta desde el hospital Ángeles del Pedregal –y esta vez hablará sobre los sobornos de la empresa trasnacional Odebrecht, quien habría pagado unos diez millones de dólares para financiar la campaña de Enrique Peña Nieto.

Además, le habría entregado a Lozoya otras sumas cuantiosas por el otorgamiento de diversos contratos de obra pública, concretamente en la refinería de Tula, en Hidalgo.

Es posible que este miércoles, Lozoya hable sobre el papel que jugó Peña Nieto en todo este enjuague. El expresidente vive en España desde que dejó la presidencia de la República. Hasta ahora no ha sido indiciado por ninguna investigación en su contra, a pesar de que el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Santiago Nieto, asegura que de haber información que lo implique será investigado y citado a declarar.

Related posts

DESAFÍO

Redaccion

LOS CAPITALES

Redaccion

OTRAS INQUISICIONES

admin

Leave a Comment