Portada

MORENA RECICLA A TRAIDORES, “HUACHO” MENA, VERÓNICA CAMINO FARJAT…

*El líder estatal Mario Mex hace a un lado los principios y las reglas, como lo hizo con la llegada de “Huacho “ Díaz Mena, y ahora pactó para que la expriista ocupe un lugar que les corresponde a los verdaderos militantes yucatecos.

Redacción / Sol Yucatán

En un acto de traición a los militantes y a cambio de seguir en el poder, Mario Mex Albornoz dejó pasar a Morena Yucatán a la senadora Verónica Camino Farjat, quien ya forma parte de ese partido luego de traicionar al partido Verde.

El partido del no Traicionar, no robar, no mentir, se ha convertido en el partido que más a reciclado a políticos que han traicionado a sus partidos, han robado y han mentido.

Mencionamos estos dos casos más sonados. El más escandaloso es el de Joaquín Díaz Mena, que se pasó al PAN, luego de estar en el PRI, cuando no consiguió la candidatura panista para el gobierno del Estado, y ahora ya es izquierdista de hueso colorado en Morena-

La otra es Verónica Camino Farjat, quien del Verde Ecologista brincó al PRI, donde fue una furibunda crítica de López Obrador desde la tribuna del Senado. Ahora su pensamiento ya cambió y cree la 4T es la revolución que necesita el país-

Nuevamente, el líder estatal Mario Mex hace a un lado los principios y las reglas, como lo hizo con la llegada de Huacho Díaz Mena, y ahora pactó para que la expriista ocupe un lugar que les corresponde a los verdaderos militantes yucatecos.

La senadora Camino Farjat es una férrea opositora al presidente López Obrador, sobre todo en la lucha contra el huachicoleo, y ahora por así convenirle dice que ha apoyado a Morena.

En esa ocasión afirmó que la lucha contra el huachicoleo impulsada por el Presidente era una estrategia que no estaba bien pensada y la criticó, acusando incluso que por esa razón había ocurrido la tragedia de la explosión de un ducto en Hidalgo en la que hubo decenas de muertos.

Este es el tercer partido al que la senadora se cambia en tan solo dos años, evidenciando que a ella sólo le interesa hacer su voluntad y no está dispuesta a aceptar las reglas de los partidos cuando esta van en contra de sus ambiciones personales y los intereses de un grupo de amigos.

Fue la misma senadora quien en rueda de prensa afirmó que ya había hablado y pactado con Mario Mex, lo que revela que el presidente estatal de Morena mintió y traicionó a los militantes porque jamás informó de esas reuniones.

Al parecer lo que Verónica Camino y Mario Mex pactaron a escondidas fue que él seguiría como líder estatal y le permitirían poner a un candidato a diputado local, tal como ocurrió con la designación de Alberto Nolasco Sosa al tercer distrito.

Es así como ahora Verónica Camino llega a Morena Yucatán para apoderase del partido, pasar por encima de las reglas, hacer a un lado a los verdaderos militantes y lograr sus propósitos individuales a costa de lo que sea.

La entrada de Camino Farjat ha ocasionado un gran enojo entre los militantes fundadores yucatecos quienes ya se están organizando para rechazar esos pactos de Mario Mex.

No existió un protocolo para evitar el huachicol y las fuerzas armadas no actuaron como se debía. Camino Farjat criticó en la tribuna del Senado que el gobierno López Obradorista militarizara el combate el huachicol.

La senadora Verónica Camino Farjat afirmó que la tragedia ocurrida el 18 de enero de 2019 en un oleoducto en el poblado Tlahuelilpan, Hidalgo, en la que fallecieron 137 personas, se debió a que el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no aplicó ningún protocolo de protección.

La acusación la hizo durante la rueda de prensa en la que fue la presentación ante medios de comunicación como nueva integrante del partido Morena, fundado precisamente por López Obrador.

“Debieron haber aplicado el protocolo de otra forma… en lo que sucedió en Hidalgo, el protocolo que se siguió, más bien que no se pudo llevar a cabo fue porque la fuerza pública (soldados) no evitó que la gente llegara al ducto”, dijo la ahora senadora morenista.

Como se recuerda, el 18 de enero de 2019 en Tlahuelilpan, Hidalgo, se registro la explosión de un oleoducto que dejó un saldo inicial de 73 muertos y 74 heridos. Posteriormente, la cifra de muertes se elevó a 137 debido a la gravedad de las quemaduras de los lesionados.

Cinco días después, el 23 de enero, en la tribuna del Senado, Camino Farjat dijo: “definitivamente estamos ante una estrategia muy tremenda”.

La senadora, del Verde en esa fecha, agregó “estamos también y -es una opinión muy personal- ante, tal vez, un desconocimiento de las competencias de cada una de las autoridades”.

“Cuando se hace una estrategia y sobre todo una de este tamaño, combatir el huachicol, se tiene que pensar en todas las aristas”, dejando ver que es una estrategia que se hizo bien.

Camino Farjat criticó que el gobierno López Obradorista militarizara el combate el huachicol: “hubiera sido el Consejo de Protección Civil el que se sentara en ese momento, que actuara en ese momento y entonces fuera respaldado por las otras fuerzas”.

De esta manera, la ahora morenista acusó a AMLO de haber aplicado una estrategia equivocada que culminó en la trágica muerte de las 137 personas, hombres, mujeres y niños por usar a militares que no supieron cómo actuar y prefirieron ser sólo observadores.

Pero ahora, como los otros partidos no llena sus ambiciones, se pasa a MORENA . Cambia de piel como el camaleón, antes pensaba como ecologista, después como priísta, y ahora ya es luchadora izquierdista. Eso son los políticos que quieren representar a los yucatecos

Artículos Relacionados

A 2 PASOS DEL SEMÁFORO ROJO, SEFOTUR HACE FIESTA CLANDESTINA

Redaccion

“DOÑA LETY”: A TRES AÑOS, SIGUE ESPERANDO SENTENCIA

Redaccion

¡DESPOJADORES!

Redaccion

1 comment

Avatar
justo amable martin febrero 20, 2021 at 10:45 am

Si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿Por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal.
Morena y su líder moral, proceden de la misma corriente que Huacho Díaz Mena y Verónica Camino Farjat; son beneficiarios de las mismas mañas y se aprovecharon de sus circunstancias políticas. AMLO se salió del PRI porque no le concedieron concretar su aspiración de vivir del presupuesto público; en el mismo tenor están los hoy agregados a Morena en Yucatán.
En los hechos no hay que invocar a cambiar a los políticos; son víctimas de la adicción de vivir bien, usar el poder que concede la función pública y sin tener que hacer un gran esfuerzo. Hay que cambiar el sistema político mexicano y la forma de hacerlo es por la vía de la participación. Ante la amenaza que representó el gobierno de Lázaro Cárdenas del Río, la clase empresarial de la corriente conservadora creó el Partido Acción Nacional, para generar una oposición y un contrapeso a las iniciativas de una gestión con tintes de socialismo.
Esa propuesta hecha organización política, funcionó durante más de sesenta años y se constituyó en opción de gobierno al inicio del milenio. Lamentablemente, al convertirse en gobierno por la vía de candidatos externos no de legítimo origen conservador, el PAN se desdibujó y permitió la infiltración de los «chapulines» (como Díaz Mena y camino Farjat), que como la cumbia no tienen cuerpo ni corazón, sino que se aprovechan del sistema de rémoras que tanto daño hace a los partidos políticos.
Ante la construcción de un sistema como el que opera en países con gobiernos de corte socialista, la estrategia es inducir a que la discusión se centre en la vigencia de partidos como Morena, para limitar la posibilidad de propiciar nuevas opciones atractivas a la ciudadanía. La estrategia de expandir las «mañaneras» a los contenidos impresos y a la noticia cotidiana, le funciona a la 4T, por lo que hay que trascender de ese círculo vicioso y procurar nuevas alternativas de competencia para participar en los procesos electorales.
Sin principios, ideales o postulados, los partidos se convirtieron en los propietarios de la democracia en México. El mal no está en los Díaz Mena o en los Camino Farjat, que buscan aprovechar las circunstancias política en México, está en la sociedad que tiene a su disposición el sufragio y ese el valor que puede impulsar una auténtica transformación política en el país.

Reply

Deja un Comentario