Portada

SOBRINO DE NARCOTRAFICANTE; LOS NEXOS FAMILIARES DE SAMUEL GARCÍA CON EL NARCO

*El candidato del partido Movimiento Ciudadano al gobierno de Nuevo León, Samuel García, tiene una historia oculta que lo liga con un personaje del narcotráfico: Gilberto García Mena, “El June”, hermano de su padre. Las revelaciones fueron hechas por medio de un video que difundió Adrián de la Garza, el candidato del PRI a la gubernatura, en la que aparece Samuel García en una fotografía junto al capo, la cual fue tomada en una fiesta familiar. Samuel García había dicho que su padre, en efecto, es familiar de “El June”, pero negó haberlo visto alguna vez, lo cual resultó falso. De igual forma, a través de narcomantas que se atribuyeron al cártel del Noreste, el candidato Samuel García fue señalado de tener nexos con Evaristo Cruz Sánchez, “El Vaquero”, jefe de plaza del cártel del Golfo, detenido apenas el pasado 6 de abril en Nuevo León. Samuel García asegura que los golpes en su contra obedecen a que actualmente tiene la preferencia electoral en Nuevo León. Así está la guerra mediática por el gobierno de Nuevo León.

Ricardo Ravelo/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

Nuevo León.-La contienda electoral por la gubernatura de Nuevo León está que arde: el candidato del PRI, Adrián de la Garza, difundió un video con el que acredita que su contrincante, el candidato de Movimiento Ciudadano (MC), Samuel García tiene líneas de parentesco con el narcotraficante Gilberto García Mena, “El June”, quien a finales de los años noventa fue un importante operador del cártel del Golfo cuando este grupo criminal era encabezado por Juan García Ábrego y Osiel Cárdenas Guillén.

Además, la campaña de linchamiento mediático arreció cuando miembros del cártel del Noreste colgaron varias narcomantas  en esa entidad en la que de nueva cuenta acusan a Samuel García de tener nexos con el crimen organizado: le atribuyen una relación cercana con Evaristo Cruz Sánchez, “El Vaquero”, líder del cártel del Golfo detenido el pasado 6 de abril en la comunidad de Salinas Victoria.

Ante la evidencia, el candidato de Movimiento Ciudadano dijo que todo esto se trata de un ataque político, pues asegura que puntea las preferencias por la gubernatura de Nuevo León. Y respecto de su parentesco con “El June” dijo que es pariente de su padre pero que nunca ha estado cerca de la familia y ni siquiera lo conoce. Al respecto, el candidato del PRI demostró que García mintió, lo que acreditó con un video en el que aparece junto al capo en una fiesta cuando el actual candidato a la gubernatura tenía diez años de edad.

El temible June

Capo de la vieja guardia del cártel del Golfo, con unos 67 años a cuestas, García Mena purga una condena de 43 años de prisión por delitos contra la salud y delincuencia organizada. La sentencia se la impusieron en el año 2008, siete años después de haber sido detenido en Tamaulipas durante un operativo militar y policiaco que duró varios días, pues el capo no era encontrado debido a que permaneció oculto en un escondite dentro de su propia residencia. De sobrevivir, Gilberto García Mena abandonaría la prisión en el año 2044, cuando cumpla 90 años de edad.

García Mena tiene una larga historia en el mundo del hampa. Militó en el cártel del Golfo en la época en que ese grupo criminal era dirigido por Juan García Ábrego, “La Muñeca”, capturado en 1995 en Nuevo León y deportado a Estados Unidos, donde tenía un voluminoso expediente por tráfico de drogas.

García Ábrego –sobrino de Juan Nepomuceno Guerra, traficante de alcohol en su juventud y fundador del cártel del Golfo –vivió su etapa de mayor esplendor durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. La impunidad lo cobijó, tanto, que incluso se difundieron señalamientos que lo relacionaban con Raúl Salinas, quien habría sido su protector.

Antes de su caída, García Mena presentó a Osiel Cárdenas con Juan García Ábrego. Se asegura que al capo le atraía la figura de Osiel debido a sus nexos con la policía. Entre sus antecedentes, se saber que Cárdenas Guillén fue “madrina” de la extinta Policía Judicial Federal antes de asumir la dirigencia del cártel del Golfo.

Luego de la captura de García Ábrego, Cárdenas Guillén asesinó a su socio, Salvador Gómez Herrera, “El Chava Gómez” y se entronizó en la jefatura del cártel del Golfo. Así comenzó su carrera criminal en las grandes ligas del narcotráfico. “El June” se convirtió en jefe de plaza.

García Mena –tío del actual candidato del partido Movimiento Ciudadano al gobierno de Nuevo León –fue detenido el 9 de abril de 2001 luego de que las autoridades federales implementaron un operativo con unos 500 agentes especiales y militares para capturar al capo.

Se asegura que el arresto de “El June” fue el primer golpe fuerte que asestó el entonces gobierno de Vicente Fox, quien en los primeros veinte días de gobierno fue sacudido por la fuga de Joaquín  Guzmán Loera, “El Chapo”, del penal de Puente Grande, Jalisco.

“El June” tuvo varios refugios que le permitieron evadir las acciones de la justicia, pero la comunidad de Guardados de Abajo, en Tamaulipas, fue su último reducto. Esta población se localiza a orillas del Río Bravo. De esa población también salió Samuel Orlando García Mascorro, padre de Samuel García, cuando tenía catorce años de edad. Se afincó en la ciudad de Monterrey.

De acuerdo con los antecedentes que se conocen, el padre de García Mascorro como el de García Mena eran hermanos. De este dato se desprende que el candidato al gobierno de Nuevo León por el partido Movimiento Ciudadano –Samuel García –es sobrino del llamado capo del golfo.

Cuando García Mena era buscado por ser uno de los objetivos centrales del gobierno de Fox, se implementó un operativo. Hasta la llamada frontera chica arribaron agentes de las Fuerzas Especiales en paracaídas. Era la madrugada del 31 de marzo de 2001. La población de Guardados de Abajo era dominada por “El June”, quien era un benefactor social: construía escuelas, apoyaba a la gente con recursos y atendía cuanta petición le hacían. Por esa razón nadie lo denunciaba.

En los años ochenta y noventa García Mena no era un hombre conocido, aunque ya operaba el tráfico de drogas. En ese tiempo, era un enlace clave entre narcos del noreste y empresarios. También tenía contactos con los sinaloenses, a quienes les vendían la droga que después era introducida en Estados Unidos.

Cuando cayó en prisión por segunda vez, García Mena tenía tres décadas en el mundo del narcotráfico. Empezó su carrera delictiva en 1970. En 1989 fue capturado y permaneció en prisión durante dos años en el penal de Topo Chico, en la ciudad de Monterrey.

El negocio del tráfico de drogas lo operaba con su hermano Juan Anacleto. También se involucraron en el negocio sus sobrinos, conocidos como “Los Aerolitos”. Todos ellos controlaban la frontera chica, en Tamaulipas, conformada por los municipios de Miguel Alemán, Díaz Ordaz, Camargo y Ciudad Guerrero Mier.

“El June” comenzó a ser conocido durante el periodo en que García Ábrego –actualmente éste purga once cadenas perpetuas en Estados Unidos –.dirigía el cártel del Golfo, en los años ochenta. Entonces figuró como jefe de plaza. En 1995, poco antes de la captura de García Ábrego, Osiel Cárdenas salió de la cárcel. García Mena lo presentó con el capo.

Cuando Osiel Cárdenas se convirtió en jefe del cártel del Golfo, Gilberto García Mena ocupó el lugar que tenía Salvador Gómez Herrera, “El Chava Gómez”, asesinado por Osiel Cárdenas. De ahí le pusieron el apodo de “El Mata amigos”.

Cárdenas Guillén llevó a cabo el reparto del estado de Tamaulipas y designó a varios hombres de su confianza como jefes de plaza del cártel del Golfo. En Matamoros, por ejemplo, designó a Eduardo Costilla, “El Coss”; a Gregorio Sauceda lo puso en Reynosa. A Efraín Teodoro Torres, “El Z-14” –asesinado durante una carrera de caballos en la comunidad de Villarín, Veracruz –lo nombró representante del cártel en la comunidad de Díaz Ordaz, en tanto que Gilberto García Mena se quedó en la comunidad de Miguel Alemán.

La captura

Gilberto García Mera fue buscado durante poco más de una semana por elementos del Ejército. La frontera chica fue sitiada por policías y militares. Catearon una veintena de domicilios –luego se supo que los cateos los realizaron sin orden judicial –y no daban con su paradero. El capo siempre estuvo resguardado en su residencia.

Durante varios días permaneció oculto en un refugio secreto. En realidad era un cuarto que no era visible. Ahí era abastecido de alimentos y agua. También tenía varios teléfonos celulares y unas cuatro armas para defenderse ante un ataque.

De acuerdo con las crónicas de la época, la casa donde se refugió “El June” era de dos plantas y en su interior se guardaban varias toneladas de mariguana en cajas de cartón debidamente reforzadas con hule. Ahí se aseguraron unos 20 mil kilos del enervante.

Cuando los militares catearon la casa hallaron la droga pero no al capo. Sin embargo, se asegura que un soldado revisó todas las habitaciones. Hallaron un cable que estaba conectado y que conducía a un espacio que no era visible. Cuando siguieron el cable descubrieron que conducía a un plafón, el cual fue levantado y hallaron el refugio donde se escondía “El June”. Tras su captura, el gobierno de Vicente Fox asestó un fuerte golpe al crimen. El capo fue trasladado a la ciudad de México y encerrado en el penal de Almoloya de Juárez.

En septiembre de 2007, seis años después de su detención, el juzgado tercero de distrito de procesos penales de Toluca, Estado de México, sentenció a García Mena a 54 años de prisión. También se le impuso una multa de 549 mil pesos. En 2008, sin embargo,  Rafael Zamudio, magistrado del Quinto Tribunal Unitario, confirmó la condena pero la redujo a 43 años.

El miembro del cártel del Golfo continuó peleando jurídicamente su caso y salió a relucir que el capo fue detenido mediante operaciones de cateos ilegales.

A poco más de dos décadas de su detención, Gel nombre de Gilberto García Mena volvió a sonar fuerte en las redes sociales luego de que el candidato del PRI al gobierno de Nuevo León, Adrián de la Garza, difundió un video y fotografías en las que aparece el candidato de Movimiento Ciudadano con el capo.

Además, se acusó a García de tener nexos familiares con el narcotraficante. Tras el golpe mediático, Samuel García aceptó que su padre tiene nexos familiares con el narcotraficante pero negó que él haya conodico a “El June”, pues arguyó que su padre salió de su pueblo –Guardados de Abajo –hace más de cuarenta años y García Mena nunca ha estado cerca de su familia.

Con este argumento sólo provocó que el abanderado del PRI arremetiera contra él, pues dio a conocer una fotografía en la que aparece el candidato Samuel García junto al capo cuando entonces tenía diez años de edad. La fotografía fue tomada durante una fiesta a la que el capo fue invitado.

No fue todo: antes del golpe mediático asestado contra Samuel García en Nuevo León aparecieron colgadas varias narcomantas que se atribuyeron al cártel del Noreste.

El los mensajes se acusa al abanderado de Movimiento Ciudadano de tener nexos con Evaristo Cruz Sánchez, conocido en el mundo del hampa como “El Vaquero”, líder del cártel del Golfo, quien fue detenido apenas el pasado 6 de abril en aquella entidad.

Samuel García explicó que estos golpes que ha recibido obedecen a que él va punteando en las encuestas para la gubernatura de Nuevo León. “Tengo la preferencia electoral” y a eso obedece esta campaña contra mi persona

Artículos Relacionados

INSÓLITO: COMISARÍA DE TIZIMÍN TIENE UN SOLITARIO HABITANTE

Redaccion

DIEZ MUERTOS, SALDO DEL TIROTEO EN SUPERMERCADO DE COLORADO

Redaccion

LADRONES DE 34 MIL 412 HECTÁREAS

Redaccion

Deja un Comentario