Portada

NOS ROBAN 783 HECTÁREAS

*Empresarios como David Lago Ancona, propietario de cientos de gasolineras G500 en el país, incluyendo Yucatán, «nos están quitando 783 hectáreas que se están llevando del polígono», denunciaron ejidatarios de Ticimul

*Destruyen con maquinaria pesada montículos arqueológicos. El INAH les puso sellos para evitarlo, pero empresarios se burlaron y siguieron trabajando

*Los campesinos piden que las autoridades no se involucren y les regresen sus tierras, donde construyeron Bachoco y, ahora, quieren hacer una gasolinera G500, además de un fraccionamiento

Redacción/Sol Yucatán

Ticimul, Yucatán. – Empresarios como David Lago Ancona, propietario de cientos de gasolineras G500 en el país, incluyendo Yucatán, «nos están despojando de 783 hectáreas que se están llevando del polígono», denunciaron ejidatarios de Ticimul.

«Aquí están varios empresarios involucrados, el grupo de la gasolinera G500, cuyo propietario es David Lago Ancona, Bachoco, estamos viendo la forma de traerlos para que escuchen la gente, los ejidatarios, de qué manera adquirieron las tierras, quién se las vendió, cuánto pagaron por ellas, porque hombres y mujeres de aquí de Ticimul nunca vendieron».

«Y por eso hemos llamado al Comisario Ejidal a la Procuraduría Agraria y ahí ha dicho que no  tiene ninguna información del ejido, pero ya hace dos semanas ingresamos una demanda en el Tribunal Unitario Agrario, para que diga desde cuándo está sucediendo esto, la raíz del problema, porque él no ha querido apoyar al ejido», remarcó don Luis Fernando Ku Chuc, representante de los afectados.

Con esta actitud del Comisario Ejidal en turno, los ejidatarios presumen que está coludido con los corruptos y trata de evadirlos, pues ya en tres meses termina su gestión.

«Siempre que se le ha citado se ha negado, sólo contestó que él no quiere saber nada del ejido, por lo que se le avisó que se presentaría la demanda en su contra por parte de 163 ejidatarios».

«Sin embargo, sabemos que los empresarios a través de sus abogados que los representan se han estado reuniendo con algunos ejidatarios y les han ofrecido dinero para que firmen documentos, eso cualquiera del pueblo lo haría, toda vez que hay mucha pobreza, no hay empleo y la situación de la pandemia los terminó de perjudicar», agregó el entrevistado.

Pero claramente, documentos en poder de Sol Yucatán revelan el nombre del empresario David Lago Ancona como representante de la inmobiliaria Lamol; es decir, es sabido que es dueño de cientos de gasolineras G500 en el país, sin faltar Yucatán.

A este sujeto lo representa la Licenciada Martha Leticia Molina Casares, además de que en escritura pública número 531, de fecha 23 de julio del 2007, otorgada en la Ciudad de Mérida, cuya fe la da el abogado José María Vargas Sansores, titular de la Notaría Pública Número 5 en esta capital yucateca, otorga la división en 34 partes.

Además, que el propietario es la inmobiliaria Lamol, Sociedad Anónima de Capital Variable, representada por David Lago Ancona, cuyo tablaje con número catastral es el 22207, en la localidad de Santa Cruz Palomeque de esta ciudad y municipio de Mérida, aunque en realidad este fraccionamiento pertenece al municipio de Umán y queda evidenciada una de las inconsistencias de las tranzas que están haciendo autoridades con empresarios.

Sobre la clase del predio, dice que es rústico y como descripción catastral señala lo siguiente: superficie de 38 mil 041 metros cuadrados con las siguientes medidas y colindancias: al noroeste  en 250 metros 36 centímetros con carretera, al Noreste en 245 metros 90 centímetros con propiedad de la C.O.U.S.E.Y; al Sureste, en 130 metros 5 centímetros, con tablaje 28 mil 482; al Suroeste en 200 metros, con tablaje 28mil 462.

Con ello, se confirma que el empresario Diego Lago Ancona, como representante de la Inmobiliaria Lamol y su abogada Martha Leticia Molina Casares, han logrado corromper a autoridades para apoderarse de tierras, toda vez que el testimonio de uno de los tesoreros del Comisariado, del que se omite su identidad para evitar represalias en su contra, ya habló ante los ejidatarios.

Admitió que él y el Comisario, cuando estuvieron en el poder, recibieron cien mil pesos para firmar documentos en favor del citado empresario y otros.

Ya se presentó una demanda de estos hechos en la Procuraduría Agraria en la Ciudad de México, porque también el tesorero y el Comisario facilitaron el acercamiento a la gente que no sabe leer ni escribir, para que aceptara la venta de tierras a cambio de unos pesos.

Destruyen vestigios

«A don Eusebio ya lo amenazó David Lago Ancona, le dijo que le destruiría  su casa si no se separa del grupo que está luchando por rescatar las tierras, porque él fue uno de los que iniciaron esta lucha hace 19 años».

«Este empresario es el que está raspando las tierras donde el INAH puso los sellos», señaló Luis Fernando, quien agregó que durante todo este tipo en las dependencias los han ignorado, porque en este asunto los que están detrás del despojo han movido mucho dinero para corromper a los funcionarios y, aunque algunos han sido echados a las calles, otros siguen dentro de las instituciones.

Pese a todo lo señalado, los ejidatarios fueron a la Ciudad de México, donde lograron obtener un plano de 1937, cuando formaban parte del ejido Chuburná.

Sin embargo, con tranzas, ahora esta humilde gente trabajadora está siendo despojada de lo que han trabajado durante generaciones, desde la existencia de sus antepasados mayas, cuando aún no había una división de las tierras, sino que todos trabajaban en global el henequén, el maíz y otras siembras, según trascendió durante la investigación periodística de Sol Yucatán.

Artículos Relacionados

VAN POR DELEGADO Y SUBDELEGADO DE FGR EN GUANAJUATO

admin

AMLO Y SU ECONOMÍA MORAL; RECESIÓN Y DESEMPLEO

admin

RETIRO DE LICENCIAS Y MULTAS POR CIRCULAR DESPUÉS DE LAS 11:30 DE LA NOCHE

Redaccion

Deja un Comentario