Locales

TRABAJADORES DEL HOSPITAL REGIONAL DE ALTA ESPECIALIDAD EXIGEN SER VACUNADOS EN CONTRA DEL COVID-19

Redacción / Sol Yucatán

Mérida, Yucatán.- Cerca de 30 empleados de salud del Hospital Regional de Alta Especialidad manifestaron su inconformidad porque hasta ahora no han sido vacunados en contra del Covid-19.

Además, detectaron que la vacuna está siento empleada a distribuidores externos al hospital, mientras que empleados químicos fueron sacados de la fila por la Guardia Nacional.

Trabajadores sociales y empleados administrativos de dicho nosocomio protestan que ellos tienen contacto directo con pacientes y familiares de pacientes que tienen coronavirus, es decir, también corren riesgo y todos los días exponen su vida a este terrible virus.

«Estamos solicitando nuestros derechos, porque la indicación que se ha dado es que las vacunas que han llegado a la institución sean para la base trabajadora» comentó una mujer manifestante, haciendo énfasis en que ellos, los trabajadores sociales también deberían estar dentro de los grupos prioritarios.

Personal de salud del HRAE denunció que el hospital donó vacunas para guardias, proveedores e incluso para personal de cafetería.

«Estamos esperando que baje el director para que nos dé una explicación. Nos sentimos mal porque nos hacen a un lado» expresó el personal médico de salud inconforme.

Se logró averiguar que la base trabajadora del HRAE es de 1200 empleados y al sitio llegó un total de 1800 dosis, es decir, hay vacunas de sobra. Lo único que desea el personal es que sean vacunados conforme a las líneas de prioridad y que no se le dé preferencia a nadie.

«Queremos que nos vacunen, todos tenemos contacto directo con los pacientes y corremos el riesgo de enfermarnos, pedimos que la apliquen a los trabajadores sociales, administrativos, químicos, laboratoristas en vez que las estén donando a otros» señalaron los inconformes.

Se empieza a notar la desorganización de las autoridades estatales de salud en el tema de jornadas de vacunación contra Covid-19. Sauri Vivas y Vila Dosal paseándose en el interior del estado, mientras que en la capital se está volviendo toda una odisea para los trabajadores de salud el recibir la vacuna.

Una vez más estos funcionarios públicos deciden huir de las adversidades que ellos mismos causan por su ineficiencia. Quizá pensaron que sólo era «formar filas» y listo. Ojalá se den cuenta que recibir una vacuna de coronavirus va más allá de hacer filas. Los empleados de salud, quienes han sido los verdaderos héroes en esta lucha, tienen que enfrentarse incluso con las autoridades de seguridad para poder ser vacunados.

Artículos Relacionados

RIESGO DE COLAPSO: URGENTE QUE PEMEX PAGUE A PROVEEDORES

Redaccion

PELIGROSA CUESTA DE ENERO QUE AGOBIA A LOS YUCATECOS

Redaccion

REPORTAN 374 NUEVOS CASOS Y 8 MUERTES POR COVID-19 EN YUCATÁN

Redaccion

Deja un Comentario