Hoy Escribe

OTRAS INQUISICIONES

Crisis de seguridad

Pablo Cabañas Díaz / Sol Yucatán

Ante  hechos criminales como los acontecidos en las últimas semanas en Culiacán, Sinaloa y en Bavispe, Sonora suelen surgir una diversidad de interpretaciones, cuestionamientos y reclamos. Emanan expresiones sustentadas en diversos sentimientos o perfiles. Un ejemplo de lo antes expuesto es la portada de la revista británica The Guardian Weekly que destacó que en México hay 100 muertos por día. La revista hace un recuento de los eventos violentos que han ensombrecido la gestión de Andrés Manuel López Obrador como mandatario mexicano.

Los hechos de violencia que vivimos como sociedad, son inéditos, baste señalar que en los primeros siete meses de 2019, han ocurrido 20 mil, 135 homicidios en todo el país, con un promedio nacional de 95.8 casos por día, de acuerdo con el reporte de víctimas de delitos del fuero común presentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública. Esta cifra es mayor a la registrada en este mismo periodo en 2018, cuando se reportaron 19 mil ,335 víctimas de homicidio. El año pasado se confirmó como el más violento al presentar el mayor número de homicidios en la historia del país, por lo que, de seguir la tendencia, este 2019 superaría ese registro histórico.

La imagen de violencia que experimenta nuestro país se acrecentó con la  matanza México de 9 miembros de una comunidad mormona, entre ellos 6 niños, que exhibió una vez más las debilidades del país y ha llevado al presidente estadounidense, Donald Trump, a ofrecer una inaudita ayuda militar para acabar con los cárteles.

México se va acostumbrado a la violencia, en palabras de la fiscal del estado de Sonora en entrevista radiofónica, Claudia Indira Contreras, denunció que se encontraron más de 200 casquillos de bala de distintos calibres.

Las estadísticas delictivas que mostró The Guardian Weekly, revelan solo un ángulo limitado de la criminalidad real. Los registros administrativos solo incluyen los delitos que son denunciados y registrados o son descubiertos por la policía o las autoridades del sistema de justicia. Por ende un número considerable de los delitos cometidos no han sido registrados ni tampoco aparecen reflejados en las estadísticas oficiales. En criminología existe una zona oscura de la criminalidad; conocida como la “cifra oscura” o “cifra negra” una cifra que puede ser mayor  a  la revista británica The Guardian Weekly.

Related posts

LA SECTUR, LA DEPENDENCIA QUE NO LLEGA… NI LLEGARÁ

La Columna del Sol

LA FANTASÍA PRESIDENCIAL

Información

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

Leave a Comment