Portada

NEPOTISMO Y DESVIÓ DE RECURSOS EN BIENESTAR SOCIAL

*La delegada en Mérida, Lyndia Quiroz Zavala, está involucrada en tráfico de influencias y desvío de recursos; ha responsabilizado a «servidores de la nación», específicamente al personal que, bajo su autorización, entregó dinero a individuos no inscritos en el Programa

 

Redacción/Sol Yucatán

 

Mérida. – La subdelegada en Mérida de Programas Integrales de Desarrollo del Gobierno Federal, Lyndia Quiroz Zavala, está involucrada en tráfico de influencias y un presunto desvío de recursos, para lo cual ha responsabilizado a «servidores de la nación», específicamente al personal que, bajo su autorización, firmaron documentos de entrega de dinero a individuos no inscritos en el Programa de Bienestar.

La expresidenta del Comité Municipal del partido Movimiento Regeneración Social (Morena) en la capital yucateca se pretende deslindar del supuesto fraude cometido, al interponer denuncias penales ante el Ministerio Público Federal, junto el superdelegado Joaquín Díaz Mena, contra quien resulte responsable del desvío de recursos.

Por el momento, hay 25 trabajadores del Programa del Bienestar que ya fueron citados como aparentes responsables del fraude cometido, quienes establecieron que el dinero fue entregado a personas que no estaban en la respectiva lista.

A pesar que a se les notificó que no se les podía entregar el respectivo apoyo, Quiroz Zavala autorizó el pago y a cada trabajador les pidió que firmara un documento en el cual entregaban el dinero a la persona no enlistada.

Los afectados establecieron que Díaz Mena convocó a todo el personal y advirtió que se cometió un fraude, y, posteriormente, varios de ellos fueron citados ante el Ministerio Público Federal en calidad de testigos, pero posteriormente tuvieron que acudir sólo en calidad de indiciados, por el fraude cometido en 2019.

Lo peor de todo, a pesar que Telecomunicaciones de México (Telecomm) y la Secretaría del Bienestar han manifestado que ya no presentará cargos contra los presuntos responsables, Quiroz Zavala quiere que ellos «devuelvan el dinero».

Primeramente, se les pidió 15 mil pesos a cada uno de ellos, como demostraron que no tenían recursos para pagar tal cantidad, disminuyó a ocho mil, y ahora el monto que se les exige es de tres mil pesos.

Cabe destacar que Quiroz Zavala está acusada de nepotismo, ya que su esposo, José Luis Solís, así como el hermano de ésta, Diego, trabajan para la Secretaría del Bienestar, sólo que en la subdelegación en Valladolid.

Desde 2019, son numerosas las denuncias públicas emitidas por diversos grupos de “servidores de la nación” en Mérida, ya que en la dependencia prevalecen los malos tratos, privilegios para un grupo y hostigamiento a quienes estén identificados, aunque sea simple especulación, por tener un vínculo con otro partido político que no sea Morena.

Asimismo, se le responsabilizó directamente de los malos tratos y del desorden administrativo que prevalece.

 

 

Artículos Relacionados

CORRUPCIÓN EN PROGRAMA DE AMLO

admin

FALTA DE EMPLEOS: CALDO DE CULTIVO PARA LA EXPLOTACIÓN LABORAL

Redaccion

VIVIENDAS, BOMBA DE TIEMPO

Redaccion

Deja un Comentario