Portada

PUERTO MORELOS: VENGANZA, EL ASESINATO DEL SECRETARIO DE DESARROLLO SOCIAL

*Investigan relación entre la ola de despojos y el asesinato de Ignacio Josaffat «Nachito» Sánchez Cordero, Secretario de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Puerto Morelos

*El finado delfín de la alcaldesa Laura Lynn Fernández Piña era señalado como integrante de una mafia dedicada al arrebato de tierras en la demarcación

Redacción/Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán

Puerto Morelos.- El asesinato de Ignacio Josaffat «Nachito» Sánchez Cordero, Secretario de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Puerto Morelos y fuerte aspirante a la presidencia de ese municipio, podría estar relacionado con la ola de despojos de que se han registrado en los últimos años.

Así lo revelaron de manera extraoficial fuentes de la Fiscalía General de estado de Quintana Roo, quienes tenían conocimiento de que el fallecido funcionario municipal también había recibido varias amenazas por parte de sus posibles agresores.

El crimen se registró en punto de las 9:30 horas de este miércoles en una cafetería de la colonia Pescadores de Puerto Morelos, pese a que sus escoltas estaban presentes al momento del ataque permitiendo que le dispararan en seis ocasiones contra la humanidad de «Nachito».

Personal médico de la empresa Costamed llegó para asistir a “Nachito”, quien recibió seis impactos de bala por la espalda que arrebataron la vida casi de manera instantánea, pues al llegar centro hospitalario llegó sin signos vitales. Lo perdieron los paramédicos.

Como se recordará, a fines de año se registraron diversos desalojos en varios predios de Puerto Morelos y Leona Vicario de manera irregular.

Aquí se publicaron versiones de que al menos 50 familias, entre locales y extranjeros, habían perdido su patrimonio a manos de la mafia de despojadores de tierras encabezada por altos funcionarios del gobierno municipal de Puerto Morelos, encabezado por la presidenta Laura Lynn Fernández Piña.

Entre ellos se señalaba a exsecretario de Desarrollo Urbano y Ecología en Puerto Morelos, Tirso Esquivel Ávila; a Nacho Sánchez Cordero, secretario municipal de Desarrollo Urbano; el hermano de este Darío Sánchez Cordero (alías) “La Bestia”; al hoy occiso Rodolfo H. (alías) El Popo, ex agente de la policía municipal; Alfredo Serrano Guinto, director de la Policía Preventiva y Turística, entre otros.

Todos ellos conformaban el grupo de funcionarios que utilizan la información de las diferentes dependencias para despojar de sus propiedades a sus verdaderos dueños.

Claro, estos funcionarios que utilizan sus cargos para cometer actos ilícitos actúan con la complacencia o la complicidad de la presidente municipal Laura Lynn Fernández Piña, así como con la ausencia de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo.

Algunas de personas fueron despojadas informaron a Sol Quintan Roo que los funcionarios que encabezan la mafia de despojadores en la demarcación no se tentaban el corazón, pues sus principales víctimas son personas de la tercera edad y/o que por alguna razón cayeron en desgracia económica o familiar.

También iban por los predios en los que sus dueños viven en otras partes del país, pero sólo llegan a Puerto Morelos en temporadas altas o período de vacaciones, muchos de ellos extranjeros que cuando llegan a sus propiedades se encuentran con que ya hay otras personas ocupándolos.

En la gran mayoría de los casos, falsifican documentos títulos de propiedad para que, desde el ayuntamiento, especialmente en catastro, modificaran los nombres de los supuestos nuevos propietarios y consumar el despojo documental ante el Registro Público de la Propiedad.

Esa mafia de despojadores, relatan las fuentes, toman posesión del lugar y con ello, los legítimos propietarios no pueden ingresar a sus casas, y los lanzaban con amenazas de muerte para que no denunciaran ante la Fiscalía General del estado de Quintana Roo.

Uno de esos casos se registró hace apenas a finales de diciembre, cuando la mafia del despojo en Puerto Morelos de su tierra a pobladores de Puerto Morelos.

Con la complacencia de la presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña, los funcionarios mafiosos armaron el despojo de dos predios propiedad de Antonio Marrufo Villanueva, ubicado en el primer cuadro del pueblo que dio origen al municipio.

Bajo el supuesto de que el predio ya pertenecía a otra persona, los abogados que siempre aparecen en los desalojos, en compañía de Alfredo Serrano Guinto, director de la Policía Preventiva y Turística, y un grupo de sus más selectos elementos policíacos.

En ese entonces, el desalojo supuestamente lo orquestó Tirso Esquivel Ávila, hoy exsecretario municipal de Desarrollo Urbano y Ecología en Puerto Morelos, argumentando que el desalojo de los dos lotes por supuestos eran adeudos al pago del impuesto predial.

Más tarde se dijo que el predio pertenecía ya a otra persona, quien acompañada de un comando de policías municipales amedrentando a las ocho familias que han vivido en el lugar desde hace más de 30 años, predio propiedad de Antonio Marrufo Villanueva.

En las últimas fechas, la mafia de despojadores de tierra, liderada por Tirso Esquivel Ávila y la alcaldesa Laura Lynn Fernández Piña, y protegida por el jefe de la policía turística Alfredo Serrano Guinto, le han arrebatado sus propiedades a decenas de personas que son incluso amenazadas de muerte.

Desde que inició la presente administración, un grupo de sujetos se dedican a investigar predios con adeudos o cuyos propietarios se encuentran en situación de vulnerabilidad para quitarles su patrimonio.

El grupo de funcionarios comandan a sus coyotes e invasores para falsificar documentos, o buscar lagunas legaloides para dejar en el desamparo a familiar completas.

Se insistió que la mafia está conformada por Tirso Esquivel Ávila, exsecretario de Desarrollo Urbano y Ecología en Puerto Morelos; el hoy finado Nacho Sánchez Cordero, secretario municipal de Desarrollo Urbano; el hermano de este Darío Sánchez Cordero (alías) “La Bestia”, el hoy occiso Rodolfo H. (alías) El Popo, ex agente de la policía municipal; Alfredo Serrano Guinto, director de la Policía Preventiva y Turística, entre otros.

Se decía que el difunto “Nachito” y Tirso Esquivel, así como la alcaldesa conforman la parte intelectual de la mafia de despojadores, pues son los que tienen acceso a la información y peor aún, tienen el poder para manipular a su antojo papeles y sistemas para documentar su trapacería.

Y el brazo violento lo conforman Darío Sánchez Cordero (alías) “La Bestia”, hermano del secretario municipal de Desarrollo Social; Alfredo Serrano Guinto, director de la Policía Preventiva y Turística, y el hoy occiso Rodolfo H. (alías) El Popo, ex agente de la policía municipal.

Cabe señalar que Rodolfo H. “El Popo”, era un ex agente de la Policía Municipal, ejecutado en noviembre pasado en el poblado de Leona Vicario, 24 horas después de que fue visto entregando aguas y comida a elementos de la Policía Quintana Roo y Policía Ministerial que realizaban un operativo en la Ruta de los Cenotes.

Las causas de la ejecución se desconocen, pero los denunciantes rumoran que tiene que ver con los despojos de tierras pues en algunas ocasiones se han querido meter con la gente equivocada, es decir, con personas que tienen más poder que los funcionarios municipales.

La ola de despojos que se han registrado en los últimos años podría estar relacionadas con el artero crimen contra el finado Ignacio Josaffat «Nachito» Sánchez Cordero, Secretario de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Puerto Morelos, quien era fuerte aspirante a la presidencia de ese municipio.

Artículos Relacionados

JUGOSO NEGOCIO DE VILA DOSAL CON EL REEMPLACAMIENTO

admin

EL HUMMER: VIVIR PARA MATAR

admin

CÍNICA Y DESHONESTA

Redaccion

Deja un Comentario