Portada

MOTUL: FUNCIONARIOS CORRUPTOS DEL RAN

*Julio Balam Escamilla es un oportunista que se queda con las tierras de los ejidatarios y los estafa con dinero, contando con el apoyo de funcionarios corruptos del Registro Agrario Nacional

Redacción/Sol Yucatán

Motul, Yucatán. – Julio Balam Escamilla ha sido calificado como oportunista para quedarse con las tierras de los ejidatarios, contando con el apoyo de funcionarios corruptos del Registro Agrario Nacional, RAN, tal como sucedió con el viejito José María Aké Canché, quien murió, por lo que el susodicho se posesionó de cuatro hectáreas.

También, los ejidatarios denunciaron públicamente ante Sol Yucatán que este sujeto no pertenece al ejido, es decir, no es ejidatario, pero poco a poco se fue involucrando con Comisarios Ejidales corruptos para obtener ganancias que le permitan llenar sus bolsillos, tal como sucedió en la administración de Arcadio Tamayo hace seis años, en la cual Julio cobró diez mil y hasta 15 mil pesos a cada persona que conformaban una lista de 31, a cambio de darles el documento que los acredita como avecindados.

De lo anterior, existen documentos en poder de esta casa editorial que sustentan la denuncia porque, no es el único hecho en el que está involucrado Julio Balam Escamilla, a decir de los ejidatarios reunidos, en su mayoría personas de la tercera edad.

También, la señora Atala Abam Xul dijo que Julio Balam Escamilla la engañó, ya que le prometió arreglarle documentación de sus tierras y han pasado tres años y no le ha cumplido, aprovechando que la afectada es una persona de la tercera edad y viuda.

“A mí me pidió 800 pesos y copias de documentos oficiales de mi esposo que ya falleció, de mis hijos y mis nietos, pero ya pasó mucho tiempo, yo le entregué el dinero hace tres años y no ha hecho nada, incluso, fui a buscarlo y me respondió que no podía hacer nada, que tenía que hacer otros trámites, pero ya me fastidié, me engañó, ahora quiero que me devuelva mi dinero porque he escuchado que ha defraudado a otras personas”, dijo doña Atala.

No conforme con defraudar a verdaderos ejidatarios y de no ser ejidatario, se ha empeñado en fastidiarlos acudiendo ante las dependencias para demandarlos, señalaron.

“A mí me demandó por difamación en la Fiscalía, en donde él presenta como pruebas periódicos donde salen las notas donde se manifiesta que no es ejidatario, entonces, yo me presenté y comprobé que efectivamente no es ejidatario, pues no tiene certificado agrario, acta de Asamblea, donde también se nombra como asesor y donde es aceptado como campesino, y esos papeles se los pidió la autoridad a él y no pudo comprobarlos, justificándose que debido a la pandemia las dependencias estaban cerradas y no podía obtenerlos”, dijeron.

“El Magistrado Luis Armando Mendoza le dice que no es posible, que debió tener estos documentos desde siempre para cualquier aclaración y no contaba con ello porque no existían, y al saberse descubierto, pide conciliación conmigo y en ese sentido se firmó un acta de acuerdos de no agresión entre ambos, sin embargo, él después volvió a presentar dos demandas más en el mismo sentido, por lo que ya parece que sólo quiere fastidiar para poder apoyar nuevamente a Arcadio Tamayo quien quiere ser comisario ejidal por cuarta vez, pues bien sabe que ahí hay dinero con la venta de tierras”, refirió Luis Armando Chuc.

Cabe señalar, que actualmente Julio Balam Escamilla se dice asesor del actual comisario ejidal Jorge Marcelino Alonso Chuc, sin embargo, dicen los ejidatarios que para ser asesor primero se necesita llevar a cabo una Asamblea de aprobación, lo que quiere decir que este sujeto violenta la Ley a su antojo, pues las instancias encargadas de vigilar el marco legal se hacen de la vista gorda.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba