Portada

MAFIA CUBANA EN EL IDEY

*El Instituto del Deporte de Yucatán se ha convertido es un centro de fomento de la delincuencia, en el que están involucrados entrenadores cubanos, sobre quienes pesan denuncias como bullying, acoso sexual, corrupción, nepotismo, violencia, abusos deshonestos y hasta bigamia

*Ya fueron denunciados ante la FGE, como el caso de la cubana de natación artística Ivette Bacallao, así como Alexander Varona, de clavados, quien tiene antecedentes de acoso sexual y abusos deshonestos contra las niñas.

*Tanto la directora de Alto Rendimiento del IDEY, Astrid Novelo Rosas, y el metodólogo José Carret Vázquez, fueron traídos por César González Arjona, quien tiene empresas «fantasma» para beneficio de Mauricio Vila

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – En los últimos dos años, el Instituto del Deporte de Yucatán (IDEY) se ha convertido en un verdadero centro de fomento de la delincuencia, en el cual están involucrados entrenadores cubanos de diversas áreas, sobre quienes pesan numerosas denuncias de fuero común, así como denuncias interpuestas ante las instancias de derechos humanos.

Las querellas interpuestas ante la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) son por los delitos bullying, acoso sexual, corrupción, nepotismo, violencia y abusos deshonestos, así como bigamia, entre otras anomalías.

El Tribunal de Justicia Administrativa le da la razón a Sol Yucatán, pues el IDEY es una verdadera caja de Pandora y, a pesar de las innumerables anomalías que prevalecen, el Gobernador Mauricio Vila Dosal nada hace al respecto, pues los más afectados son los deportistas yucatecos.

Ante las diversas denuncias, Carlos Sáenz Castillo, titular la dependencia, opta por esconderse y solapar todas las anomalías, ya que sólo busca el beneficio personal, así como de sus familiares y amigos, sin importarle el deportista y, mucho menos, los trabajadores.

Los atletas yucatecos están desprotegidos ante la irresponsabilidad y la soberbia que caracteriza a «Calín» Sáenz, ya que en todas las áreas hay serias anomalías, las cuales han crecido ante la desidia del titular del IDEY, quien ahora enfrenta un alud.

Tanto la directora de Alto Rendimiento del IDEY, Astrid Novelo Rosas, y el metodólogo José Carret Vázquez, fueron traídos por César González Arjona, quien tiene empresas «fantasma» para beneficio de Mauricio Vila.

A pesar que a los entrenadores originarios de Cuba se les pagan de tiempo completo, el IDEY tolera que laboren en otros clubes deportivos y que se ausenten en horarios de trabajo

La denominada «mafia cubana deportiva» fue creada por Pablo Rodríguez Fandiño, quien protege a José Carret, Randy Boué, Ramón Martínez, Vicente Zúñiga, Yalina García, Alexander Varona, Ivette Bacallao y Narciso Boué García, todos ellos con denuncias diversas.

Los cubanos están en Yucatán como parte del convenio que el IDEY tiene con la promotora Cuba Deportes y en ese acuerdo están los entrenadores Ivette Bacallao de nado sincronizado; Odelsa Machado, coreógrafa de gimnasia artística y patinaje artístico; Fernando Labarrea, reparador de embarcaciones; Orestes Espinosa, esgrima; Ramón Martínez, atletismo; Siomara Almayor, gimnasia rítmica, y Wilfredo Muriño, de medicina del deporte.

Asimismo, por contratación directa están Zoilo Montaño, Douglas Venegas y Laureano Licea, todos ellos son del área de lucha, mientras en boxeo está el entrenador Miguel Martínez Jérez y en pesas trabajan Manuel Guising y Omar Jiménez Salgado.

El atletismo es la disciplina que más entrenadores caribeños registra con seis, siendo estos Narciso Boué, Orlando Meneses, Ángel Cabrera, Yalina García y Ramón Martínez.

En judo están los entrenadores Reidel Alonso y Roberto García Pérez, mientras en canotaje cinco entrenadores trabajan con amplio grupo: José Luis González Chaviano, Rodolfo Valido, Héctor Molina, Oswaldo Labrada y Fernando Labanera.

De igual forma, en vela, Patricia Abreu Suárez encabeza la lista junto con Francisco Hidalgo Gato; Daniel Brito Socarrás es el entrenador de tiro con arco; en clavados está Héctor Soto y Alexander Varona, estos últimos con demandas ante la FGE.

De table dance a ballet

Carret Vázquez trabajo en el IDEY durante la administración de Patricio Patrón Laviada y logró meter a trabajar a sus paisanos con currículums falsos, tal el caso de una bailarina de table dance que ganó su plaza como maestra de ballet de la Selección Estatal de Gimnasia Rítmica.

Cuando las progenitoras se enteraron, de manera inmediata los lograron remover, por lo que ambos se fueron a trabajar a Quintana Roo, donde el deporte se hundió de madera irremediable.

Al retornar a Yucatán trajo consigo a numerosos isleños, a quienes logró insertar al IDEY, entre ellos está Narciso Boué García, acusado de pervertidor sexual, inmoral y alcohólico.

En horas que debe trabajar para el Gobierno del Estado está como entrenador en el gimnasio del Country Club, donde además es gigolo, complaciendo a las damas del club.

De manera frecuente afirma que no es niñero de los atletas, pero gracias a los deportistas que «piratea» tiene carros y casas, así como negocios turbios.

En el Instituto Patria hay muchos cubanos del IDEY dando clases en sus horas de entrenamiento, ya que al coordinador, Julio Magaña, «le da placer tener cerca a los cubanos».

Uno de los afectados aseveró que «los cubanos siempre han presumido ser los mejores, pero se mantienen en el cargo gracias a los atletas, de modo que en menos de 10 años estos entrenadores se han hecho ricos, mientras ellos aún pasan muchas carencias económicas».

Actualmente, los entrenadores cubanos gozan de viajes, paseos, fiestas, estabilidad económica y convencen a sus amigos y familiares para que se casen con yucatecas, para tener la nacionalidad mexicana, cuando ni siquiera se han divorciado en Cuba, por lo que practican la bigamia.

Bullying al extremó

Al considerarse intocables, así como los mejores entrenadores, agreden a los deportistas yucatecos, de manera física y verbal, por lo que frecuentemente les hacen bullying y los humillan.

Debido a ello, ya fueron denunciados ante la FGE, tal es el caso de la cubana de natación artística Ivette Bacallao, así como Alexander Varona, de clavados, quien tiene antecedentes de acoso sexual y abusos deshonestos con las niñas.

A pesar que el IDEY lo destituyó, Landy Marrufo, la mamá del olímpico Rommel Pacheco, lo volvió a meter para que él le haga el trabajo mientras ella está en eventos sociales con su vástago.

La situación empeoró a partir de 2016, cuando los entrenadores Héctor Soto y Alexander Varona se enfocaron a afectar a numerosas menores de edad, en especial a A. P. y S. V. B. M., durante un entrenamiento en el Complejo Acuático «Rommel Pacheco Marrufo».

A una de ellas, uno de sus compañeros, quien es «consentido» de ambos entrenadores, le dio una patada por la espalda, desde el trampolín de tres metros, y en otra ocasión, con un tubo de unicel o nieve seca.

La progenitora de las afectadas, Blanca, denunció las arbitrariedades cometidas por ambos individuos, quienes se burlan de las leyes mexicanas.

«A pesar que hay una segunda sentencia por parte de un juez, aún no hay sanción en contra de ambos entrenadores».

Recordó que en 2019, por la noche, una de sus hijas entrenaba en la cama elástica, cuando de pronto, con dolo, el entrenador apagó la luz del lugar, motivo por el cual le menor de edad perdió el control y al final terminó con contusiones en diversas partes del cuerpo.

Debido a que interpuso una queja ante la Codhey, las bajó en la categoría de entrenamiento, pues a pesar que llevaban siete años con sus prácticas, pasaron de Alto Rendimiento a Iniciación, por lo que nuevamente interpuso una querella.

En tanto se resolvía la problemática, los entrenadores impidieron que las menores de edad participaran en un campeonato de clavados.

En noviembre de 2020 se dictó sentencia a su favor, pero la información se la dieron a conocer a finales de diciembre del mismo año y hasta el momento no respetan la disposición legal.

Las hermanas son del nivel avanzado o de Alto Rendimiento en la disciplina de clavados, cuya progenitora afirmó que, a pesar que el titular del IDEY sabe de la problemática que causan los entrenadores cubanos, nada hace al respecto, motivo por el cual denunció la situación ante el tribunal de Justicia Administrativa.

Reprobó la actitud de los entrenadores cubanos y lamentó la actitud de malinchismo de las autoridades yucatecas, pues en el Estado hay personal capacitado que de manera profesional puede dar el respectivo entrenamiento a los menores de edad.

La funcionaria viajera

A finales de 2019 se denunció la actitud de Astrid Novelo Rosas, quien realiza viajes a diversos países con recursos públicos para presenciar eventos internacionales en los cuales no acuden yucatecos y, lo peor de todo, sin tener representatividad nacional.

La funcionaria no forma parte del equipo de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) del IDEY, por lo que no puede acudir a eventos deportivos como Centroamericanos, Panamericanos o Juegos Olímpicos.

Novelo Rosas fue captada en Lima, Perú, en un partido de vólibol varonil entre México y Chile, en donde no se tiene presencia de yucatecos.

En ese entonces, el departamento que ella dirige se encargó de despedir a entrenadores y a desaparecer áreas como Medicina y Ciencias Aplicadas al Deporte, así como diversos Centros de Alto Rendimiento, entre ellos el de gimnasia rítmica, semillero histórico de medallas.

De hecho, algunos atletas, como es el caso de Luis Lizama, quien práctica tiro con arco, se las tuvo que ingeniar para obtener dinero y así asistir al mundial de su especialidad, ya que el IDEY no le dio el respaldo necesario.

Lo mismo pasó con los pesistas Hibraín Koyoc, Irving Ek, María José y María Jesús Zel, quienes recabaron fondos e hicieron rifas para asistir al Campeonato Panamericano.

De acuerdo con datos recabados, al llegar al cargo en el IDEY, Novelo Rosas se comporta con prepotencia al tratar a los empleados y entrenadores, y a éstos los considera ineptos y mediocres, buenos para nada, de modo que empezó a despedir gente a nombre de Mauricio Vila y por instrucciones de Carlos Sáenz.

«Al despedir a personas ella decía que ya no necesitaban de sus servicios y que su trabajo era una porquería, porque no tenían título universitario», indicó un entrevistado, quien agregó que gracias a esa porquería de trabajo Yucatán logró durante dos años consecutivos (2017 y 2018) el cuarto Lugar Nacional en las Olimpiadas.

La prepotente funcionaria nunca ha estado en alguna dirección de Alto Rendimiento, mucho menos es entrenadora de la rama.

Asimismo, se ostenta como entrenadora certificada por la Federación Mexicana de Triatlón, pero sólo tiene un certificado que la federación expide por cursos que ellos imparten, sin importar el nivel que tengas, siempre y cuando pagues el curso.

Lo peor de todo, la radical funcionaria trajo a su pareja sentimental, Marisol Ponciano Flores, a quien impuso como metodóloga en el Centro Paralímpico, porque supuestamente «tiene mucha capacidad y experiencia como metodóloga de Ciclismo en sillas de ruedas».

Sin embargo, esto es un insulto al deporte yucateco, ya que ni siquiera hay pista de ciclismo en el Estado. Incluso, Yucatán nunca ha tenido competidores en ciclismo de sillas de ruedas.

Yucatán sin medallistas

Debido a la actitud de Sáenz Castillo, Yucatán se quedan sin deportistas y, por ende, sin medallistas, pues su asesor, César González, es quien decide lo que se debe de hacer y la forma de cómo se efectuará.

Por ende, fue quien recicló al cubano José Antonio Carret Vázquez y lo trajo de Quintana Roo, y en estos dos años el deporte yucateco cae en un abismo, del cual aún no se le ve el fondo.

En la Olimpiada Nacional 2018, Yucatán obtuvo el cuarto lugar nacional con 57 medallas de oro, 56 de plata y 62 de Bronce, en total 175 medallas.

Mientras, Quintana Roo obtuvo el décimo sitio nacional con 25 medallas de oro, 31 de plata y 53 de Bronce, para un total 109 medallas.

A principios de 2019, René Ledesma despidió a numerosos entrenadores, tal el caso de los ex campeones nacionales de box, José «Joe» Baquedano, a Freddy «Chato» Castillo, José Gilberto Keb, Óscar Rivera, Said Gutiérrez y Pedro Gómez, entre otros.

El despido de «Joe» Baquedano lo decidió el metodólogo cubano Carret Vázquez, por lo que tal como le sucedió al expesista paralímpico Modesto Martínez Cua, a pugilista le dijeron que ya estaba despedido cuando se presentó a trabajar, sin más explicación que un trato déspota y prepotente del cubano.

De acuerdo con uno de los entrevistados «es una estupidez y una mediocridad traer a alguien que estuvo en un lugar que en lo deportivo está muy por debajo de Yucatán, ya que sólo hundirá a la Entidad, además que los cubanos no tienen nada que aportar a México, porque su deporte ya está obsoleto».

Puso como ejemplo que en los Juegos Centroamericanos Barranquilla 2018, México quedó en el primer lugar del medallero, con 132 medallas de oro, 118 de plata, 91 de bronce, para un total de 341 medallas, 99 más que Cuba, que quedó en el segundo sitio del medallero, con 102 medallas de oro, 72 de plata, 68 de bronce, un total de 242 medallas.

«México no necesita cubanos, necesita aprender del deporte de Norteamérica y Europa», precisó el informante.

El cuarto lugar en las olimpiadas nacionales se ganó gracias al trabajo de los entrenadores yucatecos, porque no había seguimiento metodológico, ya que el cubano Pablo Rodríguez Fandiño nada hizo.

Dicho isleño sólo le quitaba a los entrenadores yucatecos los atletas que formaban para dárselo a los entrenadores cubanos y sólo robaba sueldo, ya que todo el día se pasaba dando clase en universidades privadas, cuando en el IDEY le pagaban tiempo completo.

Por órdenes de Mauricio Vila, el titular del IDEY, Carlos Saénz, tiene como asesor a César Gónzalez, quien en realidad da órdenes desde las «sombras», pues tienen negocios turbios con el gobernador.
De hecho, César González mandó traer de vuelta a José Carret, quien estaba exiliado en Quintana Roo, y en estos dos años el deporte yucateco ha caído en un abismo.
Narciso Boué es acusado de pervertido. Además, aconseja a sus compatriotas a casarse con yucatecas, aunque en Cuba no se han divorciado, incurriendo en la bigamia.
Astrid Novelo se ha enriquecido a costa del Instituto, es déspota y prepotente, y además se da el lujo de viajar a competencias internacionales, en las que ni siquiera participan yucatecos.
Para colmo y burla, Astrid Novelo acomodó a Marisol Ponciano Flores, a quien impuso como metodóloga de Ciclismo en el Paralímpico, aunque en el Estado no hay competidores en esa rama.
La cubana de natación artística Ivette Bacallao, tiene denuncias interpuestas ante la FGE de acoso sexual y abusos deshonestos.
Los entrenadores Héctor Soto y Alexander Varona han humillado y degradado a un par de niñas clavadistas, por lo que la madre de la menor interpuso la denuncia respectiva.

Artículos Relacionados

TREN DE LA FANTASÍA

admin

YA SON CUATRO LOS DETENIDOS

Redaccion

FALTA DE EMPLEOS: CALDO DE CULTIVO PARA LA EXPLOTACIÓN LABORAL

Redaccion

Deja un Comentario