Portada

REBASA FRONTERAS CON SUS OBRAS DE ARTE MAYA

*Desde hace 25 años, en Tekax sigue en firme la única empresa del país que elabora carruajes, que ya fueron exportados a República Dominicana y Estados Unidos. La mayoría circula en Quintana Roo, Yucatán y Estado de México. Carlos Slim, uno de los clientes

*Francisco Balam Tuz presentó la colección «Tesoros de México» para difundir y conservar la cultura mexicana, a través de escudos de armas de los estados, municipios, heráldicos y reproducciones a escala de importantes vestigios arqueológicos e históricos

*»‘Balam arte en madera’ diseña y fabrica mobiliario de manera personalizada, adaptando los estilos clásicos o contemporáneos a los requerimientos del cliente», como sillas presidenciales, escritorios, pódium, conzoletas, bares, armarios, centros de entretenimientos, puertas, muebles auxiliares, entre otros

Redacción /Sol Yucatán

Mérida. – Obras artesanales elaboradas por manos mayas rebasan las fronteras de México, en especial las creadas por una familia de Tekax, con una historia de cuatro décadas de retos y triunfos.

Incluso, desde hace 2.5 décadas, en Tekax sigue en firme la única empresa del país que elabora carruajes, vehículos de tracción animal, cuya tecnología permite una mayor resistencia, durabilidad y ligereza, la cual evita el maltrato animal, motivo por el cual ya fueron exportados a República Dominicana.

El propietario de la empresa «Balam arte en madera», Francisco Javier Balam Tuz, destacó que se trata de una empresa familiar que comenzó de forma rústica y hoy son promotores del arte tradicional de Yucatán.

A lo largo de este tiempo se ha tenido que adaptar a la modernidad para mantenerse vigente, pero siempre promoviendo el legado Maya, pues la cultura se mantiene vigente, al mismo tiempo que no da identidad.

Con su trabajo, lleva la cultura de México a numerosos países del mundo, la cual es admirada y, por ende, se siente orgulloso de ser Maya, en especial de su apellido, que significa jaguar.

Esta empresa lleva 40 años trabajando las distintas formas del arte de la madera y, sobre todo, ha realizado trabajos a varios de sus clientes, los cuales son enviados a distintas entidades de la República Mexicana y a diversos países, entre ellos Estados Unidos.

Balam Tuz destacó que nació con el don del tallado de la madera y, ante el tesón de mejorar su conocimiento empírico, lo llevó a ser uno de los grandes ebanistas de la Península de Yucatán, y, sobre todo, desde hace 25 años es propietario de una empresa que fabrica carruajes; desde aquel entonces, es la única en su tipo en el país.

Indicó que es originario de Tinum, de padres campesinos, quien estuvo a punto de dedicarse al cultivo de la tierra, pero gracias a que obtuvo el segundo lugar del concurso de escuelas de la zona le permitió continuar sus estudios, hasta convertirse en técnico agrícola, egresado de la escuela ubicada en X’Matkuil.

Comentó que su abuelo era apicultor y de él aprendió la fabricación de carretes para las colmenas, y a los 17 años, el que hoy es su suegro, lo contrató para trabajar en una carpintería.

Mencionó que cierto día su suegro le llamó la atención y le dijo que debe de trabajar y lo puso a hacer carretes, por lo que al ver su habilidad le enseñó la carpintería.

Se quedó en dicho taller, tanto por el trabajo, así como por estar cerca de su novia, pues ahí la veía constantemente.

Recordó que en un principio comenzó reparando puertas y ventanas, acudiendo casa por casa, cuyas herramientas, un martillo y un cincel, las llevaba en un sabucán.

Abundó que, posteriormente, empezó con la elaboración de sillas y bancas, pero sus clientes les pedían otras cosas, las cuales no sabía hacer, pero «era un reto, aprendí a hacer lo que me pedían y siempre obtuve éxito».

De tal manera, aprendió a hacer mesas, trasteros y el trabajo que hacía era cada vez más fino, al grado que hace sillas presidenciales, escudos heráldicos, reproducciones de edificios precolombinos e, incluso, carruajes.

La única del país

Comentó que en 1996, uno de sus clientes, Juan José Chapur Zahuol, en el aquel entonces director del grupo Palace Resorts, le pidió que realizara diversos trabajos y le confió que necesitaba comprar un carruaje, acudió a Guadalajara y otros puntos del país, donde constató que en México no había una fábrica de este tipo de productos.

Luego de presentarle los resultados, «le propuse que podría hacer el carruaje que necesitaba, pues al recorrer estos sitios observé con detalle todo lo que se requería y la forma de trabajar, por lo que ese fue otro de mis grandes retos».

Reconoció que el empresario «dudó en un principio, pero al ver los resultados jamás volvió a desconfiar de mí», de tal manera que de esta forma inició su nueva empresa.

A lo largo de este tiempo, se han elaborado 25 carruajes, uno de los cuales fue encargado por el empresario Carlos Slim Herú, mientras el resto por hoteleros y rancheros.

La mayoría de los vehículos circulan en calles de Quintana Roo y Yucatán, así como también uno de ellos está en la Reserva de Venado Cola Blanca, en el Estado de México, y dos más en Punta Cana, puerto de República Dominicana.

Comentó que algunos empresarios y artistas, tal el caso de Vicente Fernández, han importado este tipo de vehículos, pero «el que se fabrica en Yucatán tiene más ventajas, tal es el caso de que es más seguro por ser resistente y no hay maltrato animal, ya que son livianas».

Remarcó que «es muy ligero al tiro, pues se pusieron baleros, por lo que el animal no hace mucho esfuerzo al momento de trabajar».

Comentó que el tren delantero es similar al vehículo clásico de París, Francia, lo que lo vuelve más atractivo.

Detalló que cuenta con dos modelos, el carruaje clásico y el victoriano, que es más grande, y cuyos detalles depende del gusto del cliente, pues se le puede poner el nombre de la persona o lugar, entre otras cosas.

Aprovechamiento de la naturaleza

En un recorrido por su taller, ubicado en Tekax, se constató que sabe aprovechar las bondades que le da la naturaleza, así como los accidentes de la misma.

Tal es el caso de un pich, un árbol de más de un siglo de antigüedad, el cual un rayo lo resquebrajó y al final se cayó.

Aprovechando la situación creó una mesa de cerca de dos metros de largo, cuyo atractivo es la apertura provocada por la descarga eléctrica, por lo que le dio un valor agregado.

De igual forma, de los troncos de árboles de la misma especie ha creado mesas circulares de más de un metro de diámetro y, en una de éstas, las patas de la misma son las raíces de pich.

Incluso, en sus diversas obras, recicla el material que tiene como una forma de aprovechar todo lo que la naturaleza brinda.

Asimismo, de los troncos de los árboles ha creado sillas, las cuales «siempre llaman la atención», pues se recicla el material que se tiene.

En el ramo de la fabricación de muebles finos en madera, a través de los años «me siento bendecido con este trabajo y he evolucionado desde la elaboración artesanal de piezas, hasta proyectos de gran importancia en el ramo residencial, hotelero e institucional».

«‘Balam arte en madera’ diseña y fabrica mobiliario de manera personalizada, adaptando los estilos clásicos o contemporáneos a los requerimientos del cliente», tal el caso de escritorios, pódium, conzoletas, bares, armarios, centros de entretenimientos, puertas, muebles auxiliares, etc.», acotó.

Entre los proyectos especiales están los carruajes, así como trajineras, gazebos, sillas conmemorativas y oficinas modulares, entre otros objetos que puedan representarle como un reto.

Tesoros de México

Balam Tuz presentó la colección «Tesoros de México», la cual surgió como un proyecto para difundir y conservar la cultura mexicana, a través de escudos de armas de los estados, municipios, heráldicos y reproducciones a escala de importantes vestigios arqueológicos e históricos.

Tallados en madera, tiene los escudos de México, así como los de Mérida y Yucatán, junto con el de Motul, Izamal, Tizimín, Progreso, Valladolid, Oxkutzcab y Ticul.

De igual forma, los escudos de Campeche, Quintana Roo, Chiapas, Jalisco, Estado de México y Veracruz, e, incluso, de España, Estados Unidos, el Líbano y el Vaticano, entre otros.

«Tesoros de México colección» es marca registrada y de reproductor autorizado ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)», de edificios precolombinos a escala.

Ejemplificó el caso de El Castillo de Chichén Itzá, El Templo del Adivino de Uxmal, el Arco Falso de Labná, el Observatorio-Caracol de Chichén Itzá, así como de una de las cabezas olmecas y las deidades mayas, etc.

El ebanista comentó que también elabora blasones familiares, es decir, representaciones gráficas de los linajes de los apellidos, para lo cual se ha documentado en heráldica.

Renacimiento y Covid-19

En su taller llamó la atención que elaboraba una réplica del Hombre de Vitrubio, o las proporciones del hombre, cuyo original fue creado por Leonardo da Vinci.

Destacó que tuvo que investigar sobre «la divina proporción» para poderla tallarla, verificando que «es la única forma de obtener la perfección en el arte».

«Con el más mínimo error, de hasta un milímetro, la obra se echa a perder, ya no funciona», acotó al remarcar la importancia del número áureo o dorado.

Abundó que Leonardo da Vinci realiza una visión del hombre como centro del Universo al quedar inscrito en un círculo y un cuadrado.

La traducción completa del texto que acompaña al Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci, establece que «Vitrubio, el arquitecto, dice en su obra sobre arquitectura que la naturaleza distribuye las medidas del cuerpo humano como sigue: que cuatro dedos hacen una palma y cuatro palmas hacen un pie, seis palmas hacen un codo, cuatro codos hacen la altura del hombre.

Y cuatro codos hacen un paso y que 24 palmas hacen un hombre; y estas medidas son las que él usaba en sus edilicios. Si separas las piernas lo suficiente como para que tu altura disminuya 1/14 y estiras y subes los hombros hasta que los dedos estén al nivel del borde superior de tu cabeza, has de saber que el centro geométrico de tus extremidades separadas estará situado en tu ombligo y que el espacio entre las piernas será un triángulo equilátero. La longitud de los brazos extendidos de un hombre es igual a su altura».

«Desde el nacimiento del pelo hasta la punta de la barbilla es la décima parte de la altura de un hombre; desde la punta de la barbilla a la parte superior de la cabeza es un octavo de su estatura; desde la parte superior del pecho al extremo de su cabeza será un sexto de un hombre. Desde la parte superior del pecho al nacimiento del pelo será la séptima parte del hombre completo. Desde los pezones a la parte de arriba de la cabeza será la cuarta parte del hombre. La anchura mayor de los hombros contiene en sí misma la cuarta parte de un hombre. Desde el codo a la punta de la mano será la quinta parte del hombre; y desde el codo al ángulo de la axila será la octava parte del hombre. La mano completa será la décima parte del hombre; el comienzo de los genitales marca la mitad del hombre».

«El pie es la séptima parte del hombre. Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte del hombre. Desde debajo de la rodilla al comienzo de los genitales será la cuarta parte del hombre. La distancia desde la parte inferior de la barbilla a la nariz y desde el nacimiento del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma, y, como la oreja, una tercera parte del rostro».

Por otra parte, en febrero de 2019, Balam Tuz presentó al Alcalde de Tekax, Diego Ávila, un mural artesanal realizado por el equipo de trabajo de este taller de madera, cuya elaboración tardó seis meses, con la participación de talladores, dibujantes, esculpidores, entre otros expertos.

Este mural fue denominado «Alegoría Histórica de la conquista de México», ya que representa los acontecimientos importantes de esa época histórica y además está plasmado en él algunos pasajes culturales de Yucatán».

Detalló que el material en la que se elaboró es cedro rojo, labrada a mano bajo la técnica de bajo relieve y acabado avejentado, con las medidas de 310 centímetros de largo, 160 centímetros de altura por 15 de espesor.

El trabajo se envió a la ciudad de Morgan Hill, California, Estados Unidos, y forma parte de la decoración de un conocido restaurante de esa urbe.

«Nos sentimos orgullosos de que puedan observar y apreciar nuestro trabajo, ya que nos dedicamos a esto desde ya hace muchos años y es muy importante que el trabajo que se realiza en nuestro municipio sea reconocido, ya que detrás toda su elaboración existe la dedicación, esfuerzo, creatividad, destreza y horas de trabajo de todo un equipo para obtener un resultado admirable», agregó.

Actualmente, elaboran una similar, sólo que con una madera de cedro, en la cual también hay una ceiba, árbol sagrado de los mayas, y en uno de los extremos se pondrá un elemento referente al Covid-19.

Por el momento, aún no deciden qué elemento colocarán, pues están esperando lo más significativo de la pandemia.

De esta manera, se abarca la historia contemporánea, pues también forma parte del arte y más ante un acontecimiento que afecta a toda la humanidad, y que afortunadamente, hoy ya se cuenta con vacunas.

Finalmente, en cuanto a las sillas presidenciales, comentó que es sobre pedido, en las cuales les ponen los escudos, ya sea del municipio, del Estado o país, además de la ornamentación que todo ebanista le pone, tal el caso de águilas, leones, la Constitución, etc.

 

Artículos Relacionados

NARCO-VUELOS,  IMPARABLES

Redaccion

RENÁN, SINÓNIMO DE CORRUPCIÓN Y FRAUDE

Redaccion

FGE, DESBORDADA POR LA PROSTITUCIÓN EN LÍNEA

Redaccion

Deja un Comentario