Nacionales

PUERTO MORELOS: ALCALDESA MALGASTA EL DINERO

*Sin ocupar los locales arrendados para el fin estipulado en los contratos, la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, paga 1 millón 131 mil pesos

*La alcaldesa malgasta el dinero de los contribuyentes para beneficiar a amigos y a empresarios inmobiliarios

Redacción/Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán

Puerto Morelos.- La presidente municipal de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, pagó un millón 131 mil pesos por el arrendamiento de 16 pequeños locales de la Plaza del Puerto que son ocupados para fines distintos a lo estipulado en los contratos.

Con base en la información disponible en la Plataforma Nacional de Transparencia, la alcaldesa autorizó 10 contratos en lo que va de la presente administración. De ellos, seis son de 2019 y cuatro de 2020, para el alquiler de los locales B102, B105, B106, B201, B112, A103, A202, A203, A204, A205, A206, A207, A208, A209, A212 y A213.

En apariencia, la renta de los locales de la Plaza del Puerto –ubicada en avenida Ancla y Boulevard Joaquín Hendricks, Supermanzana 18, Manzana 07, lote 01, Puerto Morelos– cuesta a los contribuyentes 5 mil pesos cada uno; según contratos otorgados a la empresa Fondo Edifica del Sureste, S.A. de C.V.

Lo cierto es que ninguno de los espacios ha sido ocupado para lo que fueron rentados. Por lo que salta a la vista la sospecha de un manejo ilícito del dinero del pueblo, ya lastimado por la presente administración municipal de Laura Lynn Fernández Piña.

Por ejemplo, desde el inicio de las administraciones de la alcaldesa expriista y hoy verde-ecologista, la Dirección de Comunicación Social se encuentra en el edificio central del improvisado palacio municipal. No en la Plaza del Puerto administrada por David Goldzweig Esquenazi, quien es conocido por haber ocupado la secretaría y la cartera de asuntos religiosos de la Comunidad Judía de Cancún.

David Goldzweig Esquenazi es dueño de dos empresas, dos en Cancún y una en Naucalpan, pero ninguna tiene el giro inmobiliario. Estas son Impulso Deportivo, SA de CV, Distribuidores Deportivos Riviera Maya, SA de CV y SPA Teva, SA de CV.

Según documentos, Laura Fernández malgastó entre 2019 y 2020 1 millón 131 mil pesos en rentas de inmuebles, por medio de 10 contratos adjudicados de manera directa, para beneficio de la empresa Fondo Edifica del Sureste S.A. de C.V., a quien le arrendan 16 locales. Estos contratos son los únicos que la alcaldesa ha hecho públicos, pues el resto los tienen escondidos, violando con ellos la Ley de Transparencia.

Para nadie es sorpresa que la alcaldesa es la reina de la opacidad en los contratos de su administración.  Tiene otros contratos difundidos, como los de la renovación del alumbrado público, pero los mantiene ocultos.

Funcionarios cercanos a ella señalan que su no transparencia se debe a que en la mayoría de los contratos está involucrado su esposo, el empresario Carlos Alberto Moyano Menchaca, quien es proveedor de los mismos servicios; su hermana Marcia Alicia Fernández Piña; así como otros personajes cómplices del mal gobierno municipal.

Salta a la vista que la Plaza del Puerto no tiene un registro formal bajo esa razón social en el Registro Público de Comercio o bajo el nombre de la plaza. Sin embargo, también le arrenda un local al gobierno del estado de Quintana Roo para la recaudadora de rentas, dependientes de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN).

Los escandalosos contratos de arrendamiento que la alcaldesa realizó con la empresa Fondo Edifica del Sureste S.A. de C.V. no son los únicos. Existe uno con la persona física Mercedes del Pilar Espinoza Payán, quien renta un local por 1 millón 113 mil 600 pesos anuales.

Sin embargo, Fernández Piña fue acusada en 2019 por la propietaria del inmueble de dejar de pagar la renta, alegando que no le quiso ceder 10 hectáreas de tierra a título gratuito para que su esposo Carlos Moyano construyera un parque eólico generador de electricidad.

Entre los contratos de arrendamiento que paga Laura Fernández, se encuentra uno por monto de 1.2 millones de pesos que pagó en 2019 a la empresa Arrendadora y Constructora Calicún. Sus socias fundadoras son Mirna Margarita Concha y Cárdenas y María Natividad Kuk Kuk. Esta empresa fue denunciada en 2019 por mentir para obtener contratos en Cancún por el arrendamiento de unidades viejas, haciéndolas pasar por como nuevas.

Otro de los arrendamientos de inmuebles es propiedad de Manuel Bianchi y Carlo Kier, dueño de los hoteles Azul. Calixto Augusto Ferrat Carmichael recibe al año 170 mil 133 pesos por la renta de un local. Y es recordado por defraudar, en 2016, con el sistema de cable Puerto.

En los próximos días, en plena contienda electoral, se prevé que un grupo de exfuncionarios municipales, encabezados por el extitular de la Secretaría municipal de Desarrollo Urbano y Ecología en Puerto Morelos, Tirso Esquivel Ávila, de a conocer una serie de irregularidades en las que incurrió la alcaldesa en la licitación y adjudicaciones de obras.

El hecho no sólo pondrá en evidencia las truculencias millonarias en las que incurrió la alcaldesa de Puerto Morelos, sino que la pondrá a ella y a su séquito fuera de cualquier competencia electoral.

Además, las denuncias que pesan sobre ella en relación con el presunto desvío de dinero, en el que incurrió en su primera administración, podrían cobrar fuerza en el presente año. De entrar al fondo del asunto, podría ir a la cárcel, al igual que su mentor el exgobernador Roberto Borge Angulo.

 

 

 

Artículos Relacionados

BANXICO LANZA NUEVO BILLETE DE 1000 PESOS

Redaccion

PROMUEVE AMLO LEYES REPRESORAS

admin

TREN MAYA: ¡EL ECOCIDIO!

Redaccion

Deja un Comentario