Portada

MILLONARIO ATRACO VA A FONDO DE “MAU VILA PRESIDENTE”

*El 10% de los moches que se reciben por las obras que licita el Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán van a parar a un fondo para la campaña presidencial del Gobernador, todo operado por los hermanos Mario y Ricardo Millet Encalada

*Desde el pasado 12 de Julio, el IVEY publicó sendas Convocatorias a 15 Licitaciones Públicas, despertando suspicacias en propios y extraños ante tan alta pulverización, toda vez que se trata de la misma “Acción de Vivienda”

*Constructores disgustados que solicitaron el anonimato, revelaron a detalle la mecánica para no ser descalificados en la licitación, previo pago de moches. Operación mayúscula de lavado de dinero de alcance nacional

Redacción/Yucatán

Mérida.- Ya hemos advertido sobre las Constructoras y el Tráfico de Influencias de los hermanos Mario y Ricardo Millet Encalada, y su meteórico ascenso de la mano del Senador Raúl Paz Alonso. La “PLURI-FUNCIONALIDAD” política de Paz Alonso ha sido la clave del éxito para esta FURTIVA y CORRUPTA ALIANZA.

Nuestras fuentes nos informaron de un nuevo desfalco que se cocinaba ya desde el INSTITUTO DE VIVIENDA DEL ESTADO DE YUCATAN, a cargo de Carlos Viñas Heredia, y que tiene de beneficiarios a los Hermanos Millet Encalada y obviamente al propio CORRUPTO Viñas Heredia, a través de la edificación de baños a hogares marginados, que este GOBIERNO CORRUPTO mañosamente llama “Acciones de Vivienda”, para hacer pensar al pueblo que se trata de Casas.

Desde el pasado 12 de Julio, el Instituto antes citado publicó senda Convocatoria a 15 Licitaciones Públicas, despertando suspicacias en propios y extraños ante tan alta pulverización, toda vez que se trata de la misma “Acción de Vivienda”. Constructores disgustados que solicitaron el anonimato, revelaron a detalle la mecánica:

  • La condición previa para no ser descalificados en la licitación es un pago del 8% que directamente recibe Mario Millet Encalada en sus lujosas oficinas. A esta parte de la estafa la denominan el “Anticipo Voluntario”.
  • EL PASTEL se divide entre los VOLUNTARIOS mediante manipulaciones de último minuto en detalles que justifiquen la descalificación de los inconformes.
  • Asignadas y contratadas la obras, emisarios de Viñas Heredia (obviamente con la venia del Gobernador) recolectan su respectivo MOCHE de otro 8%, QUE AHORA LO DENOMINAN “El Retorno”.
  • Por si fuera poco, las CONSTRUCTORAS VOLUNTARIAS tienen sendos acuerdos de subcontratación y participación de utilidades con empresas de Ricardo Millet Encalada, haciendo de todo este proceso un COCHINERO.
  • El 10% de todo este ATRACO va al FONDO DE MAU VILA PRESIDENTE.

Señores PRIANistas que tienen a su cargo el Gobierno del Estado de Yucatán, ¿No tienen vergüenza? ¿Por qué callan y bloquean el flujo de información a este Medio? RECUERDEN QUE SON SERVIDORES PUBLICOS, Y LES APLICA EL REFRÁN DE “EL QUE CALLA OTORGA”.

Historial del Modus operandi del IVEY:

-Gobierno invade con IVEY y vende a una inmobiliaria (Inmobiliaria 1) de prestanombres del Gobernador y asociados, pagando precio del terreno más un moche (a ellos mismos), 2 o 3 veces mayor al valor de la transacción con Gobierno.

-La «Inmobiliaria 1» revende a 10 veces el valor pagado al Gobierno  a «Inmobiliaria 2», y «pagan» la diferencia en supuestas comisiones a empresas fantasmas de Álvarez Puga (cuyos socios y representantes son Rodolfo Rosas padre e hijo, y un muchacho de apodo «La Burger» Martínez), con lo cual evaden los impuestos.

-La Inmobiliaria 2 procede a subdividir el predio en cientos de lotes (en operaciones express, mismo día que únicamente suceden con la orden directa del Gobernador), y le venden «Un Desarrollo» evidentemente fantasma a una supuesta «Desarrolladora y Promotora», y le ganan un 50% de mano a mano, que obviamente es libre de impuestos vía Álvarez Puga, y los funcionarios corruptos y prestanombres reciben su dinero «limpiecito».

Ahí no termina:

-La «Desarrolladora y Promotora» presenta un proyecto de cientos de millones a una financiera llamada Grupo Escorfin, encabezada por un tal Roberto Guzmán García, pero cuyos socios reales son Ulises Carrillo Cabrera, Felipe Henríquez (maximo operador de los gobiernos neo-priistas), Rodrigo Medina ex-Gobernador de Nuevo León, Felix González, Rolando Zapata, y hoy evidentemente Vila.

-Grupo Escorfin tiene la concesión de los préstamos, y manejo de pensiones de los trabajadores de Gobierno de varios Estados, OBVIAMENTE empezando por el ISSTEY. Un negocio de agiotismo multimillonario avalado por Gobiernos cómplices.

Pero la pregunta evidente de quién paga la cuenta de este desastre, uno pensaría que Ulises Carrillo y banda, pero NO.

Grupo Escorfin paquetea todos estos financiamientos fantasma, y emite los comúnmente llamados «bonos chatarra», cuyo valor real es entre el 2% y un 5% de su valor nominal, PERO los vende a PRECIO LLENO incluyendo intereses.

Es una operación mayúscula de lavado de dinero de alcance nacional.

Y la pregunta final: ¿Quién es tan tonto como para comprar esos bonos chatarra? Pues los fondos de pensiones, fondos de desarrollo social y hasta Gobiernos estatales, que disimuladamente los convierten en DEUDA PÚBLICA.

¿Dónde inició todo este fraude? Nada más y nada menos que en Yucatán, para cubrir el boquete de 2 mil millones de pesos que le hizo Ivonne Ortega Pacheco al ISSTEY, que se «cubrió» donando el terreno del boicoteado proyecto Metropolisur de la administración de Patricio Patrón Laviada, cuyo costo total fue de $29 millones de pesos, ¡a la friolera de $4,000 millones de pesos!

Este terreno lo ha movido de un lugar a otro en los Gobiernos de Ivonne Ortega, Rolando Zapata y ahora Mauricio Vila, a valores que ya rebasan los $10,000 millones de pesos… Con esa cantidad se pueden literalmente comprar varios Municipios de Yucatán, ¡y quedaría vuelto!

Artículos Relacionados

NEFASTO, TRAIDOR, COBARDE, ASÍ TUNDEN AL GOBERNADOR EN REDES SOCIALES

Redaccion

AVIÓN CARGADO CON DROGAS ES ASEGURADO EN BELICE

Redaccion

QUERÉTARO: REFUGIO DE NARCOS

Redaccion

Deja un Comentario