Portada

RED DE NARCOS OPERA EN AEROPUERTO BENITO JUÁREZ

Ricardo Ravelo/Staff Sol Yucatán

Los cárteles de la droga mantienen su dinámica en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México: en las últimas semanas se han detectado a jóvenes venezolanos que transportan droga embolsada en condones y que es tragada por ellos, de acuerdo con recientes investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR).

Hace un mes, aproximadamente, empleados de una empresa contratista descubrieron 30 kilos de cocaína empaquetada que había sido depositada en el drenaje.

Al momento de levantar unos registros para desazolvar la cañería, los obreros encontraron los paquetes que obstruían el desagüe. De inmediato dieron parte del hallazgo a las autoridades federales, quienes realizaron pruebas de laboratorio para detectar si los paquetes en realidad contenían cocaína. Los informes, hasta ahora, no se han dado a conocer, pero todo indica que en la terminal aérea opera una red dedicada al narcomenudeo.

Resultado de imagen para hallan droga en drenaje del aicm
Trabajadores de limpieza desasolvan el drenaje del AICM y hallan paquetes con cocaína

Sin embargo, ahora se sabe que los jóvenes venezolanos, quienes tienen entre 25 y 35 años de edad, traen la droga de Sudamérica en sus estómagos. De acuerdo con las autoridades federales, el alcaloide es entregado en la ciudad de México, aunque otros dijeron que su destino final es la ciudad de Cancún, otro gran centro de distribución y consumo de todo tipo de drogas.

Las autoridades federales pudieron conocer más detalles sobre la dinámica de narcotráfico en el aeropuerto luego de que fue llevado a un hospital un sujeto que dijo llamarse Andrés Estrada.

Este joven traía diez paquetes de cocaína pura en el estómago. Por este caso las autoridades integraron la carpeta CI/FAO/AO/-3/UI/D/1280/09-2019. El indiciado declaró que trabaja para una organización dedicada a la venta de cocaína que opera en la Ciudad de México, que le entró al negocio por obtener “una mejor condición de vida” y que su tarea consiste en transportar cocaína en pasta, la cual ingiere. En total transporta unos doce paquetes, dijo.

Este sujeto fue llevado a un hospital, iba en estado crítico, pues algunos paquetes que había ingerido le reventaron en el estómago, por lo que fue atendido con urgencia.

Tras superar su crisis, dijo que los jefes del cártel  Unión Tepito ofrecen a cada mula entre 500 y mil dólares y cada uno de ellos debe entregar entre 30 y 35 paquetes de cocaína pura.

Explicó que una vez que entregan la droga, los extranjeros reciben su pago, pero cuando suceden percances como el que enfrentó Andrés Estrada, los abandonan a su suerte. Este fue el caso de Estrada, quien fue dejado en el área de urgencias de un hospital privado. Ni siquiera lo condujeron hasta el área de atención médica, sino que fue aventado desde un vehículo en movimiento, según dijeron testigos.

 El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ha sido incluido en los reportes internacionales, particularmente de Estados Unidos, por ser una de las terminales con mayor movimiento de droga.

Es, dicen los informes, una terminal muy atractiva para los cárteles del narcotráfico: Ahí operan los cárteles de Sinaloa, Golfo, Zetas, entre otros, cuyos operadores se encargan de recibir los cargamentos de droga que provienen de Centro y Sudamérica y que utilizan la vía área para mover sus mercancías.

Otra terminal importante es la de CancúnTijuanaGuadalajara y Monterrey, las cuales son utilizadas por los grupos criminales para mover sus cargamentos de enervantes.

En el año 2005, las autoridades federales detectaron que el capo Ismael “El Mayo” Zambada tenía controlado el aeropuerto de la ciudad de México a través de su hermano, Rey Zambada, detenido en la ciudad de México y extraditado a Estados Unidos.

La red de Zambada incluía a funcionarios federales que trabajaban en la PGR, sobre todo en la Seido (Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada), elementos de Interpol, del servicio de aduanas y a diplomáticos de la embajada de Estados Unidos en México.

Toda esta madeja de corrupción terminó con el encarcelamiento de varios funcionarios de la PGR. El expediente del caso fue llamado “Operación Limpieza”, pero extrañamente todos los procesados recobraron su libertad. El juez de la causa adujo falta de pruebas.

Y es que el voluminoso expediente estaba integrado con declaraciones proveniente de testigos protegidos, quienes declararon hechos que no les constaban, eran de oídas. Tampoco pudieron acreditar con pruebas fehacientes sus imputaciones, por lo que las autoridades judiciales que tuvieron en sus manos el caso determinaron que la investigación no se sostenía.

Sin embargo, el Departamento de Aduanas de Estados Unidos puso el dedo en la llaga en el año 2007: mediante un informe expuso que la terminal aérea de la ciudad de México estaba controlada por el cártel de Sinaloa; también expuso que varios funcionarios aeroportuarios y de aduanas eran enlaces de esa organización criminal y que las grandes operaciones de movimiento de drogas –mariguana y cocaína –se realizaban a través de la vía aérea.

Los hechos fueron confirmando estos señalamientos: en el año 2012, en la terminal dos, varios agentes federales se enfrentaron a tiros luego de que un avión de la línea Aeroméxico llegó procedente de Lima, Perú, con un cargamento de cocaína.

Los agentes se disputaron el botín y al no ponerse de acuerdo terminaron enfrentados. Según dijeron algunos agentes, la droga era protegida por un ala de la Policía Federal que obedecía a las órdenes de Luis Cárdenas Palominos, entonces subsecretario de Seguridad Pública, segundo de a bordo de Genaro García Luna, responsable de las tareas de seguridad en los gobiernos de Vicente Fox Felipe Calderón.

En el enfrentamiento hubo tres muertos. Según dijeron los agentes que sobrevivieron, ellos fueron obligados por otro grupo de policías a sumarse al negocio, a lo cual se resistieron y eso generó la bronca.

Otras versiones apuntan a que el tiroteo fue provocado por los desacuerdos en cuanto a los montos de dinero que se iban a repartir. Al no llegar a un acuerdo, comenzó la discusión y después vinieron los disparos.

Ahora, las autoridades federales investigan una amplia red de “mulas” –distribuidores de droga –que son de nacionalidad venezolana y que arriban a la terminal aérea con droga en el estómago.

Los traficantes dicen tener sus contactos en las delegaciones Álvaro Obregón y Venustiano Carranza, zonas de influencia del cártel Unión Tepito, uno de los más violentos que operan en la capital del país.

Las autoridades sostienen que esta red podría estar detrás de los bultos de droga que fueron hallados en el drenaje de la terminal 1, hace aproximadamente un mes, cuando se daba servicio de mantenimiento a las cañerías.

Recientemente, el titular de la Administración General de Aduanas, Ricardo Ahued, desmanteló una red de corrupción dentro de la terminal aérea. Se investiga si dichos funcionarios están ligados al crimen organizado, lo que podría explicar que los cárteles siguen operando en la terminal aérea de la ciudad de México.

Related posts

¡CANDIDATOS DESCONOCIDOS!

Información

UN AÑO TRES MESES DEL AUTO-ATENTADO DE BARCOS CARIBE

Información

¡22 PROPIEDADES!

Información

Leave a Comment