Portada

VILA, DOBLEGADO

*El empresario César González Arjona amenazó al Gobernador con hacer público el desvío de recursos por 30 millones de pesos que realizó con sus empresas «fantasma», si no era nombrado director del IDEY

*Para que no destape la cloaca lo nombraron asesor. Dispone y ejecuta todas las acciones en la dependencia y recibe la mayor parte de la ganancia obtenida con el desvío de recursos. El titular de ese Instituto, Carlos Sáenz Castillo, es simplemente un títere manejado por «el empresario»

*Desde que era candidato a la Gubernatura, Vila fue denunciado por un desvío de 300 millones de pesos de recursos del Ayuntamiento que encabezaba, por medio de numerosas empresas «fantasma»

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – La corrupción carece de límites, al grado que el Gobernador Mauricio Vila Dosal es víctima del chantaje protagonizado por César Ramón González Arjona, quien para evitar la divulgación del desvío de 30 millones de pesos que cometió cuando fungió como Alcalde de Mérida, lo designó como el asesor del Instituto del Deporte del Estado de Yucatán (IDEY).

Por ende, es quien ordena, dispone y ejecuta todas las acciones en la dependencia, y quien recibe la mayor parte de la ganancia obtenida con el desvío de recursos, por lo que el titular de esta dependencia, Carlos Sáenz Castillo, mejor conocido como «Calín» Sáenz, es simplemente un títere manejado por «el empresario» González Arjona.

De acuerdo con empleados de alto nivel del IDEY, quienes solicitaron el anonimato para evitar represalias, González Arjona tiene agarrado a Vila Dosal del cuello, por lo que puede hacer cualquier arbitrariedad sin que nadie se lo impida.

González Arjona fue director de la dependencia durante la administración de Patricio Patrón Laviada y quiso regresar, aprovechando el nexo de corrupción que tiene con Vila Dosal, pero pidió el cargo demasiado tarde, dado que el nombramiento lo había dado a favor de «Calín» Sáenz.

Enojado por la actitud del titular del Ejecutivo, «hizo su berrinche» y le advirtió que destaparía la cloaca al revelar a los medios de comunicación las irregularidades cometidas cuando fungió como Alcalde de Mérida, además que no aceptaría una dirección menor.

Ante tal amenaza, y sin pensarlo dos veces, Vila Dosal lo nombró como asesor de Sáenz Castillo y lo convenció al plantearle que podría actuar como quisiera, sin tener que aparecer como figura pública, como pago por el favor político.

Durante la administración de Vila Dosal como Alcalde de Mérida, el Ayuntamiento pagó 30 millones de pesos a la empresa «fantasma» Cega Constructora Sociedad Anónima de Capital Variable (SA de CV), cuyo representante legal es González Arjona, personaje con 25 años de militancia en el Partido Acción Nacional (PAN).

Dicha iniciativa privada aparece en la relación de contratos de servicios derivados de concursos.

La empresa tuvo invitaciones a cuando menos tres licitaciones públicas, de septiembre de 2012 a septiembre de 2018, con el número de contrato DA-2013-Mantenimiento de Parques y Áreas-02/01.

El nombre del proveedor, según los datos recabados en información de acceso público es: Cega Constructora SA de CV, con Registro Federal de Causante (RFC) del proveedor CCO1003311P3 y cuyo nombre del responsable legal es César Ramón González Arjona.

La constructora es una empresa «fantasma» con dirección en la calle 31 número 689 entre 78 y 78-A del fraccionamiento Rinconada Ciudad Caucel, código postal 97314, pero éste predio actualmente pertenece a otra persona y es una casa habitación normal.

De acuerdo con información de Cega Constructora, es una empresa dedicada a la «construcción, remodelación y cancelería de aluminio, ventanas corredizas, portones y closets, seriedad y garantía, precio especial a constructores».

Asimismo, su lema es «Seriedad y garantía» y, de acuerdo con «la historia del negocio», en esta se establece que «el Lic. César González es una persona que le gusta incursionar siempre buscando alternativas y, haciendo un sondeo, se dio cuenta que hay muchos aluminieros, pero no todos tienen ética y seriedad».

González Arjona, como recordamos con anterioridad, fue director del IDEY en el periodo de Patricio Patrón y renunció antes del proceso de entrega recepción, porque en ese momento el PAN perdió la Gubernatura.

Al frente de dicha dependencia desvió millones de pesos, tanto para el beneficio personal como para la campaña del blanquiazul y, para evitar problemas, optó por dimitir.

De tal manera, César González entregó su renuncia y salió por la puerta de atrás, dejando como interino a Carlos Caamal, que era entonces Director de Finanzas, y fue quien maquilló toda la tranza de millones para que pudiera entregar las cosas en relativo orden a la administración priista, que encabezaría Ivonne Ortega Pacheco.

Las auditorías confirmaron que hubo fraude y desvío de recursos para la campaña de Xavier Abreu Sierra, pero la denuncia quedó en la congeladora, tal como sucede con la actual administración de Vila Dosal, quien hasta el momento no emite una orden de aprensión en contra de su antecesor, Rolando Zapata Bello.

Inmediatamente, logró insertarse en el Gobierno Federal, por lo que fue nombrado como Subdirector General de Cultura Física de la Comisión Nacional del Deporte (Conade).

En ese cargo, González Arjona fue ridiculizado a nivel nacional cuando minimizó el hecho de que Puebla careciera de representación en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, pues afirmó que «son ciclos y ahora se está trabajando para sacar deportistas, no sólo de la Olimpiada Nacional, se está trabajando con la Subdirección de Calidad para detectar nuevos talentos deportivos desde temprana edad».

Incluso, manifestó sentirse confiado en que, para las Olimpiadas de Londres 2012, se espera que vayan más deportistas, para ello se está dando un seguimiento a los atletas en todas las entidades para lograr su desarrollo.

En cuanto a los resultados obtenidos en las Olimpiadas de Beijing 2008, que hasta el momento le dan a México una medalla de bronce, González Arjona afirmó que son considerados buenos de acuerdo a la proyección que tenía la Conade.

Luego de mantenerse alejado de la política yucateca por 11 años, durante el período administrativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), nuevamente intentó fungir otra vez como Director del IDEY y, aunque no logró el puesto, tiene todo el poder para hacer lo que se le plazca, a vista y paciencia de Vila Dosal.

Claro está, goza de un excelente sueldo, además que ahora se le ve muy amigable, saludando en los pasillos del IDEY.

Asimismo, fue jurado en la elección de los Premios y Mérito Deportivo 2018 y 2019, para quedar bien con Vila Dosal y así demostrar que es un buen asesor y que la familia deportiva lo quiere y respeta.

Aunque la realidad en este último punto es otra, ya que la comunidad deportiva no lo voltea a ver, ya que es déspota, prepotente, soberbio y altanero.

Al mismo tiempo, fue quien trajo al Estado a Astrid Novelo Rosas y al cubano José Carret, por lo que permite las arbitrariedades que hunden aún más al deporte yucateco.

Aparentemente limpio

El 30 de mayo de 2018, el candidato a la Gubernatura por el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Joaquín Díaz Mena, denunció a su contrincante, el aspirante candidato del PAN, por el presunto desvío de cerca de 300 millones de pesos de recursos públicos del Ayuntamiento de Mérida.

Vila Dosal fue denunciado ante la Auditoría Superior del Estado, ya que incurrió en diversas anomalías al estar al frente de la Comuna, pero nada se le pudo comprobar, por lo que hoy es el Gobernador.

Sin embargo, González Arjona le advirtió que entregaría toda la documentación para demostrar que Díaz Mena tenía razón.

Como parte de su campaña, el hoy súper-delegado del Gobierno Federal afirmó que se debe investigar a Vila Dosal de por lo menos 21 anomalías en los contratos otorgados a igual número de proveedores del Gobierno Municipal.

Explicó que existe el antecedente de la denuncia presentada por ex funcionarios del Ayuntamiento de Mérida que documentaron la firma de contratos por más de 182 millones de pesos con empresas ligadas a militantes panistas, con familiares de empleados municipales y particulares con domicilios fiscales falsos.

Al respecto, Santiago Alamilla, exfuncionario del Ayuntamiento de Mérida, señaló que los presuntos desvíos de recursos superan los 300 millones de pesos en perjuicio del municipio.

Explicó que de acuerdo con los contratos, declaraciones fiscales, cartas de cumplimiento fiscal, actas constitutivas y reportes municipales de cuentas por pagar, en los ejercicios 2016 y 2017 se realizaron pagos o se adjudicaron contratos millonarios a 46 personas y empresas, principalmente para servicios de jardinería y limpieza de vía pública.

«En 2016 se asignaron trabajos a 26 personas y empresas por más de 82 millones de pesos y al año siguiente, en 2017, a las mismas empresas y 20 más, por 123 millones de pesos», apuntó.

De acuerdo con las acusaciones en contra de Vila Dosal, del universo de contratos, durante la gestión municipal de éste se hicieron al menos 277 pagos por un total de 29.3 millones de pesos a Jorge Carlos Novelo León, militante activo del PAN desde septiembre del 2000, que no fueron justificados.

En este caso también está involucrado Édgar Lorenzo Lizama, excandidato del blanquiazul a la Alcaldía de Dzilam, quien fue beneficiado con un contrato por 4.8 millones de pesos para el mantenimiento de parques y áreas verdes.

La administración de Vila Dosal también pago 16 millones de pesos a la empresa Cega Constructora, propiedad de César Ramón González Arjona.

Entre los beneficiados con los contratos de la administración municipal se incluye a William Felipe Pavón Avila, quien en 2017 registró contratos por 11.5 millones de pesos, también para el mantenimiento de parques y áreas verdes.

A estos contratos se suman otras irregularidades que presuntamente se registraron en los primeros años de la gestión municipal del excandidato panista a la Gubernatura.

Reciente aparición

El pasado viernes 9 se registró un evento oficial en el cual estuvo presente, junto con la Secretaria de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), Loreto Villanueva Trujillo, así como Sáenz Castillo.

Durante el evento, el Centro de Alto Rendimiento de Yucatán (CARD) del IDEY recibió mobiliario por parte de la Segey para mejorar las condiciones de sus estudiantes, toda vez que el semáforo epidemiológico les permita regresar a clases presenciales

Villanueva Trujillo entregó a este sistema semi-escolarizado 10 mesas para docentes, 18 sillas de paleta y dos sillas de paleta para zurdos.

En el evento, Sáenz Castillo indicó que esto beneficiará a 127 alumnas y alumnos del colegio, de los cuales 16 están en sexto de primaria; 76, en secundaria y 35 en preparatoria.

Además, las autoridades recorrieron las instalaciones del lugar, que se ubica en Circuito Colonias, donde está la antigua Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), muy cerca del Complejo Deportivo «Kukulcán», recinto en el que la mayoría de atletas acude a sus entrenamientos.

El CARD fue inaugurado en 2004, con la intención de que los deportistas tengan una escuela en un sistema semi-escolarizado que les permita avanzar en sus estudios y competir representando al Estado y país, con programas de estudio flexibles, para que acrediten sus materias sin dejar de entrenar, para lo cual cuenta con la supervisión de docentes capacitados y metodólogos.

Explicó que en el caso de personas que vengan de los municipios del interior del Estado, cuentan con hospedaje en dicho Centro, de forma que estudian y entrenan durante la semana y regresan a sus domicilios el sábado y domingo.

A su vez, hay un comedor que es supervisado por un grupo de especialistas en nutrición y psicología, tal como se hace en entidades de gran calidad deportiva, como Nuevo León, Jalisco, Baja California o Estado de México.

De este recinto han surgido talentos como Karem Achach Ramírez, de natación artística; José Lino Montes Góngora, de pesas, oriundo de Tekax y quien representó a México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012; Ricardo Villa Can, de tenis de mesa y seleccionado nacional; y Cecilia Dzul Cervantes, de atletismo, quien tiene un récord nacional de lanzamiento de bala.

González Arjona atestiguó el acto, ex director del IDEY y fundador del CARD en 2004, así como la directora de Alto Rendimiento, Astrid Novelo Rosas, y el jefe del CARD, Mario Baena Mendoza, además de personalidades del ámbito como Guillermo Cervera Córdoba, de esgrima; Yael Pérez Aké, de luchas asociadas; Enzo Jean Clavero, de atletismo, y Dennis Lara Escalante, de tenis de mesa.

 

Artículos Relacionados

RENÁN MIENTE A LOS MERIDANOS

Redaccion

COLUMNA DEL SOL

Redaccion

ACOSTA SOLÍS; LUJO, VIAJES Y DERROCHE

Redaccion

Deja un Comentario