Nacionales

¿QUIÉN ES EMMA CORONEL?

*Pese a asegurar que su familia se dedicaba a la agricultura, hoy en día su padre y hermano están sentenciados a prisión por la vinculación a actividades del Cártel de «El Chapo»

*Tanto José Reveles como la misma Anabel Hernández, aseguran que el fallecido capo Ignacio «Nacho» Coronel Barrera, era el tío de la joven

Redacción / Sol Quintana Roo/ Sol Yucatán/ Sol Campeche/ La Opinión de México

Corresponsalías Nacionales

California.- Emma Coronel Aispuro, de 31 años de edad, nació en Santa Clara, California, y creció en la ranchería de La Angostura junto a su madre Blanca Estela Aispuro Aispuro y su padre Inés Coronel Barreas, lugar con apenas unas decenas de personas ubicadas en la región norte de México, conocida como «El Triángulo Dorado» del narcotráfico.

Pese a asegurar que su familia se dedicaba a la agricultura, hoy en día su padre y hermano están sentenciados a prisión por la vinculación a actividades del Cártel de «El Chapo».

Tanto José Reveles como la misma Anabel Hernández, aseguran que el fallecido capo Ignacio «Nacho» Coronel Barrera, era el tío de la joven.

¿Cómo conoció a “El Chapo”?

A la edad de 17 años, Coronel estaba en una celebración cerca de La Angostura, cuando por primera vez vio a Joaquín Guzmán.

«Yo digo que lo que me conquistó de él fue su plática, su forma de tratarme… No me llevó grandes regalos ni grandes cosas, sino que él se gana a las personas por su forma de ser», dijo en alguna ocasión Emma tras ser cuestionada por la diferencia de edad entre ellos.

El 2 de julio de 2007, la reina de belleza Emma Coronel, reconocida por haber ganado el cetro en el festival del Café y la Guayaba cumplía 18 años y al mismo tiempo contraía nupcias con Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, fundador del Cártel de Sinaloa.

Coronel negó tanto la presencia de políticos de la región, como de protección del Ejército Mexicano durante la celebración.

El matrimonio con uno de los jefes más poderosos jefes del narcotráfico en México, la llevó a Culiacán, Sinaloa, lugar conocido por ser uno de los bastiones del Cártel que dirigió su esposo durante dos décadas.

Aseguró que nunca vio armas ni drogas cuando estaba con él: «De hecho a mí no me consta que él trafique drogas», comenta.

«Puedo decir que hemos tenido muy buena relación, siempre nos hemos llevado muy bien. Es un hombre muy atento, muy cariñoso, muy respetuoso, muy alegre, que hace que se te olviden los problemas. Cuando lo ves a él y sabes que tiene muchísimos problemas, está como si nada».

Coronel no fue capaz de convivir con Guzmán desde que fue extraditado a los Estados Unidos en enero del 2017, además, el juez Brian Cogan rechazó la petición de tener unos minutos para abrazar a su mujer, por cuestiones de seguridad, dicha circunstancia fue criticada duramente por Guzmán en 2019.

Aún así, Coronel asistió fielmente a las sesiones y correspondió a sus saludos hasta el final.

INVESTIGACIÓN DEL AGENTE ERIC S. MCGUIRE SOBRE EMMA CORONEL

La Oficina Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés), ha informado que Emma Coronel se convirtió en la “representante” de su marido al frente del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo a la declaración jurada del agente del FBI, Eric S. McGuire, quien dirigió la investigación realizada contra Coronel, entre 2012 y 2014 la exreina de belleza transmitió mensajes a nombre de Guzmán Loera para que el Cártel continuara con sus actividades de narcotráfico.

Durante ese período coincide con los dos primeros años del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando Guzmán Loera fue uno de los objetivos prioritarios del gobierno federal en la lucha contra el narcotráfico.

“De 2012 a 2014 Coronel transmitió mensajes en nombre de Guzmán para promover actividades de narcotráfico mientras que Guzmán intentaba evitar la captura por parte de las autoridades mexicanas”, señala el documento adjunto al anuncio del Departamento de Justicia estadounidense a través del cual dio a conocer que este lunes la esposa de “El Chapo” fue detenida en ese país.

“En febrero de 2014, Coronel continuó entregando mensajes que recibió de Guzmán durante sus visitas a la prisión, que no fueron monitoreadas por las autoridades mexicanas”.

Emma Coronel será presentada este martes 23 de febrero ante una Corte de Distrito para el Distrito de Columbia donde es requerida por cargos de narcotráfico.

Acorde con la investigación del FBI, la mujer de “El Chapo” no sólo tomó su representación al frente del Cártel, sino que le ayudó a fugarse del Altiplano en el año 2015.

Coronel visitó a Guzmán en la prisión del Altiplano en múltiples ocasiones tras su detención el 22 de febrero de 2014, según el agente McGuire.

En una de sus investigaciones, el agente logró obtener acceso a una carta en la que “El Chapo” envió instrucciones detalladas para las operaciones del Cártel y la forma en que Coronel, sus hijas y los otros hijos de Guzmán Loera, Ovidio, Iván, Joaquín y Alfredo, debían organizarse para mantenerse unidos.

Después de una de las visitas al Altiplano, Emma Coronel se comunicó con un ex integrante del Cártel, actualmente testigo colaborador de Estados Unidos, para solicitar su ayuda y concretar la fuga de Guzmán de Altiplano.

En el operativo de fuga que se llevó a través de un túnel subterráneo y ejecutado en el año 2015, los hijos de “El Chapo” recibieron instrucciones de Emma Coronel para participar en el plan de escape.

“Estuvieron de acuerdo en organizar la construcción de un túnel subterráneo vinculado al Altiplano para facilitar la fuga de Guzmán de la prisión”, señala la declaración del agente.

“Todos entendieron que el propósito de facilitar la fuga de Guzmán era prevenir su extradición a los Estados Unidos y asegurar su control continuo sobre el Cártel de Sinaloa y sus actividades de narcotráfico”.

El testigo declaró que Emma Guzmán le solicitó a los hijos de Joaquín que compraran el terreno por el que su papá salió del Altiplano, armas de fuego y un camión blindado.

“También discutieron la necesidad de llevar un reloj GPS a Guzmán en prisión para poder precisar su paradero exacto para construir el túnel con un punto de entrada accesible para él”, señala el documento.

Posteriormente, el testigo colaborador se reunió con la esposa e hijos de Guzmán Loera para concretar el plan de escape y para que Emma Coronel enviara las actualizaciones necesarias a su esposo.

“Los hijos de Guzmán informaron que su padre podía oír la construcción del túnel y que la fuga sería un sábado o domingo porque no hay funcionarios o visitantes en la cárcel esos días”, mencionó el testigo colaborador.

El 11 de julio de 2015, Guzmán Loera escapó del Altiplano y permaneció prófugo hasta el 8 de enero de 2016 cuando fue recapturado y se le internó nuevamente en el penal de Almoloya desde donde intentó escapar una segunda vez.

Coronel proporcionó al testigo colaborador aproximadamente 100 mil pesos y le instruyó comprar un inmueble en las cercanías de la cárcel del Altiplano y que recibiría más dinero dependiendo del costo de la propiedad.

“Finalmente el testigo colaborador recibió un total de un millón de pesos para apoyar este plan de escape”, señaló el agente.

Aunque, Guzmán Loera fue trasladado al penal de Ciudad Juárez donde Emma Coronel y los abogados del capo buscaban facilitar su regreso a Almoloya para ejecutar el segundo plan de escape.

“El testigo colaborador declaró que fueron pagados aproximadamente dos millones de pesos al funcionario mexicano que supervisaba las cárceles mexicanas para facilitar el traslado de Guzmán”, señala.

“Guzmán nunca fue trasladado fuera de la prisión de Ciudad Juárez, pues fue extraditado a Estados Unidos desde esa instalación el 19 de enero de 2017”.

Artículos Relacionados

JUSTICIA EEUU: MÉXICO VIOLÓ ACUERDO BILATERAL AL PUBLICAR CASO CIENFUEGO

Redaccion

MARTES CON 82 EJECUTADOS, EDOMEX, CDMX, PUEBLA, GUANAJUATO, BAJA CALIFORNIA, MICHOACÁN Y VERACRUZ, ENTRE LOS MÁS VIOLENTOS

admin

LYDIA CACHO REACCIONA A LA DETENCIÓN DE KAMEL NACIF: “NO SE ME INFORMÓ; ES SOSPECHOSO”

Redaccion

Deja un Comentario