Locales

RAFAEL ACOSTA SOLÍS ESTÁ ATERRORIZADO Y AMENAZA A LOS CAMPESINOS QUE LO DENUNCIAN

RAFAEL ACOSTA SOLÍS ESTÁ ATERRORIZADO Y AMENAZA A LOS CAMPESINOS QUE LO DENUNCIAN

*Manda a sus secuaces a tratar de intimidar a los hijos de los ejidatarios: «Algo le puede pasar a tu papá si sigue con sus demandas», denuncian a Sol Yucatán los propios agraviados

Redacción/ Sol Yucatán

Mérida, Yucatán.- Rafael Acosta Solís, uno de los defraudadores y saqueadores de tierras en Yucatán, tiembla de miedo ante el avance de los ejidatarios en sus demandas y en contra parte manda a sus secuaces a tratar de intimidar a los hijos de los campesinos: «Algo le puede pasar a tu papá si sigue con sus demandas».

Lo anterior fue denunciado a Sol Yucatán por los propios agraviados, y es que, en el caso del ejido de Samahil, sigue adelante el proceso 808/2019 en contra de  Rafael Acosta Solís y en breve el Tribunal Agrario dará el veredicto final a este asunto.

Rafael Acosta Solís se apoderó de casi 2000 hectáreas en Samahil con la complicidad del ex comisario ejidal y alcalde, pagando en algunos casos a 2 pesos el metro cuadrado de tierras, sin embargo, hay hombres del campo que se han negado a entregar lo que durante décadas de sus antepasados mayas les ha pertenecido y por ello, este delincuente de cuello blanco ahora se ha dedicado a tratar de intimidar a los hijos, sobre todo a las damas, de los ejidatarios diciéndoles: «Algo le puede pasar a tu papá si sigue con las demandas». Ello, refieren los campesinos, es muestra de que Rafael Acosta tiembla de miedo de saber que las cosas no le están favoreciendo, y por ende, está quedando mal con sus patrones los empresarios, por lo que, los agraviados han buscado a través de Sol Yucatán que la sociedad sepa lo que está sucediendo porque, pronto el Tribunal Agrario resolverá este asunto en mención, y seguramente será en favor de los verdaderos dueños de las parcelas.

Rafael Acosta desde que fue Subprocurador de Justicia se ha dedicado a enriquecerse ilícitamente al quedarse con objetos de valor que eran recuperados cuando lampoñicis detenía a algún ladrón, eso es sabido por toda la sociedad yucateca.

Una vez que dejó el cargo de puso al servicio de los empresarios y ahora sigue delinquiendo despojando de sus tierras a los campesinos, no sólo en Samahil, también en Yaxkukul, Celestún, en dónde vendió una gran extensión de terreno a la empresa Kekén, que ahora está contaminando los mantos freáticos y demás, e igualmente ha resultado afectado a Ixil, entre muchos lugares más.

Por esta situación, los campesinos afirman que Rafael Acosta tiene más miedo que ellos porque han abierto los ojos, han despertado y no permitirán ser despojados de sus tierras. De igual manera esperan verse favorecidos de un caso del 2016 en el que Gabriel Guzmán Millet cometió otro robo de parcelas de miles de metros cuadrados. Afirmaron.

Artículos Relacionados

CONTINÚAN LAS CIFRAS ALTAS POR COVID-19 EN YUCATÁN: 13 MUERTES Y 109 NUEVOS CONTAGIOS

Redaccion

129 NUEVOS CONTAGIOS, 4 MUERTES Y 146 HOSPITALIZADOS POR COVID-19

Redaccion

FALTA DE PROMOCIÓN PARA EL MERCADO DE SAN SEBASTIÁN

Redaccion

Deja un Comentario